Mercados

Enseñanzas aprendidas en los últimos 12 meses

Tras un año de pandemia los mercados financieros han recuperado todas las pérdidas registradas en un primer momento

Enseñanzas aprendidas en los últimos 12 meses

Hace algo más de un año los mercados se desplomaron como consecuencia del inicio de una pandemia global que desgraciadamente todavía sufrimos. Ahora bien, los mercados financieros han recuperado todas las pérdidas registradas en un primer momento y hoy los índices bursátiles de los principales países cotizan por encima de los niveles registrados hace un año.

Una vez que ha pasado el “temporal” financiero, consideramos que es el momento de la reflexión.

¿Qué hemos aprendido en los últimos meses desde un punto de vista de gestión? Sin duda alguna y dado lo extraordinario de los últimos meses, ha habido muchos elementos que merecen nuestra atención, algunos de los cuales son:

  • Invertir, no sólo en los mercados financieros sino también en la economía real, lleva implícito la asunción de riesgos, algunos conocidos – los menos importantes- y sobre todo algunos riesgos no conocidos. Por ello, debemos exigir a nuestras inversiones una rentabilidad adecuada. Conviene recordar esta idea en un mundo donde las rentabilidades exigidas y esperadas están en mínimos históricos, como consecuencia de la bajada en tipos de interés.
  • La liquidez de los mercados, siendo una característica muy positiva de los de los mercados financieros lleva asociado un elemento negativo para algunos inversores como es la monitorización cuasi-diaria de la cartera que puede provocar una toma de decisión de inversión equivocada. Lo que nos lleva a una tercera enseñanza:
  • La necesidad de tener opinión propia, ser contrario a veces al consenso del mercado. No era fácil aumentar nuestras inversiones en marzo en petroleras, bancos o inmobiliarias en octubre y todas ellas han subido más de un 50%. Para tener opinión propia es imprescindible tener un equipo potente de análisis y es lo que hemos hecho en Renta 4 Gestora en los últimos años.
  • “La capitulación de los bancos centrales”. Ya hablamos años anteriores de la actuación de los bancos centrales y este año hemos comprobado cómo han dado un paso más en su estrategia de apoyar a la economía. No es descartable (de hecho, ya lo están haciendo) que ante un repunte de rentabilidades, limiten esa subida de tipos de interés con mayores compras de bonos del Estado.

Estamos en mundo de ganadores y perdedores y está crisis ha acentuado está tendencia. El cambio tecnológico que estamos viviendo tiene implicaciones en la gran mayoría de sectores, con un impacto deflacionista en muchos de ellos a consta de algunas empresas que se benefician de ello. Por ello, esa gran disparidad de retornos registrados.

Un enfoque global de la cartera es una condición necesaria para nuestra cartera ya que desgraciadamente España/ Europa no es el área donde esperamos mejores noticias.

En línea con lo anterior, un enfoque global de la cartera es una condición necesaria para nuestra cartera ya que desgraciadamente España/ Europa no es el área donde esperamos mejores noticias.

Un año tan nefasto y extraordinario como el pasado nos ha permitido aprender de nuestras compañías como nunca antes. Este 2020 hemos hecho un auténtico master. Ante una situación difícil, extrema en algunos sectores hemos podido estudiar la reacción de las compañías, su flexibilidad, la rapidez de los equipos gestores, toma de decisiones acertadas o no, poder de negociación con clientes/proveedores… es definitiva, intentar medir la calidad de nuestras inversiones, algo que nos obsesiona cada vez más y a cuyo análisis dedicamos la mayor parte del tiempo para la toma de decisiones.

 

Normas
Entra en El País para participar