Bolsa

Los derechos de la ampliación de Cellnex se desploman un 26%

La operadora de torres de telefonía cae un 4,68% en Bolsa

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez
El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez EFE

Cellnex se ha convertido hoy en el farolillo rojo del Ibex y ha arrastrado a los derechos de su ampliación de capital. La compañía ha registrado una caída del 4,68% en Bolsa, hasta los 42,34 euros por acción, provocando un efecto en cadena en sus derechos.

Sus derechos, que cotizan desde el pasado jueves, han registrado un fuerte desplome del 25,99% en la jornada, hasta situarse en 2,34 euros, para ajustar el precio de las nuevas acciones, que se sitúa al cierre de la jornada en 42,25 euros por título. Es decir, a cierre de hoy es un 0,2% más barato entrar en Cellnex a través de sus nuevas acciones que a través de las viejas. 

Cellnex activó el pasado jueves su cuarta ampliación de capital desde marzo de 2019 con la que recaudará 7.000 millones de euros para seguir creciendo. Los accionistas cuentan desde ese día con títulos y derechos en sus cuentas de valores. Para comprar 19 de las nuevas acciones, a un precio de 36,33 euros por acción, se requieren 48 derechos.

La operación, asegurada al 100%, contará con la participación de 22 bancos que garantizarán que salga adelante: JPMorgan, Barclays, Goldman Sachs y BNP Paribas son los coordinadores, pero están escoltados por otras 18 entidades. Son Banco Santander, CaixaBank BPI, Deutsche Bank, Morgan Stanley, Mediobanca, Société Générale, BBVA, Banco Sabadell, Crédit Agricole, Intesa Sanpaolo, Mizuho Securities, MUFG, SMBC Nikko, UniCredit, ING, RBC y Natixis se arremangarán para captar inversores. Además, AZ es el asesor financiero de la compañía.

En los últimos días y al calor de esta ampliación, los inversores bajistas se han posicionado en el capital de Cellnex. Entre todos, alcanzan ya el 2,63% del capital de la compañía, una participación que a precios de mercado supera los 770 millones de euros. BNP Paribas ha aterrizado en el capital de la operadora de torres de telefonía con una apuesta bajista del 0,61%, según ha comunicado a la CNMV, convirtiéndose en la segunda mayor apuesta en contra del valor. Días antes desembarcaba también el hedge fund D. E. Shaw con un 0,5% del capital.

Junto a ellos se sitúan otros dos fondos: AQR Capital y Citadel Europe. El primero ha elevado su apuesta en contra de la compañía hasta el 0,92% desde el 0,8% previo, y Citadel suma un 0,6% del capital, por encima del 0,43% previo.

Normas
Entra en El País para participar