Tiempo de vacas gordas para Danone en China

La compañía ha encontrado un nicho al vender sus propios productos de gama alta a la clase media adinerada del país

Emmanuel Faber, CEO de Danone.
Emmanuel Faber, CEO de Danone.

El consejero delegado de Danone Emmanuel Faber espera no tener que lamentarse por la leche derramada. El domingo, el gigante francés reveló su intención de vender su participación de 2.000 millones de dólares en China Mengniu Dairy. Esto forma parte del plan de Faber para reorganizar la cartera de la empresa y aplacar a los inversores descontentos. Danone perdería acceso a una empresa en crecimiento, pero la venta de sus propias marcas a unos consumidores chinos con ganas de consumir hará que el dinero siga fluyendo.

Mengniu, que cotiza en la Bolsa de Hong Kong, está bien posicionada para generar ingresos abasteciendo a su mercado local, valorado en 89.000 millones de dólares en ventas anuales según Euromonitor. Es el segundo proveedor más importante de productos lácteos en China, donde el consumo per cápita no llega a la mitad del de Japón. Mientras tanto, los productos lácteos líquidos –casi el 90% de las ventas de Mengniu –crecen rápido. Las importaciones superaron el millón de toneladas el pasado año por primera vez, según Rabobank.

Pero las acciones de China Mengniu han caído un 20% desde el máximo histórico alcanzado a principios de enero. La publicación en inglés de los resultados anuales de 2020 de Danone menciona a Mengniu solo una vez por su decepcionante contribución en 2020.

Danone también ha encontrado un nicho al vender sus propios productos de gama alta a la clase media adinerada en China, que representaba un 10% de sus ganancias antes de la pandemia. Su marca de leche infantil Aptamil es ahora la leche extranjera que más se vende en el país, y en julio pagó 100 millones de euros para adquirir otra marca local y desarrollar sus instalaciones. Otros productos, como su agua con sabor a fruta, también se están poniendo de moda.

Es verdad que se trata de un mercado fragmentado y con una competencia feroz: durante la última década, Danone ha aumentado su cuota de mercado en el segmento de los productos lácteos chinos menos de un punto porcentual. Pero si Danone puede aprovechar las vacas gordas, no echará de menos a Mengniu.