Tecnología

Samsung vuelve a vender ordenadores en Europa tras el boom de estos equipos con la pandemia

La compañía, que abandonó este mercado en 2014, asegura estar mejor preparada para tomar posiciones en esta industria con portátiles que "heredan las bondades" que han logrado en el mundo del 'smartphone'

Galaxy Book Pro 360 de 15 pulgadas y el lápiz SPen de Samsung.
Galaxy Book Pro 360 de 15 pulgadas y el lápiz SPen de Samsung.

Samsung vuelve a vender ordenadores en Europa, un mercado que abandonó en 2014, un año en el que también Sony dejaba de fabricar sus conocidos portátiles Vaio. Este miércoles, la compañía surcoreana, que se había mantenido en esta actividad en Asia y Norteamérica, ha anunciado el lanzamiento tanto en España como en el resto de países europeos de una nueva familia de portátiles, que incluye tres productos: el Galaxy Book, el Galaxy Book Pro y el Pro 360.

El gigante tecnológico argumenta con dos razones su vuelta. Por un lado, el enorme tirón en la demanda de portátiles desde que el pasado año se desatase la pandemia impulsando la educación online y el teletrabajo. Y, por otro, que se encuentra mejor preparada para tomar posiciones en el mercado de ordenadores, “pues los equipos que lanzamos heredan todas las bondades que hemos conseguido en el mundo de los smartphones, y creemos que podemos ofrecer características únicas y una experiencia muy en línea con lo que ofrecemos en nuestros móviles, tabletas y wearables”, dicen los responsables de la compañía.

Sin duda, el momento elegido para volver no puede ser mejor, pues el mercado de PC vive un momento muy dulce. Samsung asegura que el mercado de portátiles creció un 24% en valor en 2020 y un 26% en unidades. Y, según Gartner, IDC y Canalys, durante los primeros tres meses de este año las ventas de ordenadores se han disparado un 32% y un 55%. La primera de estas consultoras da una cifra menor porque no incluye los Chromebooks (con sistema operativo de Google), pero si los añade, el mercado habría crecido un 47%. Según Gartner, en 20 años no había visto un dato de crecimiento tan alto.

Samsung quiere afianzar y desarrollar aún más su ecosistema de productos, pese a que viene de un mundo Android y ahora con los portátiles entra, de nuevo, en el mundo Microsoft. Los tres ordenadores que lanzan vienen con Windows y con los procesadores Intel de undécima generación.

En cuanto a los portátiles, los tres son ultraligeros, por debajo de los 18 milímetros de grosor, justo la categoría donde Samsung quiere hacerse fuerte, pues esta representó el 48% del total de mercado de PC en los tres primeros meses de este año en España. “Y venimos con una propuesta líder, pues los Galaxy Pro y Pro 360 tienen entre 11,2 y 11,9 milímetros de grosor y el Galaxy Book Pro de 13 pulgadas pesa solo 870 gramos”, añaden. Por su parte, el Galaxy Book a secas tiene un grosor de 15,4 milímetros y un peso de 1,59 kilos. Samsung explica que han podido lograr que los Pro y Pro 360 sean tan delgados porque llevan pantallas Amoled y Super Amoled, las que llevan sus móviles desde hace más de 10 años.

La compañía ha bautizado por primera vez a sus ordenadores con el nombre de Galaxy, la marca que explota en móviles y en otros dispositivos, dejando ver sus intenciones. “Estamos incorporando a los portátiles grandes innovaciones de nuestros smartphones. Además de los paneles super Amoled, también incluimos el SPen, nuestro lápiz digital propio de los Galaxy Note. Este estará disponible para los Pro 360, que son convertibles (dos en uno) para mejorar su productividad”.

Con su nueva apuesta, el gigante surcoreano también quiere conectar, dice, ambos mundos: el ordenador y los móviles y tabletas con la doble pantalla. Los usuarios de los Tab S7 podrán extender su pantalla como si tuvieran un portátil y un monitor. Así, con la integración de Link to Windows y Microsoft Your Phone (aplicaciones que se instalan en el smartphone y el portátil, respectivamente) el usuario podrá desde los portátiles Galaxy Book Pro y Pro 360 manejar tareas del teléfono porque tendrá un espejo de este en el ordenador y revisar notificaciones, acceder a fotos o mensajes y ejecutar hasta cinco aplicaciones simultáneamente desde su smartphones directamente en su escritorio. Todo a la vez. Las fotos de todos los dispositivos también podrán conservarse en un solo lugar, y podrá grabarse contenido con un smartphone Galaxy y verlo en la pantalla del portátil, donde aparecerá con el mismo formato que en el móvil, incluso con efectos especiales.

La compañía también destaca cómo gracias a la aplicación Smart Switch los portátiles y los smartphones de Samsung podrán compartir todo tipo de contenidos. “La ventaja es que todos nuestros productos se hablan entre ellos e interaccionan”, remarca la tecnológica, que asegura no planean abandonar más este negocio en Europa. “Lo que queremos es hacer una propuesta común: smartphones, portátiles, tabletas, relojes inteligentes y otros wearables. Y creemos que hay espacio en el mercado, sobre todo en la categoría de ultraligeros y productos premium”.

La multinacional no da detalles de qué cuota de mercado se ha marcado como objetivo, pero asegura que es una empresa ambiciosa y “si nos ponemos un reto vamos en serio”. El movimiento de Samsung será vigilado de cerca por Lenovo, HP, Dell y Apple, las cuatro compañías que lideran este mercado a nivel global y también en España y Europa. Acer y Asus completan el top 5 de fabricantes en la actualidad.

La nueva familia de portátiles de Samsung llega con diferentes configuraciones en cuanto a tamaño de pantalla (de 13,3 y 15,6 pulgadas), memoria (de 4, 8 y 16 GB), procesador (con el i3, i5 y i7 de Intel), y conectividad (algunos modelos en la gama Pro 360 traen 5G y Wifi 6E). Alguna variante no se comercializará en España, como es el caso de las configuraciones con el chip i3 en los modelos más premium. “La idea es ofrecer las configuraciones que entendemos que tienen más demanda en el mercado”.

Los precios de los equipos variarán también según sus prestaciones. En el caso del Galaxy Book, irán desde los 600 a los 1.000 euros, y en el caso de los Galaxy Pro y Pro 360 partirán de los 1.000 euros. La compañía, no obstante, asegura que dará los precios más detallados cuando se acerque el momento de su comercialización, que será en unos meses. 

Normas
Entra en El País para participar