Coches eléctricos, baterías y pymes de la construcción, alternativas para salvar Nissan Barcelona

La mesa para la reindustrialización de las plantas catalanas recibe 17 propuestas con garantías

Propuestas reindustrializacion Nissan Barcelona

La comisión de trabajo para la reindustrialización de las plantas de Nissan Motor Ibérica ha recibido un total de 35 proyectos para dar una segunda oportunidad a las plantas de la compañía japonesa en Barcelona, aunque son 17 los que han presentado una carta de intenciones que da garantías a su formalidad.

Entre esta casi veintena de propuestas, las que se consideran que tienen más posibilidades de materializarse, se encuentran desde el emsablaje de vehículos eléctricos, la fabricación de baterías, hubs [centro de operaciones] hasta pymes del sector de la construcción o del transporte, según han informado fuentes sindicales a CincoDías. Las mismas fuentes aseguran que no se ha puesto sobre la mesa el nombre de las empresas que han presentado las alternativas.

No obstante, según fuentes conocedoras de las negociaciones, la mayoría de propuestas se centra en la fabricación de vehículos de energías alternativas.

Según ha informado la comisión, integrada el Gobierno, la Generalitat de Cataluña, la dirección de Nissan Motor Ibérica y sindicatos, tan solo estos proyectos tienen derecho a recibir el cuaderno de venta [con información sobre posibles líneas de ayuda y financiación] las de las factorías de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca.

Durante la reunión de la comisión de este jueves, la consultora KPMG ha facilitado a los sindicatos algunos datos como el nivel de inversión, las plantas que ocuparían y el empleo que podría generar cada proyecto, así como la madurez de cada propuesta.

El secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco, ha trasladado en el encuentro "el impacto positivo" que podría tener para la reindustrialización de Nissan las recientes noticias sobre la intención del Gobierno de impulsar la creación de una fábrica de baterías en España.

Blanco ha vuelto a asegurar que la reindustrialización de las tres plantas de Nissan en Barcelona es "una prioridad" para el Ejecutivo español. Por su parte, la directora general de Industria de la Generalitat, Matilde Villarroya, ha destacado que deben priorizarse los proyectos industriales del sector de la automoción.

La mesa ha acordado también un calendario de trabajo en el que se insiste en situar el 31 de marzo como fecha tope para cerrar la recepción de proyectos, con una carta de intenciones firmada, mientras que la selección se realizará entre el 1 de abril y el 31 de mayo.

A continuación se prevé que la presentación de las ofertas vinculantes se haga entre el 1 de junio y el 15 de julio, y que del 1 de agosto al 30 de septiembre se lleve a cabo la negociación de Nissan con las empresas seleccionadas sobre sus activos, así como las conversaciones sobre las condiciones de trabajo con los sindicatos.

Tanto la comisión como KPMG no descartan que, antes del 31 de marzo, aumente el número de proyectos interesados. Los comités, que califican ahora de positivo el ritmo de trabajo de la mesa, han afirmado que es necesario cumplir con este calendario para que los trabajadores tengan tiempo suficiente para tomar una decisión antes del final de la actividad de Nissan, el 31 de diciembre.

LG Chem, la francesa Schneider Electric y la sueca Inzile han mostrado interés por los terrenos, pero no hay nada cerrado. La Generalitat respalda un proyecto para construir una planta de producción y reciclaje de baterías, denominado Battery Hub y que busca captar 6.800 millones de los 140.00 que recibirá España del plan Next Generation UE.

La cifra total de despidos si no llega un inversor es de 2.525 personas, después de que la multinacional nipona decidiese mantener el centro de recambios de El Prat, donde trabajan unas 110 personas, y se abriera a dejar fuera del expediente a otras 400 personas: 300 del centro de I+D y 100 del área de compras.

Normas
Entra en El País para participar