Alemania permitirá volar a Baleares desde el domingo sin test negativo ni cuarentena

TUI elevará la capacidad de su flota ante el más que previsible repunte de la demanda

 Imagen de archivo de un vuelo operado por TUI.
Imagen de archivo de un vuelo operado por TUI.

Los confinamientos puestos en marcha en España para reducir las tasas de contagios desde enero han surtido efecto dos meses después. Pese a que la gran mayoría de hoteleros daban por perdida la Semana Santa, el anuncio del Ejecutivo alemán de sacar de la lista de zonas de máximo riesgo a seis comunidades autónomas (Baleares, Valencia, Extremadura, La Rioja, Castilla-La Mancha y Murcia) a partir del próximo domingo día 14 implica que los viajeros no tendrán que contar con un test negativo en el aeropuerto de llegada ni pasar una cuarentena de 10 días en el caso de que diera positivo. Un balón de oxígeno para esas comunidades y especialmente para Baleares por dos razones.

La primera es que Alemania representa un 56% del turismo que llega al archipiélago y esa decisión se produce en un momento en el que la gran mayoría de destinos competidores de sol y playa están cerrados o con restricciones. La segunda es que el levantamiento de la prohibición puede provocar un efecto en cadena con la reapertura de hoteles, restaurantes, bares o transporte, con el impacto que eso puede tener en términos de empleo.

En 2019 llegaron a Baleares 13,68 millones de turistas extranjeros, de los que 7,5 procedieron de Alemania, un dato que avala la importancia del mercado alemán. Conscientes de la necesidad de reactivar los flujos turísticos entre España y Alemania, una delegación del gobierno de Baleares, encabezada por la presidenta autonómica Francina Armengol, se reunió el pasado lunes con el director financiero de TUI, Sebastian Ebel, para negociar la apertura de un corredor turístico entre el archipiélago y Alemania. En esa reunión, en la que también estuvo presente Carmen Riu, consejera delegada de Riu Hoteles, Ebel transmitió la necesidad de seguir controlando el virus (la tasa de contagios ya estaba situada por debajo de los 50 casos por cada 100.000 habitantes) y de extremar las condiciones de seguridad.

Si se cumplían esas condiciones, Ebel vaticinó un fuerte repunte de las llegadas en las próximas semanas.“TUI está listo para dar respuesta a esta demanda y a las reservas de último minuto. Estoy convencido de que Baleares hará todo lo posible para ser unos buenos anfitriones este verano”. La falta de control sobre el virus durante la temporada alta de 2020 provocó que el Reino Unido estableciera la prohibición de viajar al archipiélago a finales de julio y que Alemania, el principal mercado emisor de donde proceden más de la mitad de los viajeros de Baleares, hiciera lo mismo a mediados de agosto.

Normas
Entra en El País para participar