España es el país del mundo donde menos renta la Bolsa frente a los bonos

La rentabilidad real de las acciones ha sido del 3,5% anual, y la de los bonos del 2,1%

España es el país del mundo donde menos renta la Bolsa frente a los bonos pulsa en la foto

España no es país de Bolsa. Así lo atestigua un estudio realizado por profesores de la Universidad de Cambridge y de la London School of Economics (LSE), para el banco Credit Suisse en su Global Investment Return Yearbook. Estos expertos han analizado la evolución de la renta variable y los bonos, en todo el mundo, entre 1900 y 2020, y han comprobado que la Bolsa española es la que ofreció un menor rendimiento respecto a los bonos, dentro de los 21 países analizados.

En los últimos 121 años, la Bolsa española ha conseguido un retorno medio anual medio, descontando la inflación, del 3,5%. Los bonos, por su parte han tenido un retorno real del 2,1%. Si se restan estos dos factores y se añade el coste del efectivo en España (del 0,2%) se obtiene la prima de riesgo de la inversión en acciones, un 1,6%, el nivel más bajo de todas las economías desarrolladas.

Por término medio, la prima de riesgo de la Bolsa respecto a los bonos ha sido del 3,1% (casi el doble que en España). En Estados Unidos, esa prima histórica llega al 5,8% y en Reino Unido al 4,3%.

“En ocasiones nos fijamos mucho en la Bolsa de Estados Unidos, pero es un error, porque su caso es único”, apunta el profesor Paul Marsh, de la LSE.


Un retorno bursátil menguante

La prima de rentabilidad que ha ofrecido la Bolsa respecto a otras inversiones libres de riesgo ha sido del 3,1%, y del 4,4% si se compara con mantener el dinero en efectivo. “Las acciones han demostrado que acaban ofreciendo un extra de rentabilidad que compensa el riesgo”, apuntan los autores del estudio.

Ahora bien, para las próximas décadas, estos expertos consideran que la prima de rentabilidad será inferior, de solo el 3,5%. “En primer lugar, por el efecto de los bajos tipos de interés. Siempre que ha habido tipos bajos, los retornos de la Bolsa han acabado siendo inferiores. En segundo lugar, porque los efectos que tuvo la reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial y la globalización, difícilmente se van a repetir”, apunta el profesor Paul Marsh.

La excepción hispana

La Bolsa española ha sufrido especialmente durante dos periodos, la década de los 30 (debido a la devastación de la Guerra Civil) y la década de los 70, por el impacto de la crisis del petróleo en las exportaciones, según explica el estudio. Además, durante los últimos 15 años la renta variable española se ha rezagado mucho por la crisis inmobiliaria, que se llevó consigo a varios bancos y compañías constructoras.

En cambio, en las décadas de 1960 (con el desarrollismo del país) y la de los 80 (con la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea), la renta variable nacional sí que creció por encima de la media.

Aunque la Bolsa española es la que peor comportamiento tiene respecto a sus bonos, no es la que peores retornos ha tenido en estos 121 años analizados. Están por detrás las de países que participaron en las dos guerras mundiales. Austria, Italia y Alemania fueron las potencias perdedoras en la Segunda Guerra Mundial, lo que aún se deja sentir en el retorno medio anual de sus mercados bursátiles, de entre el 0,5% y el 3,5%.

En el extremo opuesto están Sudáfrica, Australia, Estados Unidos y Nueva Zelanda, en los que las Bolsas han ofrecido retornos anuales medios de más del 6%.
Si se ajusta por el coste de los activos libres de riesgo de cada país, los mercados que más han rentado en estos 121 años han sido Japón, Alemania (con los tipos de interés en negativo desde hace años), Australia y Finlandia.

Normas
Entra en El País para participar