La banca francesa blinda a Accor con un crédito de 560 millones de euros

La mayor hotelera europea ya ha abierto el 42% de sus 5.036 inmuebles en todo el mundo.

Sebastien Bazin, consejero delegado de Accor Hotels.
Sebastien Bazin, consejero delegado de Accor Hotels.

Francia no está dispuesta a dejar caer ninguna de sus grandes empresas y ha puesto en marcha todo un abanico de propuestas (entradas en capital, repatriación de la producción o préstamos directos) para garantizarse el control sobre los gigantes empresariales como Air France-KLM, Renault o PSA. Y también está usando el brazo de la banca para sostener a las multinacionales en problemas. Es el caso de Accor, la mayor hotelera de la Unión Europea (su primer accionista es el gigante hotelero chino Jin Jiang, con el 11,6% del capital) y la sexta más grande del mundo, con 5.036 establecimientos, que ha comunicado esta mañana el cierre de un crédito sindicado por 560 millones de euros, en el que han participado BNP Paribas, Credit Agricole, CIC, Natixis y Societe Generale.

Accor, al igual que el resto de las hoteleras, ha sufrido la abrupta desaparición del turismo, con el cierre del tráfico aéreo y el confinamiento de dos terceras partes de la población mundial en sus casas desde mediados de marzo. La Organización Mundial de Turismo estima que este año solo se contabilizarán 400 millones de turistas extranjeros en el mundo frente a los 1.400 millones de 2019. Los últimos resultados de Accor, correspondientes al cierre de 2019, reflejaban una facturación de 4.049 millones de euros y un beneficio neto de 485 millones de euros.

A lo largo del primer cuatrimestre ha implementado un programa de ahorro de costes, ha suspendido el dividendo correspondiente a los resultados de 2019 y ha retrasado inversiones. Accor asegura que con el nuevo crédito sindicato cuenta con una posición de liquidez de 4.000 millones de euros, lo que permitiría contar con caja para los próximos 40 meses en las actuales condiciones de mercado. En este difícil contexto, la hotelera empieza a ver los primeros indicios de recuperación en China, el primer mercado que se cerró al turismo en todo el mundo y el primero que se va a abrir. "El beneficio por habitación disponible está mostrando signos de mejoría, mientras que el número de hoteles abiertos en todo el mundo sigue creciendo, en Asia y en Europa especialmente en Alemania", recalca en un comunicado. De hecho ya había reabierto 250 hoteles desde finales de abril con lo que ya tenía operativo el 42% de su planta hotelera en todo el mundo (5.036 inmuebles)

 

Normas
Entra en El País para participar