Andalucía y Cataluña manejarán el 40% del fondo peninsular de ayudas directas a pymes

Canarias y Baleares recibirán 2.000 millones y el resto 5.000

Las gestiones pendientes amenazan con demorar los pagos

Las autonomías podrán moldear el sistema de reparto de los recursos entre las firmas

Ayudas directas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La medida estrella del plan de rescate empresarial aprobado el viernes por el Gobierno, el fondo de 7.000 millones de euros en ayudas directas a pymes, será gestionado por las autonomías mediante un sistema de reparto que previsiblemente concentrará el 40% de los recursos para la península en Andalucía y Cataluña.

Así se deriva del sistema de reparto de los fondos anunciado el viernes por la ministra de Hacienda, y portavoz del Ejecutivo, tras el Consejo de Ministros extraordinario que lo aprobó. De los 7.000 millones, 2.000 se reservan para Canarias y Baleares por su especial dependencia del turismo, uno de los sectores más vapuleados por la pandemia.

Los 5.000 millones restantes se distribuirán entre el resto de comunidades siguiendo los criterios aplicados en la canalización de los 10.000 millones del fondo europeo ReactEU a comienzos de año. El sistema, que ya fue criticado especialmente por las regiones que gestiona el PP, establece el flujo de recursos función del impacto de la pandemia en la riqueza autonómica, y del golpe de la crisis en su desempleo a escala general y el juvenil.

Aunque el reparto definitivo del paquete de ayudas dependerá de los datos actualizados, una primera aproximación puede obtenerse a partir del reparto porcentual de los fondos europeos una vez excluidas Canarias y Baleares.

Replicar este esquema dejaría el 20,8% de fondos peninsulares en manos de Andalucía (1.041 millones). Cataluña obtendría un 18,89% (944 millones), un 32% más que los 710 millones que lograría Madrid (14,22%). Cierra el listado de dobles dígitos la Comunidad Valenciana, con un 13,89% (694 millones). Esas cuatro regiones acapararían el 67,8% de los recursos. Del lado contrario, las menos favorecidas serían La Rioja (36 millones); Cantabria (53); Navarra (81); y Extremadura (103).

El Gobierno se da un mes y 10 días para desembolsar el dinero, y las regiones podrán modular el sistema de reparto inicial antes de repartir las ayudas lo que amenaza con retrasar los desembolsos, al menos, hasta mayo.

Las regiones, detalló Montero, podrán jugar con la gradualidad de los cheques, de 3.000 para autónomos y de 4.000 a 200.000 euros por empresa. Podrán cubrir del 20% al 40% de su pérdida de facturación, costeando costes fijos impagados, en aquellas firmas con caídas de facturación de más del 30% interanual en 2020.

Críticas desde Madrid

El consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, y ahora también de Economía (tras el cese de todos los consejeros de Cs esta semana), Javier Fernández-Lasquetty, criticó el viernes que el Gobierno vaya a tardar otros 40 días en poner en marcha el plan de ayudas y que haya diseñado el plan sin acordarlos con las comunidades autónomas.

El consejero aseveró que pondrán en marcha ayudas propias en la Comunidad pese a que la convocatoria anticipada de elecciones de esta semana ha hecho decaer un plan presupuestario que incluía 235 millones de euros en ayudas directas a empresas.

Normas
Entra en El País para participar