Renfe pedirá 152 trenes de Cercanías a Alstom por 1.442 millones, y 59 a Stadler por 998 millones

El consejo del operador ferroviario hará firme el lunes la adjudicación del macrocontrato de material rodante, según ha adelantado la SER

Flota trenes Renfe
El modelo de Cercanías Civia, lanzado en el año 2000.

El fabricante francés de trenes Alstom y la suiza Stadler se van a repartir el macropedido de trenes de Cercanías para la renovación de la flota de Renfe. El consejo de administración hará firme la adjudicación el lunes, pero según ha adelantado la Cadena Ser, y ha podido confirmar este periódico de fuentes ferroviarias, se van a encargar a Alstom 152 trenes, de 100 metros de longitud, por 1.447 millones de euros. Stadler, por su parte, producirá 24 unidades de esa longitud y otros 35 trenes de 200 metros. Su contrato ascenderá a un total de 998 millones.

Una vez suministrado el material rodante, las dos compañías contarán con un plazo de 15 años para prestar servicios de mantenimiento.

El pedido de 211 trenes de doble altura y gran capacidad, por un total de 2.445 millones de euros, constituye el mayor concurso de trenes de Renfe tras años de sequía en lo que toca a la renovación de la flota de Cercanías. El presupuesto base de licitación era de 2.726 millones.

Las españolas Talgo y CAF también optaban a la adjudicación, pero fueron eliminadas durante el proceso por fallos en sus ofertas. La primera llegó a recurrir ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), paralizando el concurso durante más de 40 días.

Fue la anterior crisis económica la que frenó cualquier iniciativa de compra de material rodante por parte de Renfe, hasta que fue licitado el paquete de 30 unidades de alta velocidad por el que acabó imponiéndose Talgo en 2017. Esos trenes, del modelo Avril, comenzarán a entregarse este mismo año coincidiendo con la entrada de Ouigo, el primer competidor del operador público.

La compañía que preside Isaías Táboas lanzó en 2019 una batería de licitaciones, con un presupuesto cercano a los 5.000 millones, que han conseguido sobrevivir a la pandemia. La propia Renfe estima que la modernización de su flota generará más de 54.000 puestos de trabajo.

Producción local

Las ganadoras del mayor de los pedidos, Alstom y Stadler, cuentan con fábrica en España. La del grupo francés se encuentra en la localidad barcelonesa de Santa Perpetua, mientras que la suiza es propietaria de la histórica fábrica de Albuixech, en Valencia.

Alstom viene trabajando en el concepto de un tren mixto, de uno y dos pisos, para elevar la capacidad, que es el reto que perseguía Renfe con esta licitación. Se desconoce si su propuesta ganadora se ha basado en este nuevo concepto, con más asientos que el tren de convencional de una planta (Civia) y mayor agilidad que el de dos pisos que Renfe lleva años operando.

Stadler, por su parte, fue finalista frente a CAF en el primero de los contratos de renovación de flota adjudicados: 31 unidades de ancho métrico y seis alpinas por 258 millones. La compañía tiene anunciado el refuerzo de la planta de Albuixech (Valencia) con 40 millones de inversión y la creación de 500 puestos de trabajo.

Decidido este concurso, a Renfe le resta adjudicar el pedido de 43 trenes de Media distancia y de otros 38 de Cercanías, ambos paquetes híbridos, a lo que se suman 40 cabezas motrices para el AVE.

Normas
Entra en El País para participar