Laboral

Los salarios del sector TIC deberían subir hasta 30.000 euros al año para acercarse a la media de Europa

CC OO presenta un informe sobre el sector de la información y las comunicaciones en el que pide un acuerdo estatal por el desarrollo tecnológico y la digitalización

Los salarios del sector TIC deberían subir hasta 30.000 euros al año para acercarse a la media de Europa

En el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (conocido como TIC) cada unidad de producto fabricado, ya sea en las manufacturas o en el sector servicios --donde se registran el 96% de la producción de estas actividades en España-- tienen un alto valor añadido. Esta característica suele tirar hacia arriba de los salarios, ya que existen márgenes superiores de negociación respecto a aquellas empresas que no fabrican un producto con dicho margen. Sin embargo, según un exhaustivo informe realizado por CC OO "llama la atención que en España, el Sector de las TIC no sea un sector puntero en condiciones laborales".

España tiene el 7% de sus ocupados trabajando para el sector TIC, lejos del 18% de Alemania; el 17% del Reino Unido; o el 13% de Francia y más en la línea de Italia (9%), Polonia (6%) y Holanda (5%). Y, aunque el 86% de los contratados son fijos, se trata de un sector fuertemente masculinizado ya que prácticamente nueve de cada diez trabajadores de estas actividades en el mercado español son hombres.

Pero son los salarios el aspecto que más deteriora estas condiciones laborales y que está provocando desde hace años la marcha de los mejores profesionales a otros países de Europa, según ha advertido hoy el responsable de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, Juan Manuel del Campo, quien ha precisado que los sueldos de los profesionales TIC en España deberían subir entre 20.000 y 30.000 euros al año para acercarse a la media europea.

Además, en este sentido, este responsable sindical ha destacado que la cualificación que exigen las empresas no se corresponde en la mayoría de las ocasiones con los contenidos curriculares de las universidades, por lo que muchos estudiantes completan su formación de manera autodidacta y pagando cursos complementarios. Pese a la gran demanda empresarial y la escasa oferta de profesionales "los salarios resultan un aspecto problemático en el sector, caracterizado por su heterogeneidad y una incidencia de bajas remuneraciones en algunos de los puestos laborales de menor jerarquía".

Por ello, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha situado como uno de los principales retos del sector "estudiar cómo se redistribuyen las mejoras de productividad" que en estas actividades son notablemente superiores al resto de la economía. En esta línea, la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que ha intervenido también en la presentación de este informe, ha añadido otros dos retos del sector TIC: lograr la digitalización de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y dotar de capacitación en competencias digitales al grueso de la población trabajadora.

Para desarrollar esta capacitación, CC OO pone el acento en la capacitación permanente de los trabajadores. Además de pedir que se desarrolle una red de centros públicos de formación que impartan las necesidades empresariales a través del impulso de la formación dual, profesional, reglada y continua. El sindicato exige desarrollar planes formativos específicos para la recualificación de trabajadores afectados por los procesos de transformación digital de las empresas y que los ERTE estén ligados a planes de formación, con objetivos concretos de recualificación y recolocación de perfiles críticos por desarrollos de nuevas tecnologías o por pérdidas de contratos, por ejemplo. “Es necesario que la formación que se debe ligar a los ERTE tenga como objetivo el mantenimiento del empleo adaptándolo a las necesidades de la empresa en el corto plazo”, resaltó el sindicato.

El plan de CC OO

En este escenario y con el informe presentado hoy, CC OO se suma a la petición de algunas asociaciones empresariales españolas, como Adigital y Ametic, y reclama medidas urgentes para la transformación digital de España como una de las palancas fundamentales para relanzar el crecimiento económico, reducir la desigualdad, aumentar la productividad y aprovechar todas las oportunidades económicas y sociales que brindan las nuevas tecnologías.

En su Plan de acción y medidas por el desarrollo tecnológico y la digitalización de las actividades productivas en España presentado hoy, el sindicato insta a todos los agentes sociales a alcanzar un acuerdo estatal por el desarrollo tecnológico y la digitalización. CC OO urge al Gobierno a crear un grupo estable de diálogo con las organizaciones sindicales, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, asociaciones patronales, comunidades autónomas y universidades para diseñar propuestas concretas para alcanzar esa meta y hacer un seguimiento de las mismas.

También reclama la creación de observatorios sectoriales y clusters estatales y territoriales, con participación de los agentes antes apuntados y que colaboren con las universidades y tengan en cuenta las pymes, con el fin de poder dinamizar a través del impulso inversor un plan de acción que ayude a España a ser más competitiva.

CC OO asegura que es clave que la estrategia de digitalización del país incluya medidas para salvar las brechas de género y geográficas, para impulsar el tamaño de las empresas TIC del país y potenciar la colaboración público-privada, además de apoyar al tejido empresarial de las pymes para incrementar su competitividad.

En cuanto a tecnologías concretas, pide potenciar el desarrollo de software basado en sistemas de código abierto y apostar por la inteligencia artificial, que puede incrementar la productividad e impulsar el desarrollo de negocios sostenibles y respetuosos con el medioambiente. Aunque aseguran que hay que avanzar en la regulación sobre protección de datos y establecer las mimbres para una inteligencia artificial ética.

Desde el sindicato ven en el desarrollo de las ciudades inteligentes “una gran oportunidad para el impulso de la economía digital” y apuntan que hay que desarrollar el potencial de las TIC para alcanzar la eficiencia energética y reducir el impacto ambiental.

En el terreno laboral, junto a las mejoras salariales, el documento insta a la necesidad de reducir los niveles de precarización de los trabajadores de las plataformas digitales y garantizar el ejercicio de sus derechos sindicales. Para esto y, en general, para todo el sector TIC, esta organización aboga por reforzar la negociación colectiva, ya que otra de las principales deficiencias del mercado en estas actividades es la tendencia a la individualización de las relaciones laborales, según denuncia este informe.

Normas
Entra en El País para participar