El Ibex encadena seis semanas al alza y recupera los 9.200 puntos

El selectivo español firma su mejor racha en tres años

Ibex pulsa en la foto

Los inversores lograron sobreponerse al amago de corrección. Aunque las presiones por recoger beneficios siguen siendo elevadas el miedo a quedarse fuera de las subidas pude más, una corriente que se intensificó en la recta final de la semana. En una jornada marcada por el vencimiento de futuros el Ibex 35 se anotó un 0,87%, subida que le sirvió para superar la barrera de los 9.200 puntos por primera vez en 15 meses. En las últimas cinco sesiones el selectivo español avanza un 0,64% y firma su sexta semana consecutiva al alza, algo que no sucedía desde mayo de 2018.

Aunque se trata de la mejor racha en tres años en lo que a la intensidad de los ascensos se refiere el primer puesto sigue siendo para la corriente que vivió la Bolsa entre noviembre y diciembre. Durante esas cinco semanas consecutivas al alza la Bolsa española se anotó un 28,99% frente al ascenso del 7,45% actual. En lo que va año el Ibex avanza un 13,9% y está próximo a superar lo perdido en el año pandemia (-15,45%), ejercicio en que concluyó como uno de los peores índices de Europa.

Los factores que han contribuido a prolongar la corriente alcista son muy variados, pero en las últimas sesiones la relajación de las presiones inflacionistas y la mejora de los indicadores macroeconómicos han sido los que más han pesado. El último de ellos se conoció el viernes con la publicación del PMI compuesto de la eurozona que subió a los 56,9 puntos en mayo, superior a los 53,8 puntos de abril y mayor también que los 55,1 puntos que preveían los analistas, dato que viene a confirmar la recuperación.

El optimismo fue extensivo al resto de Bolsas europeas. Con una subida del 0,84% en la semana, el Mib italiano fue el índice más alcista. Le siguieron a cierta distancia el Dax alemán (0,14%) y el Cac francés que concluyó en tablas (0,02%) frente a la caída del 0,36% del FTSE británico. “Aunque algunos de los principales índices bursátiles han superado ciertos umbrales al alza, no está claro que esta tendencia se pueda mantener. La volatilidad ha vuelto a subir recientemente”, señalan en Allianz Global Investors.

Al otro lado del Atlántico el Dow Jones corregía un 0,21% mientras el Nasdaq avanzaba un 0,51%. Las cotizadas de crecimiento se han visto favorecidas en las últimas sesiones por la rebaja de las presiones inflacionistas ante la caída de las materias primas y la cierta debilidad que sigue mostrando el mercado laboral estadounidense. Como señalan desde Link Securities todo parece indicar que, si bien las empresas ya no están despidiendo, les está costando mucho contratar, lo que ralentiza la recuperación. Para la Reserva Federal el empleo es una de las variables determinantes a la hora de ajustar su política monetaria. Aunque en las actas de la pasada reunión varios de los funcionarios se mostraron partidarios de estudiar una reducción de las compras en los próximos meses para evitar el sobrecalentamiento de la economía, la fragilidad que sigue mostrando el empleo aleja el debate en el tiempo.

En la recta final de la semana el petróleo intentó recuperar parte de lo perdido en jornadas precedentes. El Brent se anotó un 2,3% y pone los 67 dólares en la diana. A pesar de este repunte, en la semana corrige un 3%, descensos favorecidos por el avance de las negociaciones entre EE UU e Irán para volver al pacto nuclear. Un acuerdo entre ambas partes supondría el levantamiento de las sanciones a Teherán y su regreso al mercado. La debilidad del dólar favorece al oro que marca máximos de enero de 2020 (1.871 dólares).

Normas
Entra en El País para participar