Renta fija

Andalucía da mandato a la banca para emitir su primer bono verde

El País Vasco y Santander centran la atención del mercado con la emisión de bonos a 11 y cinco años

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Efe

Andalucía prepara su estreno en la emisión de deuda verde. La Junta ha dado mandato a BBVA, CaixaBank, Credit Agricole, HSBC y Santander para la venta de un bono con la etiqueta verde a 10 años. El 23 de febrero, el ejecutivo andaluz ratificó sus planes de endeudamiento para 2021 por un valor de 6.371 millones, una cuantía que estará sujeta a posibles cambios en función de las necesidades de financiación y la evolución de la economía. La mayor parte de importe, unos 3.501 millones correponderán a los préstamos directos del Estado a través del fondo de Facilidad Financiera. Los 2.870 millones restantes se obtendrán a través del mercado de capitales.

A la espera de que se formalice esta operación, hoy la atención la centra el País Vasco. Un día antes de que el Tesoro efectúe la primera subasta de abril y del segundo trimestre, hoy el País Vasco sale al mercado. La colocación del gobierno vasco se produce un mes después de que la región captara 200 millones en deuda a 50 años. Siguiendo la corriente imperante en los tres primeros meses del año, las emisiones a largo plazo entre los organismos públicos continúan siendo la corriente predominante. En esta ocasión el País Vasco ha adjudicado 1.000 millones en bono a 11 años. La demanda ha alcanzado los 3.250 millones, superior a los 622 millones que registró en la emisión del mes de marzo. El apetito mostrado por los inversores ha ayudado a rebajar el coste de emisión. La operación se ha cerrado a nueve puntos básicos sobre la referencia del Tesoro, dos menos a lo inicialmente previsto. BBVA, Norbolsa, CaixaBank, Deutsche Bank, HSBC y Santander han sido las entidades colocadoras.

A mediados de marzo y unas semanas después de la primera colocación de 2021, el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco adelantó que la comunidad pretende vender este año 1.000 millones en deuda sostenible, una estrategia en la que la región lleva años inmersa pero que ha cobrado una relevancia especial desde el estallido de la pandemia.

Pero las emisiones de este miércoles no se limitan a la esfera pública. Hoy Santander prueba suerte con una emisión a cinco años de deuda sénior no preferente en libras. La entidad que preside Ana Botín ha captado 600 millones de libras (unos 697 millones de euros). El interés que despierta el papel de la entidad entre los inversores se ha reflejado en la demanda que ha alcanzado los 900 millones de libras (1.045 millones de euros). Esto ha permitido al banco rebajar el coste. La operación se ha cerrado con un diferencial de 122 puntos básicos frente a los 125 puntos básicos con los que partía. Lloyds, NatWest Market, Nomura, RBC Capital y Santander han sido las entidades colocadoras. En lo que va de año las emisiones sénior preferentes y sénior no preferentes son las predominantes entre los bancos españoles. Hasta la fecha Santander ha captado 1.250 millones de euros en el primer tipo y otros 1.000 millones de euros en el segundo.

Normas
Entra en El País para participar