Seguros

Línea Directa vincula el dividendo al ratio de solvencia ante su salida a Bolsa

Ficha a Bank of America, Santander y Alantra para salir a Bolsa el 29 de abril

Bankinter repartirá el 82,6% del capital a un precio por acción de 1,318 euros

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.

Después de que Bankinter anunciara la operación a finales de 2019 y con una pandemia de por medio y limitaciones de dividendos a la banca por parte del BCE, el estreno de Línea Directa ya tiene fecha oficial. Debutará el 29 de abril a 1,318 euros por acción, para una valoración total de 1.434 millones. Pese a que no se vende nada (Bankinter la reparte a sus accionistas, por lo que es un listing, no una OPV ni una OPS), la aseguradora contará con la participación de Bank of America, Santander y Alantra para su estreno en el parqué.

La última luz verde que necesitaba Línea Directa para salir a cotizar era la de la CNMV, y la ha recibido este jueves, una vez que ha sido aprobado su folleto de admisión. Bankinter repartirá el 82,6% de la aseguradora, que contará como principal accionista al que es el primer socio de Bankinter: Jaime Botín, a través de su sociedad Cartival, en la que también participan sus hijos. El inversor controlará el 19,15%, mientras que Bankinter retendrá un 17,4% y Fernando Masaveu, un 4,37%. El 59,06% restante cotizará libremente en el mercado.

Cambio en la política de dividendos

Una de las novedades que incluye el folleto es a política de dividendos. La aseguradora, que entre 2018 y 2019 ha repartido entre el 86% y el 97% del beneficio a su accionista único,  ha establecido una nueva política de retribución. Así, acordará un reparto de dividendos siempre que el ratio de solvencia II se mantenga por encima del 180%. A cierre de 2020, este era del 213%.

En todo caso, en su puesta de largo antes los analistas la semana pasada, Línea Directa anticipó que el objetivo es repartir alrededor del 70% del beneficio. Este pay out (porcentaje del resultado destinado a remunerar a los socios) se sitúa claramente por encima del 50% de la media del sector. La aseguradora competirá por el favor del mercado con Mapfre y Catalana Occidente, que ya están en el mercado.

Bankinter aprobará definitivamente la salida a Bolsa de la hasta ahora su filial aseguradora en su consejo de administración que se reunirá el miércoles 21 de abril. El último día que las acciones de Bankinter cotizarán con derecho a recibir acciones de Línea Directa sin contraprestación alguna será el 28 de abril.

El 29 de abril, las acciones de ambas compañías cotizarán ya de manera independiente, de forma que quienes compren acciones de Bankinter tanto en esa sesión como en días posteriores ya no tendrán derecho a recibir ningún título de Línea Directa. El 3 de mayo será la fecha de liquidación de las acciones de Línea Directa entregadas en ejecución a la operación. 

Línea Directa ha repartido a Bankinter un dividendo extraordinario de 120 millones de euros, y el 17,4% que mantendrá el banco en la firma quedará valorado en 249,7 millones de euros. En total, la puesta en valor de Línea Directa generará 1.000 millones de plusvalías, que el banco reservará para reforzar capital. La operación elevará en ocho puntos básicos el ratio de capital de máxima calidad.

Cada accionista de Bankinter recibirá una acción de Línea Directa, para lo que se ha ejecutado un split que haga encajar el número de acciones de ambas entidades. Línea Directa tiene 2,4 millones de acciones frente a los 1,088 millones anteriores, de las que 899.000 se repartirán. El accionista de Bankinter recibirá, así, un título valorado en 1,318 euros, lo que implica un dividendo en especie del 22,8% del capital.

Asesores

La salida a Bolsa se realiza no mediante una Oferta Pública de Venta (OPV), sino mediante un listing, procedimiento por el cual la compañía cotizará en el mercado ya con un accionariado, puesto que el banco entregará a sus accionistas la totalidad de la prima de emisión (1.184 millones de euros) en acciones de Línea Directa.

En todo caso, sí habrá asesores financieros. Aunque no hay una colocación explícita, previsiblemente habrá accionistas que quieran hacer caja, y para ello están Bank of America, quien pilota el asesoramiento, Banco Santander y  Alantra. Su objetivo será buscar inversores, igual que se haría en una colocación clásica, para evitar que se produzca un flow back, (oleada de órdenes de venta) que arrastre su cotización durante su estreno. 

Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa Aseguradora, ha señalado que  “La salida a Bolsa de Línea Directa es un paso natural dada la madurez y rentabilidad alcanzadas por la compañía. Este hito supone para nosotros un orgullo y estamos muy ilusionados por convertirnos en breve en la tercera aseguradora española que cotiza en Bolsa. En sus 26 años de historia, Línea Directa ha conseguido erigirse como un caso de éxito en el sector asegurador español. Creemos que estamos en una posición única para introducir a nuestra compañía en el mercado de valores, ya que confiamos en el atractivo de nuestra propuesta, así como en nuestro potencial de crecimiento futuro y nuestra capacidad de diversificación”. 

El órgano de administración de la compañía estará formado por Miguel Ángel Merino, Consejero Delegado de Línea Directa Aseguradora; dos consejeros dominicales, Alfonso Botín-Sanz de Sautuola y Naveda, Presidente de la compañía, y Fernando Masaveu; y cuatro Consejeros independientes (Ana María Plaza, John de Zulueta, Elena Otero-Novas y Rita Estévez) con una dilatada y destacada trayectoria profesional.

La compañía, que cuenta con más de 3,2 millones de clientes en la actualidad y una facturación anual de cerca de 900 millones de euros en primas, se sitúa como la quinta aseguradora española con más cuota de mercado en el ramo motor. Además, mantiene un fuerte posicionamiento en los ramos de hogar y salud, en los cuales crece por encima del mercado de forma recurrente.

Normas
Entra en El País para participar