España crea 134.000 empleos en abril, el mejor dato desde julio

La Seguridad Social recupera los 19 millones de afiliados gracias al efecto del calendario, sin el cual pierde 9.800 cotizantes

España crea 134.000 empleos en abril, el mejor dato desde julio pulsa en la foto

La paulatina recuperación de la actividad ha deparado el mejor mes para el empleo en España, en términos brutos, desde julio pasado. Abril ha terminado con la creación de 134.000 puestos de trabajo, según las cifras de afiliación a la Seguridad Social publicadas esta mañana por el ministerio de Inclusión. El sistema recupera los 19 millones de afiliados, si bien la mejora obedece en buena medida a factores coyunturales; la afiliación media descontando el efecto del calendario y los factores estacionales, retrocede en 9.800 personas. Ha sido, de hecho, el abril con la menor creación de empleo desde 2014.

La variación interanual, por su parte, da datos positivos en la medida en que incluye ya el efecto escalón de 2020: como la gran destrucción de empleo se sufrió en abril del año pasado, en los últimos 12 meses España ha creado casi 600.000 puestos de trabajo. La afiliación, eso sí, está 200.000 personas por debajo de las cifras previas a la pandemia.

En cuanto al paro registrado, España cerró el mes de abril con 3.910.628 parados, 39.000 menos que el mes pasado, siendo el segundo decenso consecutivo. El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, ha querido remarcar esta reducción de la cifra de paro, ya que se ha conseguido sin que "el turismo haya podido desplegar toda su potencialidad económica". Además, ha recalcado que en abril, de los contratos nuevos, 164.080 fueron indefinidos, lo que supone un 12,1% del total, "cuando la media suele estar en torno al 10%".

El mercado laboral sigue, de todas formas, sin terminar de despegar, después de un arranque de ejercicio marcado por el impacto de la cuarta ola y las restricciones de actividad y movilidad. En el mes de marzo la Seguridad Social registró una caída de 45.000 afiliados en tasa desestacionalizada, más otros 30.000 en febrero. El periodo de enero a marzo se cerró con la pérdida de 137.500 puestos de trabajo, según la EPA, que rompió con dos trimestres de creación de empleo.

También evoluciona lentamente la salida de trabajadores de las suspensiones de empleo. El número de trabajadores sujetos a ERTE ha caído en abril en 36.621 personas, gracias al levantamiento de algunas restricciones. Actualmente hay 638.238 personas en suspensión temporal de empleo, de las que la mitad están empleadas en hostelería: 200.000 en bares y restaurantes y 100.000 en alojamiento, según la clasificación CNAE). En 12 meses se han recuperado casi tres millones de trabajadores, dado que abril de 2020 fue el pico de la pandemia.

De los trabajadores en ERTE al acabar abril, más de dos terceras partes, 443.000, están en suspensión total de actividad (es decir, no van a trabajar) y los 195.000 restantes, en suspensión parcial. El número de empresas con ERTE abierto es de 13.500. Si tenemos en cuenta el número de parados; el de autónomos que cobran algún tipo de prestación extraordinaria por caídas de actividad totales o parciales, el cual asciende a más de 455.000; y el de personas que actualmente se encuentran en ERTE, hay más de 5.004.000 personas afectadas.

La hostelería, no obstante, es el sector que más empleo crea en términos absolutos en marzo, con más de 40.000 afiliados nuevos, crecimiento que encaja con la lenta recuperación de uno de los sectores más castigados por las restricciones, y el más intensivo en empleo: en 12 meses ha perdido 80.000 afiiliados, el 7% del total, a lo que se suman los 300.000 empleados en ERTE. También mejora la afiliación en el comercio, en unas 10.000 personas, cifra similar a la de la construcción.

Todos los principales sectores de actividad, de hecho, registran aumentos de empleo en términos absolutos, incluidos 12.000 empleados más en el régimen agrario. La industria aumenta la afiliación en 6.600 personas.

La mejora del empleo ha llegado a todas las comunidades y a la práctica totalidad de las provincias. Las subidas más abultadas corresponden a Andalucía, con 30.000 afiliados más en parte gracias a la campaña de la fresa (Huelva crea 17.000 empleos en un mes, un 7,3% más), Madrid y Cataluña, con 21.000 nuevos afiliados cada una. Con todo, el crecimiento más rápido se registra en Baleares, donde la Semana Santa y la tímida llegada de turistas extranjeros ha elevado el empleo en 11.500 personas, un 2,75%.

Contrasta la situación con Canarias, que aún sufre la ausencia del turista extranjero y donde el empleo se ha estancado, creciendo solo un 0,16%. Es la comunidad que menos crece, y Las Palmas, una de las pocas provincias que registran caídas de empleo en el mes.

El Gobierno no atisba una posible destrucción masiva de empleo

"No detectamos una avalancha de ERE", ha señalado Pérez Rey. "No tenemos datos que corroboren una traslación de los ERTE a los mecanismos de extinción. Lo que hay son algunos ajustes significativos de personal no relacionados con la crisis sanitaria y cuya oportunidad en algunos casos es cuestionable", ha explicado. "Si hubiera una avalancha de ERE esto se traduciría en los datos de empleo y es algo que no estamos observando", ha añadido por su parte el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo.

Normas
Entra en El País para participar