Por la Audiencia Nacional

Admitido a trámite el recurso de Amazon contra la decisión de que debe someterse a la Ley Postal

La CNMC concluyó el pasado septiembre que la compañía debe cumplir la normativa del sector postal en España, al determinar que realiza labores de operador postal

Logo de Amazon.
Logo de Amazon.

La Audiencia Nacional ha admitido parcialmente el recurso interpuesto por Amazon a la resolución de la CNMC del pasado de septiembre, la cual determinaba que el gigante tecnológico debía cumplir la normativa del sector postal en España al considerar que la multinacional realiza labores de operador postal, lo que implicaba entre otras cosas, que debía someter sus tarifas al escrutinio de Competencia.

La CNMC, que tenía abierto un expediente a Amazon Spain Fulfillment y Amazon road Transport Spain, filiales españolas de la compañía dedicadas a la logística, concluyó entonces que las actividades que llevan a cabo ambas sociedades son coincidentes con las efectuadas por otros operadores postales que intervienen en el mercado de la mensajería y la paquetería, y por tanto debían quedar sujetas al cumplimiento de los requisitos que se establecen en la citada Ley Postal.

Ahora, tras la decisión de la Audiencia Nacional, que reconoce cautelares parciales en esas dos filiales, la obligación de Amazon de someterse a dicha ley queda a la espera de que el organismo judicial se pronuncie.

Tras conocerse la noticia, el gigante del comercio electrónico no ha querido pronunciarse. "No comentamos procesos judiciales en curso", se ha limitado a decir.

La acción de la CNMC se produjo tras recibir el organismo múltiples denuncias de empresas logísticas y de la patronal UNO que venían calificando de "competencia desleal" algunas actividades de Amazon. Ya entonces, la compañía dijo que estaba revisando la resolución del organismo regulador y que estaba "cooperando plenamente con la CNMC".

El organismo también informó entonces de que Amazon debía presentar en el plazo de un mes a partir de la resolución la oportuna declaración responsable ante el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. "Esta declaración responsable implica el compromiso de cumplir no solo con exigencias de la normativa postal como la protección de los datos y la privacidad de los usuarios sino con el resto de la legislación aplicable mencionada en la Ley Postal", añadió.

La resolución de la CNMC, ahora bloqueada por la Audiencia Nacional, tiene importantes implicaciones para Amazon, obligaría a la compañía a someterse a las normas de un mercado regulado y ello supondría que operaría con las mismas condiciones que Correos o Seur. La normativa postal es más garantista que la Ley de Ordenación de Transporte Terrestre a la que se somete ahora Amazon, con lo cual "facilitaría las reclamaciones de los clientes de Amazon, pues tendrían derecho de reclamación, derecho a una indemnización cuando el servicio no se preste en las condiciones acordadas, el derecho de denuncia e incluso derechos a la reexpedición y rehúse de los envíos postales", tal y como ya explicó este periódico.

Sin autorización previa

Por otra parte, la CNMC ha recordado que los nuevos operadores interesados en el negocio del envío postal o de paquetería no requieren de una autorización previa, sino tan solo tienen que presentar una declaración responsable ante las autoridades, según informa Europa Press.

Esta única obligación iría acompañada del pago de una tasa postal, estimada entre 200 y 400 euros, un desembolso que no tendrían que hacer si las empresas interesadas ya están inscritas en el registro del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana como empresa que realiza labores de transporte.

La declaración responsable, según explica el regulador, es un documento en el que la empresa de transporte declara su intención de respetar lo que establece la normativa sobre los derechos de los usuarios, así como del ámbito laboral, tributario o de la protección de datos.

De esta forma, como ya resolvió el organismo con anterioridad, las empresas VTC como Uber o Cabify no requieren de una autorización previa para realizar una actividad de transporte que conlleve el traslado de un paquete de un lugar a otro y la entrega del mismo.

Este tipo de actividades se circunscriben a la normativa postal, el mismo ámbito en el que la CNMC ha situado los repartos de Amazon, aunque sigue sin aplicarse a la entrega de comida que realizan algunas plataformas como Glovo, añade la citada agencia.

En 2020, el regulador ya requirió a Amazon a presentar esta declaración responsable en el marco del procedimiento abierto a las dos sociedades citadas del grupo con el fin de determinar si estas firmas tenían la condición de operador postal, en la medida en que realizan labores de mensajería y paquetería para dar un servicio integral a sus clientes.

Ahora, la CNMC aplicará este criterio a todas las empresas que operen en todos o algunos de los ámbitos del transporte de mensajería y paquetería, que quedarán supeditadas directamente a la normativa postal, previa presentación de la declaración responsable.

Normas
Entra en El País para participar