Los planes de empleo también ahorran con indexados

Grandes gestoras la utilizan de manera táctica

Los planes de empleo también ahorran con indexados

Hay mucha más gestión pasiva de lo que se dice en los planes de pensiones. Esta afirmación, hasta hace poco incluso avergonzante ya que suponía que los responsables en vez de gestionar activamente las carteras se limitaban a ver cómo se comportaba un índice, comienza a normalizarse.

Y por normalizar nos referimos sobre todo a que muchas estrategias de ahorro para la jubilación de numerosas entidades eligen activamente fondos indexados o ETF para aportar diversificación a sus carteras. Los hay que solo en parte o por completo.

La gestión automatizada llega a los vehículos
de empresa

Por ejemplo, Evo Banco, que lanzó a finales de 2020, junto al gestor automatizado Finizens y la gestora de pensiones de la aseguradora Caser, tres planes de pensiones individuales que utilizan vehículos de inversión indexados, principalmente ETF y fondos de gestoras líderes en este tipo de estrategias como Black­Rock, Vanguard o Amundi.

También en los planes de empleo, aquellos promovidos por empresas, se usan hoy en día las posibilidades que ofrece la gestión pasiva. Por ejemplo, Cristina Gómez, analista de inversiones de Ibercaja Pensión, señala que la utilizan en los planes colectivos de la casa “de una forma táctica pero no estructural, como complemento a la gestión activa. El principal objetivo es aprovechar su liquidez y bajos costes para poder entrar y salir del mercado ágilmente, de esta forma podemos reequilibrar cartera en momentos de volatilidad o hacer apuestas sobreponderando o infraponderando un determinado activo en un momento puntual”, indica esta experta.

En Ibercaja usan este tipo de fondos en momentos de volatilidad

Dentro de las carteras de la gestora de pensiones de Ibercaja “utilizamos tanto ETF como derivados, cuando son lo suficientemente líquidos. Además, en productos pequeños, nos permiten conseguir una mayor diversificación”, añade.

La cifra

3,84% es la rentabilidad media de los planes de empleo a 10 años. Los vehículos de pensiones individuales rinden menos que los colectivos. Los primeros ganan un 3,1% anualizado en la década, según Inverco.

“La gestión indexada se utiliza en planes de empleo prácticamente desde que existe”, aseguran fuentes de Indexa Capital. Este gestor automatizado ha querido rizar el rizo y ofrecer planes de pensiones colectivos que solo invierten en ETF indexados.

El producto, lanzado en noviembre del año pasado bajo la denominación Indexa Empleo, añade personalización de la inversión en función de la edad de cada partícipe –sigue una estructura de ciclo de vida para modular el riesgo en función de la cercanía de la jubilación–, diversificación global y bajas comisiones, esta última una de las ventajas exhibidas siempre por los vehículos de gestión pasiva.

El peso de estas estrategias en las carteras de VidaCaixa es solo marginal

“Se trata del primer plan de empleo con ciclo de vida y contratable online en España”, resumen en Indexa Capital, que ha diseñado el producto en colaboración con Caser, y que va dirigido a cualquier empresa, sin número mínimo de empleados. De momento, se han adherido 17 compañías.

Utilización marginal

Pero no todas las grandes gestoras son partidarias de incluir este tipo de gestión. Dentro de los grandes planes de empleo gestionados por VidaCaixa, por ejemplo, los instrumentos indexados o de gestión pasiva tienen “un peso marginal en las carteras”, explican. La razón es que su estilo de inversión se apoya en cuatro pilares, siendo precisamente la gestión activa el primero, acompañado de diversificación, arquitectura abierta y sostenibilidad, subrayan fuentes de la entidad.

Si bien es cierto que el modelo de arquitectura abierta se utiliza para adquirir exposición a los principales activos de la estrategia de inversión elegida, “el objetivo es lograr una rentabilidad a largo plazo superior a los índices de referencia a través de la selección de los mejores fondos”.

A eso se añade, según VidaCaixa, que sus fondos de pensiones de empleo “han optado por diversificar la cartera en activos alternativos (capital riesgo, inmobiliario, infraestructuras, deuda privada), donde la gestión pasiva no llega y la selección de los mejores gestores es clave para alcanzar un rendimiento superior al ofrecido por los mercados cotizados”. Por todo ello, concluyen que la inversión en instrumentos de gestión pasiva no es relevante en los planes de empleo.

Cambios para su impulso

Gobierno. El Ejecutivo de Pedro Sánchez decidió modificar las aportaciones a los planes de pensiones, dejando el límite máximo a los individuales en 2.000 euros. En cambio, con el propósito de incentivarlos, en el caso de los planes de empleo se puede aportar hasta 8.000 euros anuales, la misma cantidad susceptible de beneficiarse en la declaración de la renta.

Ayudas. El sector quiere que para compensar la previsible caída de aportaciones en los planes individuales, que cifra en el 30%, el Estado ofrezca ayudas de unos 580 millones de euros para promover los planes colectivos.

Normas
Entra en El País para participar