Finanzas

BBVA se suma a una alianza europea que prevé inversiones por 430.000 millones en hidrógeno verde

La iniciativa, impulsada por la CE, instalará 40 GW en electrolizadores hasta 2030

Sede de BBVA en Madrid.
Sede de BBVA en Madrid.

BBVA se ha unido a la Alianza Europea del Hidrógeno Verde, una iniciativa impulsada por la Comisión Europea que prevé instalar 6 GW en electrolizadores antes de 2024 y 40 GW hasta 2030. La Unión Europea ve en el hidrógeno verde un motor de crecimiento para la recuperación económica tras la pandemia y el objetivo pasa por subvencionar esta industria emergente para abaratar los costes de producción, ya que en este momento se trata de una tecnología cara. En ese sentido, se estima una inversión hasta final del periodo de 430.000 millones de euros (0,4 billones) entre fondos públicos e inversión privada.

La alianza cuenta con 900 socios de diferentes ámbitos (sector público y privado, instituciones de investigación, sociedad civil, ONG y sindicatos). BBVA es el único banco español que se ha unido al proyecto, aunque dentro del sector financiero también participan Citi, Deutsche Bank, ING y Natixis. Entre la lista de empresas que ha publicado la propia CE también figuran compañías españolas como Acciona, Siemens Gamesa, Repsol, Naturgy, Iberdrola, Fertiberia, Abengoa, Cepsa o Enagás.

Para unirse, una organización debe firmar la declaración por la que se compromete a la visión compartida de la alianza y a contribuir a su trabajo operativo. Entre otras cosas, los integrantes se comprometen a ejecutar un programa de inversiones y proyectos.

La CE apuesta por el hidrógeno limpio como activo estratégico y fuente de energía que ayude a la UE a lograr una transición a una economía sostenible y a través de la Alianza Europea de Hidrógeno Verde pretende fomentar el uso de este tipo de energía como un combustible viable y competitivo en Europa.

Energía accesible

Además, esta alianza trabaja para que el hidrógeno limpio sea accesible en toda la Unión Europea y promueve el establecimiento de un mercado de hidrógeno verde que contribuya al crecimiento económico y creación de empleo.

“La transformación de la generación energética a través de la electrificación procedente de fuentes renovables es fundamental en una economía baja en emisiones de carbono. Las nuevas fuentes de energía limpia, como el hidrógeno, complementarán la estrategia anterior y jugarán un papel muy relevante en la transición de las industrias más intensivas”, explica el responsable de la Oficina Global de Sostenibilidad de BBVA, Ricardo Laiseca.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) estima que en 2030 la producción de hidrógeno limpio alcanzará 7,92 millones de toneladas al año, mientras que en 2021 se espera una producción de 0,55 millones de toneladas al año, por lo que el potencial de crecimiento es enorme.

En España, el Gobierno ya ha anunciado que destinará 1.500 millones de euros como parte del plan de recuperación europeo para impulsar el desarrollo del hidrógeno verde. De hecho, Endesa e Iberdrola ya han presentado proyectos para instalar 2 MW y 1 GW respectivamente.

Normas
Entra en El País para participar