Allfunds: el gigante español de venta de fondos que asombra a Europa

La plataforma de intermediación se ha convertido en el gran referente del sector

Sede de Allfunds, en Madrid.
Sede de Allfunds, en Madrid.

Cuando en 2001 Santander Central Hispano (BSCH) creó un negocio de intermediación de fondos para poder ofrecer a sus clientes de banca privada los mejores productos de las grandes gestoras internacionales, nadie podía imaginar que esa nueva filial se acabaría convirtiendo en el líder absoluto en toda Europa. Allfunds, que comenzará a cotizar en Bolsa el próximo 23 de abril, ha alcanzado un volumen de activos administrados de 1,2 billones de euros, tras una fulgurante una carrera de adquisiciones, y es el gran referente en la industria de gestión de activos para conectar a gestoras de fondos con los distribuidores que venden estos vehículos al cliente final.

José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta en Abante Asesores, explica que Allfunds responde muy bien al adagio inglés de the winner take it all (el ganador se lo lleva todo). “Es una compañía que ha crecido mucho y bien. Una historia de éxito, que se ha convertido casi en un estándar de mercado para todas las gestoras. Creo que va a tener muy buena evolución”.

La compañía, con sede en Madrid, distribuye los fondos de 1.960 gestoras de todo el mundo y tiene acuerdos con 1.500 distribuidores (bancos, aseguradoras, asesores financieros, despachos de asesoramiento de ricos...).

El consejero delegado de Allfunds, Juan Antonio Alcaraz, y los principales accionistas, han tenido claro que para convertirse en el gran jugador en esta faceta de intermediación en la industria financiera había que apostar por el volumen. Para ello, en los tres últimos años han realizado importantes adquisiciones. La primera, con la absorción de NFM, el mercado nórdico de fondos de inversión, y después con la compra de las plataformas de fondos de Credit Suisse y de BNP Paribas. Si Allfunds ya era un actor relevante en Europa, con estas dos últimas operaciones duplicó su tamaño y se convirtió en líder absoluto de un mercado de por sí oligopolístico.

'Pay-out’ del 20% al 40%

Dividendo. Allfunds repartirá como dividendo entre el 20% y el 40% de su beneficio, que a cierre de 2020 fue en términos ajustados y como si estuvieran incluidos todos los negocios, como el de BNP Paribas, de 169,2 millones. Un ‘pay-out’ del 40% supondría una rentabilidad por dividendo para Allfunds en el entorno del 1%. Como banco que es, la firma está sometida a eventuales restricciones en el pago de remuneraciones. Por su tamaño, no está bajo el control del BCE, pero sí del Banco de España, que también recomienda no pagar más del 15% del beneficio de 2019 y 2020 hasta octubre. Con los eventuales excesos de capital, Allfunds acometerá compras, entregará remuneración extraordinaria o lanzará recompras de acciones.

Lucas Maruri, gestor de fondos de Bolsa europea de Gesconsult, considera que el estreno bursátil de Allfunds “es el más interesante de los que se están viendo en Europa”. El inversor destaca varias características que hacen que esta compañía sea muy atractiva:

  • La barrera de entrada que existe en un negocio así. Con el tamaño que ha alcanzado Allfunds y la infinidad de acuerdos que tiene, es difícil pensar en que un nuevo competidor pudiera hacerle sombra.
  • Su capacidad para seguir ganando cuota de mercado. Aunque en países como España, Francia o Italia maneja ya una cuota altísima, en otras geografías como Alemania, Reino Unido, o en Asia, tiene margen de crecimiento.
  • Por el modelo de negocio, a medida que los mercados financieros suben, aumenta la valoración de los fondos y las comisiones que pagan los distribuidores a Allfunds. Sus ingresos se mueven con la tendencia de mercado.

La valoración a la que comenzará a cotizar, de acuerdo con el folleto publicado el viernes, estará entre 6.600 millones de euros y 7.600 millones. “Es un rango medio bajo, creo que tiene un recorrido importante”, apunta Maruri.

Una de las dudas es qué pasará finalmente con los actuales accionistas. El fondo de capital riesgo Hellman & Fridman controla un 40,672%. “Este tipo de jugadores quiere colocar acciones a un precio muy alto, y luego ir deshaciendo su participación”, apunta Ignacio Cantos, gestor de atl Capital. En una primera fase, los accionistas solo colocarán en Bolsa un máximo del 30% del capital.

La faceta más tecnológica

Transformación. Allfunds no solo gana dinero cobrando comisiones a los bancos o asesores que quieren acceder a su gran plataforma de fondos. Desde hace unos años, la firma también ha apostado por contribuir a la transformación tecnológica y digitalización de sus clientes. La vocación es convertirse en una firma que aporte cada vez mayor valor añadido. En uno de los movimientos para posicionarse en este nicho, Allfunds compró hace tres años la valenciana Finametrix, una tecnológica que ofrece soluciones a gestoras. Por ejemplo, la firma se han encargado de facilitar que los clientes puedan contratar un fondo directamente desde el móvil, sin tener que tocar un papel ni presentar físicamente ningún documento. Además, gracias a la ingente cantidad de datos que maneja el grupo, ha empezado a ofrecer servicios de asesoramiento para diseño de carteras, tendencias de mercado, selección de productos...

Normas
Entra en El País para participar