Covid-19

AstraZeneca publicará más datos de eficacia de su vacuna tras la reprimenda de EE UU

Una agencia americana asegura que los datos presentados por el laboratorio están desactualizados

AstraZeneca publicará más datos de eficacia de su vacuna tras la reprimenda de EE UU

AstraZeneca publicará los resultados actualizados de su último ensayo de su vacuna del Covid-19 en 48 horas posteriores a que una agencia de salud de EE UU dudaran de los datos de eficacia proporcionados el lunes por el laboratorio británico, señalando que esa información estaba desactualizada, recoge Reuters. La rara reprimenda pública marca el último revés para la vacuna, que ha sido aclamada como un hito en la lucha contra la pandemia, pero en los últimos meses ha sido perseguida por incertidumbres sobre su efectividad y posibles efectos secundarios.

AstraZeneca asegura que los resultados que publicó el lunes que le dieron a la inyección una tasa de eficacia del 79% se basaron en un análisis intermedio de datos hasta el 17 de febrero y que ahora "interactuará de inmediato" con el panel que monitorea el ensayo para compartir su análisis completo. Según la farmacéutica, los nuevos datos son consistentes con el informe provisional dado a conocer en una nota de prensa.

La nueva polémica llega por un extraño comunicado de prensa del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, en sus siglas en inglés) de EE UU, que en la noche del lunes  había expresado su preocupación de que la compañía pudiera haber dado una visión incompleta y desactualizada de la efectividad de la inyección, según el comité encargado de garantizar la precisión del ensayo.

Este país se encuentra en el proceso de revisar el producto del laboratorio británico, sin haber dado todavía su autorización de uso.

Anthony Fauci, director del NIAID, afirmó que todo el asunto fue un error no forzado realmente desafortunado. "Es muy probable que esta sea una vacuna muy buena y este tipo de cosas no hace nada más que realmente arrojar algunas dudas sobre las vacunas y puede contribuir a la incertidumbre", aseveró en ABC News. "Los datos son realmente bastante buenos, pero cuando los incluyeron en el comunicado de prensa no eran del todo precisos", añadió.

Cabe recordar que el NIAID es impulsora de la vacuna comercializada por Moderna y que en EE UU, de momento, solo hay autorizadas alternativas de empresas estadounidenses, ya que también se distribuye la de Pfizer y la de Janssen (grupo Johnson & Johnson). En Europa, la versión de AstraZeneca está aprobada desde enero. Concretamente, este producto ha obtenido una autorización de comercialización condicional o de uso de emergencia en más de 70 países.

Sin embargo, las nuevas dudas sobre la eficacia de la inyección coinciden con su lanzamiento en decenas de países y nublan el cronograma para su autorización de uso de emergencia en los Estados Unidos.

El estudio de AstraZeneca en EE UU, todavía sin publicar en una revista científica, muestra que además de ser un 79% efectivo para detener la enfermedad sintomática, es 100% efectiva contra formas graves o críticas de la enfermedad y no planteó un mayor riesgo de coágulos sanguíneos.

"Se trata de un acto extraordinario. Los informes negativos sobre esta vacuna no se detienen, aunque mi valoración es que es bien tolerada y segura, pero claramente menos eficaz que las dos vacunas de ARNm", afirma Peter Kremsner, del Hospital Universitario de Tubinga (Alemania), ciudad donde tiene sede la empresa BioNTech, que desarrolló junto a Pfizer su vacuna de ARN mensajero.

Las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna, que utilizan la llamada tecnología de ARNm ofrecen tasas de eficacia de alrededor del 95% cada una.

La confianza en la vacuna se vio aún más afectada este mes cuando más de una docena de países, principalmente en Europa, suspendieron temporalmente la inyección después de que los informes la relacionaran con un trastorno poco común de la coagulación de la sangre en un número muy reducido de personas. Aun así, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) afirmó la semana pasada que el producto es seguro.

Los últimos datos del ensayo, que aún no han sido revisados por investigadores independientes, se basaron en 141 infecciones entre 32,449 participantes.

Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, afirma que la solicitud de datos actualizados por parte de EE UU puede tener que ver con lecturas de eficacia de casos recientes, que pueden incluir nuevas variantes y, por lo tanto, tasas de protección más bajas. "Las otras vacunas también pueden mostrar una eficacia tan reducida y no sabemos cuánto. No me preocupa particularmente a menos que hayan encontrado un problema de seguridad que se estaba ocultando, lo que no parece ser el caso", añade.

La vacuna AstraZeneca se considera crucial para abordar la propagación de Covid-19 en todo el mundo porque es más fácil y barata de transportar que las vacunas rivales.

Normas
Entra en El País para participar