Fidelizar clientes. El problema de la pyme que esta startup se ha propuesto resolver

Entrevista a Jorge Zubieta, cofundador de Loycus, para que nos hable acerca de su herramienta con un enfoque B2B2C.

negocio b2b2c

Emprender en el sector financiero con un modelo B2B2C. Es decir, un negocio que involucra y se dirige por dos vías diferentes a empresas y consumidor final. Esta fue la idea de Jorge y Gonzalo Zubieta, creadores de Loycus.  Una herramienta en la que el cliente gana dinero cuando realiza compras, mientras que la empresa consigue fidelizarlos. Hablamos con Jorge Zubieta, para que nos cuente cómo funciona exactamente este negocio. 

¿Cuándo nace Loycus y con qué objetivo?

Loycus nace en 2016 con la iniciativa de Jorge Zubieta y Gonzalo Zubieta de crear un sistema de fidelización universal válido para cualquier tipo de negocio y sector.

¿Qué fue lo que os llamó la atención para detectar esta oportunidad de negocio?

Nos dimos cuenta que la mayoría de plataformas pensadas para los comercios se enfocaban principalmente en la captación de nuevos clientes con players que estaban dominando el mercado. Sin embargo, las plataformas de fidelización que existían hasta ese momento eran herramientas muy básicas que creaban mucha fricción para ser utilizadas y era un mercado muy atomizado en el que cada comercio tenía su propio sistema independiente, si lo tenía.

Encontramos oportunidades en un nicho de mercado sin un líder claro y la poca diferenciación existente entre los diferentes competidores, donde ninguno resolvía la fricción que generan los programas de fidelización (requiere identificarse en el punto de venta y registrase la compra a través de tarjetas de fidelización, aplicaciones con códigos QR,...).

Teníamos claro que nuestra propuesta debía ser totalmente disruptora y diferencial respecto a lo que existía en el mercado si queríamos ser la empresa que lidere este nicho.

Al final conseguimos llegar al producto final, una plataforma que usa las tarjetas de crédito y débito de cualquier banco como la tarjeta de fidelización universal.

¿Cómo es emprender en el sector financiero? ¿Qué es lo más difícil?

En nuestro caso, somos un caso muy particular dentro del sector financiero. Usamos tecnología Fintech pero aplicado al marketing. En este sentido, nosotros no competimos con los neobancos ni entidades bancarias si no que vamos de la mano con ellas y sus clientes.

Lo más complicado está en la infraestructura que se necesita por detrás, hay que ser muy exigente con la seguridad y también requiere de mucho complience para poder disponer de los permisos necesarios.

En nuestro caso, esperamos tener en las próximas semanas la licencia del Banco de España para prestar servicios de iniciación de pagos (PISP) como de información sobre cuentas (AISP) tras dos años de trámites.

Al ser una herramienta en la que gana el cliente, ¿cómo conseguís monetizar vuestro trabajo?

Nuestra plataforma es un B2B2C, esto quiere decir que por un lado tenemos los propios comercios que contratan nuestra solución de fidelización, y que pagan una cuota mensual por utilizar nuestra herramienta y por otro lado, están los clientes de los comercios que han contratado Loycus que son quienes reciben un porcentaje de cada compra.

Por eso, Loycus para el cliente final es totalmente gratuito y nuestro modelo de negocio se sustenta con los comercios que contratan nuestros servicios.

Además del consumidor final, ¿quién más gana utilizando esta herramienta?

Nuestra misión está en conseguir que tanto clientes como comercios saquen partido a las compras. El cliente porque a través de Loycus va a ahorrar en sus compras y por parte del comercio porque va a poder crear una estrategia de fidelización sólida para mejorar su recurrencia.

En este sentido, los comercios gracias a Loycus Business tienen acceso a la información de las compras que están realizando sus clientes en sus puntos de venta, entendiendo mejor el comportamiento de sus clientes y permitiéndoles crear campañas personalizadas en función de sus objetivos. Por otro lado, estamos viendo que la experiencia de compra de sus clientes mejora, y la hace memorable durante más tiempo.

¿Cómo veis este 2021? ¿Creéis que es un buen año para vuestro sector?

En nuestro caso, 2021 todavía no va a ser un año donde podamos explotar todo nuestro potencial, vamos de la mano del comercio y la situación actual de la pandemia está afectando en gran medida a nuestros clientes.

Por otro lado, somos más optimistas de cara a la nueva mentalidad que están empezando a tener los comercios. Estamos observando que los comercios con clientes más leales son los que mejor están sobrellevando esta crisis, y cada vez son más aquellos que están implantando estrategias de fidelización para mejorar la recurrencia de sus clientes, que son al fin y al cabo quienes consiguen que su negocio sea viable.

Normas
Entra en El País para participar