Tecnología

Huawei descarta vender sus marcas de 'smartphones' premium

La compañía niega que haya conversaciones con un consorcio liderado por el Gobierno de Shanghái para vender los móviles P y Mate, una información adelantada por Reuters

Logo de Huawei en la feria IFA de Berlín.
Logo de Huawei en la feria IFA de Berlín.

Huawei niega que se plantee vender sus marcas de smartphones premium Mate y P como consecuencia de los problemas que está sufriendo la compañía tras el veto de EE UU. El gigante tecnológico chino ha emitido un comunicado descartando tal operación, después de que Reuters haya informado este lunes que la compañía está en "conversaciones tempranas" para vender dichas marchas, según dos personas con conocimiento directo sobre el asunto. 

El movimiento, si llegara a producirse, podría suponer la salida de Huawei del negocio de fabricación de telefónos inteligentes de alta gama. Pero el fabricante chino de móviles ha querido ser contundente en sus palabras y en un breve comunicado ha asegurado: "Tenemos constancia de la existencia de rumores sobre la posible venta de nuestras marcas insignia de smartphones. Estos rumores no cuentan con ninguna base. Huawei no tiene planes en este sentido. Seguimos plenamente comprometidos con nuestro negocio de smartphones, y continuaremos ofreciendo productos líderes y experiencias para los consumidores de todo el mundo".

Frente a esta declaración, Reuters asegura que Huawei lleva meses en conversaciones con un consorcio liderado por empresas de inversión y respaldadas por el Gobierno de Shanghái, y añade que la compañía lleva desde septiembre explorando esta posibilidad, aunque todavía no ha tomado una decisión final y el acuerdo podría fracasar.

Las fuentes citadas por la agencia, que se han negado a ser identificadas porque las conversaciones son confidenciales, explican que las empresas con las que Huawei está en conversaciones podrían formar un consorcio con los distribuidores del fabricante chino para hacerse con las marcas P y Mate, algo similar a lo que ya hiciera con su filial Honor, que fue vendida el año pasado a un consorcio empresarial en China, una información que fue adelantada por Reuters.

Las mismas fuentes también apuntan a que es probable que Huawei mantenga su actual equipo de gestión de sus dos marcas para la nueva entidad, si el acuerdo saliera adelante.

La agencia explica que las personas consultadas no estaban al tanto de la valoración de las marcas de Huawei. Según IDC, el envío combinado de smartphones de las series Mate y P supuso 39.000 millones de dólares entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020. Las dos marcas contribuyeron con casi el 40% de las ventas totales de Huawei durante el tercer trimestre de 2020, según la firma de investigación Counterpoint.

Ambas líneas son un referente en el mercado de teléfonos inteligentes de alta gama, gracias entre otras cosas a las capacidades de sus cámaras. Huawei planea lanzar en los próximos meses sus nuevos P50.

El principal problema que está enfrentando Huawei y que, según Reuters, podría estar llevándole a plantearse la venta de sus marcas Premium es la dificultad para encontrar procesadores, después del bloqueo de EE UU, que impide a la compañía china llegar a acuerdos comerciales con proveedores estadounidenses o de otros países si utilizan tecnología de EE UU. Aunque Huawei sigue en la lista negra, Huawei había logrado permiso de las autoridades estadounidenses para comprar chips a fabricantes como TSMC, pero este ha sido revocado.

Huawei fabrica sus propios chips Kirin, pero los analistas calculan que para final de año se quedarán sin existencias. La división HiSilicon de Huawei utiliza software de empresas estadounidenses como Cadence Design Systems o Synopsys para diseñar sus chips y subcontrata la producción a Taiwan Semiconductor ManufacturingCo (TSMC), que utiliza equipos de empresas estadounidenses.

Los analistas ya han notado una oferta reciente insuficiente de sus buques insignia actuales, los P40 y Mate40, debido a una grave escasez de componentes. "Esperamos una disminución continua en las ventas de las series P y Mate hasta el primer trimestre de 2021", ha asegurado Flora Tang, analista de Counterpoint.

Las fuentes consultadas por Reuters apunta que la posible venta de sus marcas de teléfono premium sugiere que Huawei tiene pocas esperanzas de que el nuevo Gobierno de Biden vaya a cambiar de actitud respecto a las restricciones impuestas a la compañía en mayo de 2019.

Huawei ya vendió el pasado noviembre sus smartphones económicos Honor a un consorcio de 30 distribuidores liderado por una empresa respaldada por el Gobierno de Shenzhen. Una de las fuentes citadas asegura que la operación alcanzó los 15.500 millones de dólares y que se hizo en efectivo. La venta de Honor tenía como objetivo mantener viva esta marca.

Precisamente, el pasado viernes Honor informó de que había formado asociaciones con fabricantes de chips y otras tecnológicas como Intel, AMD, MediaTek, Micron Technology, Qualcomm, Samsung, SK Hynix, Sony y Microsoft. Y anunció el lanzamiento de un nuevo móvil, el Honor View40, que va equipado por un procesador de MediaTek.

Normas
Entra en El País para participar