Las navieras lanzan un SOS para recuperar los cruceros internacionales en España

Piden al Estado y a las autonomías que levanten las restricciones de cara al verano.

Vista del Mein Schiff 2, el primer barco que operará cruceros en Canarias desde noviembre.
Vista del Mein Schiff 2, el primer barco que operará cruceros en Canarias desde noviembre.

Doce meses después del estallido de la crisis del coronavirus, las navieras han lanzado un SOS para que el Gobierno central y las autonomías levanten las prohibiciones que mantienen para que los cruceros con itinerarios internacionales atraquen en puertos españoles. “Entendemos que ya es el momento para aceptar cruceros internacionales. Si hay llegadas en avion es el momento también de aceptar barcos”, resalta Alfredo Serrano, director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros en España (CLIA, por sus siglas en inglés), que cuenta entre sus miembros con gigantes como Royal Caribbean, Carnival, MSC Cruceros, Norwegian Cruise Lines o Costa Cruceros.

Una reivindicación que se produce en la misma semana en que Alemania ha reanudado los vuelos con Baleares y Comunidad Valenciana en Semana Santa, toda vez que ambas autonomías han salido del mapa de riesgo de Alemania. Esa decisión ha disparado las peticiones de asientos, con más de 40.000 plazas en el caso del turoperador germano TUI y de 300 aviones fletados por Eurowings, la aerolínea lowcost de Lufthansa.

Avisan del riesgo de perder clientes frente a Alemania, Italia o Grecia

El director general de CLIA avanza que ya ha podido constatar el interés de algunas autonomías por abordar la posibilidad de aprobar cruceros de cabotaje, que unen dos puntos de un mismo país y que pueden ser operados por empresas extranjeras. De hecho, los únicos barcos que están navegando en España desde diciembre son los de tres compañías extranjeras (TUI Cruises, Hapag Lloyd y Aida), que han transportado a 70.000 pasajeros en esa época entre distintos puntos de origen y destino dentro de Canarias. Una opción que servirá para ganar clientes y recuperar empleo, aunque Serrano considera que es prioritario retomar los cruceros internacionales por la pérdida de viajeros que España está sufriendo respecto a otros países, como Alemania, Italia, Malta o Croacia, que están operando desde agosto. “En el pasado hablamos del turismo prestado por los problemas en países como Turquía, Túnez o Egipto a a partir de 2012. Si no se actúa rapidamente, este verano puede suceder lo contrario”, precisa.

Geolocalización

Y el principal elemento de defensa de las navieras son los estrictos protocolos de seguridad desarrollados por las navieras para evitar contagios y generar confianza entre los clientes. Uno delos más detalladas es el de MSC Cruceros. “La tripulación se somete a test y cuarentena antes de operar. Las excursiones son en burbuja social, los conductores y guías han tenido que pasar un test negativo, todo pasajero que se salga de esa burbuja social no podrá regresar al barco y se le denegará el embarque y todos están permanentemente geolocalizados con las pulseras, con lo que nos permite un rastreo de sus movimientos”, señala Fernando Pacheco, director general de MSC Cruceros. “Los resultados han sido buenos y eso ha permitido poner en marcha un segundo barco MSC Seaside un segundo barco con el mismo protocolo"

En esa misma línea, Godja Sönnichsen, portavoz de Tui Cruises, recalcó que tienen tres barcos operando desde julio de 2020 y que hasta la fecha se han hecho 100 cruceros en Grecia, España y Alemania, con tan solo 10 casos de coronavirus entre 78.000 clientes. “Hemos reducido al mínimo la ocupación, con tan solo un 60% de las plazas disponibles. El protocolo es eficaz y seguro, ya que nos ha permitido hacer 24 cruceros y ofrecer vacaciones a 26.000 pasajeros. Los clientes confían en nuestro producto y eso nos ha llevado a que sigamos operando unas semanas más allá de Semana Santa. La seguridad de los huéspedes y de la población de destino es una prioridad y contamos con un mini laboratorio en el barco para hacer pruebas diagnósticas in situ”.

¿Se quedará Royal Caribbean con las rutas de Pullmantur?

Clientes. Empresas y sindicatos alcanzaron un acuerdo la pasada semana para cerrar el ERE en Pullmantur, mediante el que serán despedidos de forma progresiva 320 empleados, el 95% de la plantilla. En el último año completo de actividad, la crucerista transportó a 400.000 clientes, de los que prácticamente un tercio fueron pasajeros españoles

Rutas. Fuentes sindicales por Cinco Días, contrarias a pactar cualquier regulación de empleo en Pullmantura, remarcan que el cierre del ERE con acuerdo por parte de los trabajadores supuso el triunfo del asalto de Royal Caribbean sobre su participada Pullmantur (posee el 49% del capital) para descapitalizarla (mandó al desguace sus barcos y ha despedido a casi toda su plantilla) “con el objetivo de quedarse con las rutas y los clientes “.

Normas
Entra en El País para participar