Renault plantea un ERTE en Palencia y Valladolid por la falta de chips

La medida será de aplicación hasta el 30 de septiembre.

Planta de Renault en Palencia.
Planta de Renault en Palencia.

Renault España ha planteado a los sindicatos un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para las factorías de Valladolid y Palencia ante la falta de suministro de chips.

Según ha informado la empresa, la medida será de aplicación hasta el 30 de septiembre. En concreto se van a solicitar 39 días para la fábrica de Palencia, 32 días para la planta de carrocería y montaje de Valladolid y direcciones centrales y otros 31 días para la instalación de Motores de Valladolid.

Las factorías se encontraban afectadas desde hace más de un mes por la falta suministros electrónicos y los trabajadores han tenido varias semanas de descanso con cargo a la bolsa de horas. De hecho, este mismo lunes había vuelto al trabajo buena parte de la plantilla.

La compañía ha explicado que el motivo de la decisión es la crisis mundial de abastecimiento de componentes electrónicos, que afecta desde principios de año a todo el sector de la automoción y que ha hecho mella en las factorías de la marca del rombo en Castilla y León.

Así, la dirección de Renault ha iniciado este lunes la negociación de un ERTE con la representación sindical. La próxima reunión se mantendrá este miércoles.

Renault ha subrayado que ha hecho uso hasta el momento de las distintas medidas de flexibilidad con las que cuenta para afrontar este problema, pero, "dado el agotamiento de las mismas", se ve en la necesidad de buscar una solución de estabilidad para las fábricas iniciando la negociación de un ERTE. Los sindicatos han señalado que el ERTE podría afectar a un total de hasta 9.159 trabajadores.

Normas
Entra en El País para participar