EEUU puede crecer al 15% este trimestre

Repunte económico en la Euro Zona por el consumo

FILE PHOTO: U.S. President Joe Biden speaks as he participates in the virtual CEO Summit on Semiconductor and Supply Chain Resilience from the Roosevelt Room at the White House in Washington, U.S., April 12, 2021. REUTERSKevin LamarqueFile Photo
FILE PHOTO: U.S. President Joe Biden speaks as he participates in the virtual CEO Summit on Semiconductor and Supply Chain Resilience from the Roosevelt Room at the White House in Washington, U.S., April 12, 2021. REUTERS/Kevin Lamarque/File Photo REUTERS

El inicio de la temporada de publicación de resultados del primer trimestre llega con los mercados esperando un sólido crecimiento de los beneficios empresariales, lo que debe facilitar la superación de preocupaciones respecto a aumento de los tipos de interés y unos elevados múltiplos de valoración en las acciones. De hecho, los mercados lo han hecho bastante bien, habiendo la volatilidad vuelto a niveles previos a Covid y necesitaremos un ritmo saludable de mejora para mantener el impulso actual.

EE. UU. puede crecer al 15 % este trimestre

Hay que tener en cuenta que los estímulos fiscales y rápida reapertura de la economía en EE. UU. han llevado a un aumento de los tipos de interés reales ha impulsado el dólar -cuya fortaleza puede reducirse a medida que avanza el año y la recuperación se acelera en otros países-. A medida que la confianza mejora y los hogares vuelven a gastar, el crecimiento anualizado de su PIB puede llegar al 15 % este segundo trimestre y hemos aumentado la previsión de aumento de su PIB al 6,5 % para todo el año. Mientras la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, está presionando para que se apruebe en agosto el plan de infraestructura propuesto por Biden, con margen para negociar una subida del impuesto de sociedades al 25 % en lugar del 28 % inicial. Por su parte la propuesta a la OCDE de un impuesto de sociedades mínimo mundial basado en la ubicación de las ventas, traería estabilización al sistema fiscal internacional y reduciría las prácticas de evasión fiscal.

En cualquier caso, a pesar de la mejora del crecimiento y la presión de los mercados, creemos que la Reserva Federal se abstendrá de subir los tipos de interés antes de 2024. Entre otras cosas, a pesar de la reapertura mundial, hay razones, sobre todo de abundante capacidad, para esperar que el aumento de los precios del petróleo se modere a medida que avanza el año y esperamos que el barril de Brent se sitúe en 55 dólares para finales de año.

Repunte económico en la Euro Zona por el consumo

Reino Unido y EE. UU. pueden tener más de 70 % de sus poblaciones vacunadas para principios de mayo, aunque pueden pasar varios meses antes de que a Euro Zona alcance un nivel similar. De todas formas, esperamos que la Euro Zona experimente repunte económico liderado por el consumo a finales del segundo trimestre o principios del tercero,. El esfuerzo europeo de vacunación está tomando velocidad y, al ritmo actual, es posible alcanzar el objetivo de la Comisión Europea de una tasa de vacunación del 70 % para septiembre. De todas formas hacen falta más medidas de apoyo en Europa, pues nos enfrentamos al riesgo de dilatación de la implantación del Fondo de Recuperación, dado que el Tribunal Constitucional de Alemania ha frenado su ratificación. Nuestra previsión de aumento del PIB para la Euro Zona es 4,3 % en 2021 y 5,5% en Reino Unido.

Por otra parte, esperamos que el PIB de China crezca 9,3 % en 2021. Además, el aumento de la demanda mundial debe favorecer un crecimiento del 2,7 % en Japón este año.

La rotación sectorial continuará

En este estado de cosas tenemos una posición neutral en renta variable de mercados desarrollados. Pero la rápida reapertura de las economías puede estimular una mayor rotación sectorial, donde las acciones estadounidenses, dominadas por "Big Tech", pueden comportarse peor, aunque nos siguen gustando las acciones de empresas de crecimiento estructural ricas en efectivo. El caso es que consideramos que la rotación sectorial continuará y sobre ponderamos mercados cíclicos como Reino Unido y Japón. Además, las valoraciones relativas se han vuelto más atractivas en empresas de consumo básico, las cuales pueden repuntar a finales de este año en caso de que la rentabilidad a vencimiento de la deuda del Tesoro y de los mercados emergentes se estabilicen.

2,1% de rentabilidad de la deuda del Tesoro de EE. UU.

Por su parte los bonos gubernamentales está siendo cada vez más cuestionados ante el aumento de la oferta y de las expectativas de inflación. Dada la rápida recuperación y persistente apoyo de la Reserva Federal hemos aumentado previsión de la rentabilidad a vencimiento de la deuda del Tesoro de EE. UU. a 10 años al 2,1% para finales de año. Su aumento perjudica al crédito estadounidense grado de inversión. Además, infra ponderamos deuda de alta rentabilidad de EE. UU. Pero estamos neutrales en esta deuda en euros, dada su menor sensibilidad a variaciones de tipos de interés y mejor calidad.

Por otra parte, la robusta recuperación, estabilidad política y una rentabilidad a vencimiento relativamente alta nos hace considerar bonos de China. El renminbi chino seguirá siendo una poderoso ancla para otras monedas asiáticas (ex-Japón) más defensivas que otras monedas de emergentes.

Nos gustan los hedge funds impulsados por eventos

Al mismo tiempo, el aumento de la correlación entre bonos y acciones subraya la importancia de diversificar mediante activos alternativos, capital privado y hedge funds, que sobre ponderamos. Además,, la actividad de fusiones y adquisiciones está en aumento, ya que las empresas están saliendo de la pandemia con unos balances sólidos y oportunidades de compra. De hecho este es uno de nuestros temas de inversión de 2021 y al respecto nos gustan los hedge funds impulsados por eventos.

 

Normas
Entra en El País para participar