Wallbox cierra nueva ronda de financiación de 33 millones para su expansión mundial

Cathay Innovation y WIND Ventures han liderado la ronda como nuevos inversores

Equipo directivo de Wallbox.
Equipo directivo de Wallbox.

Wallbox ha cerrado una nueva ronda de financiación de 33 millones de euros con el fin de expandirse a nuevos mercados y "satisfacer la demanda mundial" de cargadores para coches eléctricos.

Según ha informado la compañía catalana, Cathay Innovation y WIND Ventures han liderado la ronda como nuevos inversores, mientras que también han participado otros ya existentes como Iberdrola y el fondo de capital de riesgo Seaya Ventures, entre otros.

El año pasado obtuvo otros 23 millones de euros en dos tramos. En ese caso, Seaya Venturas fue el principal inversor, aunque también entró la empresa que preside Ignacio Sánchez Galán y Endeavor Catalyst.

Wallbox ha destacado que con esta nueva inversión se podrá "fomentar su misión de reducir la dependencia mundial de los combustibles fósiles". Los fondos financiarán iniciativas estratégicas de crecimiento, como la apertura de nuevas oficinas en Europa, la ampliación de las instalaciones de fabricación e Investigación y Desarrollo, así como la contratación de más de 400 nuevos empleados.

El consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción, ha señalado que la nueva financiación les permitirá "seguir desarrollando nuevas tecnologías y entrar en nuevos segmentos", lo que significa "un gran logro" hacia su objetivo de reducir la dependencia mundial de los combustibles fósiles.

Wallbox tiene planes de expansión para sus soluciones de recarga pública tras la adquisición de la plataforma de recarga pública de vehículos eléctricos Electromaps y el lanzamiento de Supernova, su primer cargador público rápido.

Según la empresa, una "parte importante" de estos más de 30 millones se destinará al desarrollo de productos para el sector de recarga pública y a la capacidad de fabricación a escala mundial para asegurar una mayor cuota de mercado.

Wallbox puso en marcha en marzo del año pasado una planta en la Zona Franca de Barcelona para producir 500.000 cargadores de coche eléctrico al año y afrontar así sus planes de expansión internacional hacia Estados Unidos (EE UU), China y Japón. Esto supone una inversión de cinco millones en cinco años.

Normas
Entra en El País para participar