Pallete: “El dividendo de Telefónica es atractivo frente al Ibex y el sector”

Asegura que la capacidad de generar caja de la compañía está intacta

Abasolo dice que tras el cierre de las operaciones de Telxius y O2, la deuda bajará a 26.000 millones

El presidente del grupo Telefónica, José María Álvarez-Pallete.
El presidente del grupo Telefónica, José María Álvarez-Pallete. EFE

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha asegurado hoy que el dividendo de 0,30 euros por acción, aprobado para 2021, es atractivo frente al Ibex 35 y el sector de las telecomunicaciones. La compañía ha anunciado este jueves su nueva remuneración al accionista, que supone una rebaja del 25%, frente a los 0,40 euros por título abonados en los últimos años.

En un encuentro con los medios de comunicación, no ha precisado si este recorte será coyuntural, indicando que nunca se establece un guidance del dividendo. Además, ha recordado el compromiso de la teleco con las agencias de calificación de mantener un rating con categoría de inversión.

Pallete ha explicado que la remuneración al accionista se encuadra en la dirección estratégica de Telefónica, y ha añadido que, de cara a 2021, la operadora va a seguir invirtiendo en el despliegue de redes, además de acudir a subastas de espectro en tres países estratégicos, como España, Reino Unido y Brasil. En cualquier caso, ha insistido en que Telefónica quiere mantener una atractiva remuneración a los accionistas, añadiendo que cualquier exceso de caja se destinará a amortizar acciones.

En la misma línea, el directivo ha asegurado que la capacidad de generar caja de Telefónica está intacta a pesar de la crisis generada por el Covid-19, y ha recordado que la empresa ha registrado un flujo libre de caja en 2020 de casi 5.000 millones de euros.

En relación a la evolución de las acciones en Bolsa, castigadas durante 2020, Pallete ha defendido que Telefónica es ahora más fuerte que hace un año, y ha asegurado que el precio de la acción recogerá tarde o temprano está gestión. El ejecutivo ha señalado que Telefónica ha cumplido con su plan estratégico, indicando que, por quinto año consecutivo, se ha mejorado el margen operativo.

El directivo ha recordado las apuestas de Telefónica en Reino Unido, con la fusión de O2 con Virgin Media; en Brasil, con la compra de los activos móviles de Oi, y Alemania, con los acuerdos mayoristas con Deutsche Telekom y Vodafone, para crecer en el negocio de la banda ancha fija.

Con respecto a la evolución de la deuda, la directora financiera, Laura Abasolo, ha señalado que, una vez cerradas la fusión de O2 y Virgin Media y la venta de las torres de Telxius a American Tower, la deuda de Telefónica quedará en 26.000 millones de euros, frente a los 35.000 millones en la actualidad. La ejecutiva, no obstante, no ha precisado cuál sería el ratio de deuda neta frente ebitda tras estas operaciones. Durante 2020, este ratio aumentó de 2,59 a 2,73 veces como consecuencia de factores como el Covid, con su impacto en los ingresos, y de la depreciación de las divisas latinoamericanas. En su opinión, estos factores no deberían ser tan negativos en 2021, y ha explicado que Telefónica cuenta todavía con activos valorados en más de 100.000 millones de euros, que pueden tener impacto en operaciones inorgánicas, o bien proporcionar nuevas capacidades de generación de negocio.

Abasolo ha explicado también que Telefónica está contenta con su actual cartera de híbridos, que ronda los 7.500 millones de euros, añadiendo que su coste ha pasado del 5,75% al 5,36%. “El componente de equity es muy importante, y en enero hicimos la mejor operación de siempre en este segmento”, ha dicho.

En relación a la fusión de O2 y Virgin Media, actualmente en proceso de revisión por parte de las autoridades británicas de la competencia (CMA), Ángel Vilá, consejero delegado, ha señalado que, en febrero, Sky y Vodafone presentaron distintas alegaciones.

El ejecutivo ha explicado que con Sky ya se ha llegado a un acuerdo, que ha sido comunicado a la CMA, mientras que, en el caso de Vodafone, ha recordado que la fusión de O2 y Virgin Media es muy similar a la que protagonizaron la propia Vodafone y Ziggo en Holanda, que se aprobó sin condiciones, así como la llevada a cabo por BT y Everything Everywhere, en el propio mercado británico, que también se aprobó sin condiciones. Vilá ha explicado que el proceso de revisión de fase 2 se está realizando de forma rápida, indicando que una primera ventana de aprobación tendrá lugar a final de mayo.

Pérdidas de valor de 250.000 millones en el sector

Pallete ha afirmado que viene un proceso de consolidación en Europa, asegurando que Telefónica lo apoyará. En su opinión, esta integración de operadoras será positiva, ante el actual escenario de fuertes inversiones que el sector debe acometer.

Tras criticar el alto número de operadores en el Viejo Continente, afirmó que las telecos europeas han perdido más de 250.000 millones de euros de valor, que ha sido ganado por sus competidores norteamericanos.

El directivo pidió, de nuevo, un cambio en la regulación del sector, a la que calificó del siglo pasado, señalando que Telefónica no solo compite con otras telecos, sino también con grupos de internet que ofrecen servicios de llamadas y de vídeo.

Normas
Entra en El País para participar