Hiperbaric desarrolla el primer compresor español de hidrógeno verde con altas presiones

Se instalará en una estación de servicio de Puertollano y empezará a funcionar en verano

Andrés Hernando,consejero delegado de Hiperbaric.
Andrés Hernando,consejero delegado de Hiperbaric.

La empresa burgalesa Hiperbaric, especializada en máquinas de altas presiones, ha presentado esta mañana el primer compresor de hidrogeno con altas presiones fabricado con tecnología 100% española, y que se instalará en una estación de servicio que el Centro Nacional del Hidrógeno tiene en sus instalaciones en Puertollano. La compañía prevé que estará en funcionamiento a finales de este verano.

Andrés Hernando, consejero delegado de Hiperbaric, ha recalcado durante la presentación que la consecución de esta máquina va a suponer un hito en la hoja de ruta del hidrógeno verde en España. “Este es el primer compresor de tecnología española y en el mundo hay pocas empresas, apenas se pueden contar con los dedos de una mano, que compriman el hidrógeno a 1.000 bares. Es el primer paso para participar en la nueva agenda del Gobierno español, que prevé que haya 150 hidrogeneras en España en 2030, y en la de la Comisión Europea, que augura que haya 3.000 en esa misma fecha”. La consecución de este compresor servirá también, según Emilio Nieto, director del Centro Nacional del Hidrógeno, para reducir la elevada dependencia de las empresas nórdicas y alemanas, “que son las que controlan el mercado y que tienen capacidad para fijar precios y condiciones”

Hernando explica que el hidrógeno es una molécula muy pequeña y que es necesario comprimirla "para esquivar los problemas de almacenamiento y al mismo tiempo lograr una mayor autonomía". Los modelos que funcionan con pila de hidrógeno y que comercializan fabricantes asiáticos como Toyota o Hyundia se recargan a 750 bares, pero esa presión irá subiendo en el futuro ante las mayores necesidaddes de los clientes.

Hiperbaric emplea a 120 personas, prevé facturar 60 millones de euros este ejercicio y el 95% de su producción está centrada en la fabricación de máquinas de alta presión para alimentos. “La irrupción de la movilidad sostenible nos ha llevado a crear una nueva línea de negocio, ligada a los compresores de hidrógeno, y prevemos que en el futuro puede llegar a tener un peso tan importante como el de la industria de la alimentación”.

Normas
Entra en El País para participar