Cristina Cifuentes, absuelta por el ‘caso máster’

La Audiencia Provincial de Madrid considera que la expresidenta de la Comunidad de Madrid no es "penalmente responsable" por la falsificación de documentos en la URJC

Cristina Cifuentes a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid este viernes para asistir a una última sesión del juicio por el 'caso máster'.
Cristina Cifuentes a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid este viernes para asistir a una última sesión del juicio por el 'caso máster'. EFE

Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid, ha sido absuelta este martes por el caso máster. Así lo ha sentenciado la Audiencia Provincial de Madrid, que ha asegurado que la expresidenta de la Comunidad no es "penalmente responsable" por la falsificación del acta del trabajo de fin de máster (TFM) del curso de posgrado que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en 2012, una batalla judicial que estalló en 2018 y por la que la exdirigente del PP se alejó de la política.

La sentencia sí ha sido condenatoria, en cambio, con tres años de prisión para María Teresa Feito, antigua asesora del Gobierno autonómico, y un año y seis meses para Cecilia Rosado, profesora de la URJC y directora del polémico máster, que reconoció durante el juicio ser la autora material de la falsificación. Rosado admitió que simuló las firmas de otras dos profesoras que supuestamente habían constituido el tribunal que evaluó el trabajo final, bajo amenazas de muerte.

La fiscal Pilar Santos solicitó en el juicio una condena de tres años y tres meses de cárcel para la exlíder madrileña al quedar acreditado que indujo la falsedad del documento objeto del juicio, dado que la exdirigente popular era "la única, la primera y la última beneficiaria" de esa falsificación.

Pero el Tribunal ha señalado este martes que no existen pruebas suficientes para demostrarel delito de inducción a la falsedad documental. Aun así, ha hecho un reproche a la expresidenta regional, destacando que su actividad como alumna revela incongruencias con el buen desempeño académico. Cifuentes afirmó durante su declaración que cursó el máster sin ir a clase, sin realizar exámenes y entregando el 2 de julio de 2012 el TFM sin exponerlo ante el tribunal, algo que también hicieron otros alumnos.

En la jornada final, la defensa de Cifuentes aprovechó su intervención final para cargar contra la Universidad Rey Juan Carlos y aseguró que la institución abrazaba una red plagada de irregularidades en torno a determinados estudios de posgrado que dirigía el catedrático Álvarez Conde, que fue imputado, pero murió durante la fase de instrucción.

"Actué de buena fe", afirmó la exdirigente del PP en relación al acta que mostró a los medios el día que estalló la polémica, el 21 de marzo de 2018, al desconocer que contaba con firmas falsificadas, un hecho del que responsabilizó a la propia universidad.

Acompañada por su hijo, Cifuentes ha acudido esta mañana a la sede judicial de la calle Santiago Compostela para conocer la sentencia. A su salida, no ha querido comentar su absolución.

Normas
Entra en El País para participar