El Ibex cede un 2,4% en la semana y entra en pérdidas anuales

El selectivo logra mantener los 8.000 puntos

Ibex 35 pulsa en la foto

Carpetazo a las alegrías en el arranque de año. El aumento de los contagios y las posibles nuevas limitaciones a la movilidad en Europa han dado la puntilla a las ganancias que registraba el Ibex en el arranque de año y el selectivo español se adentra ya en terreno negativo, cede un 0,46% desde principios de mes.

El repunte de contagios en toda Europa provocado por la pandemia del Covid- 19 ha llevado a varios países europeos a elevar las restricciones de movilidad, si bien desde la Comisión Europea se afanan en descartar nuevos cierres de las fronteras interiores. A ello se sumó la publicación de datos de actividad de la zona euro que ahondan en la posibilidad de una nueva recesión económica que dé al traste con la visión, muy amplia en el mercado, de que 2021 es el año de la recuperación. Unas circunstancias que provocaron que en la jornada del viernes el Ibex se dejara un 1,06%, caída que a punto estuvo de llevarse por delante los 8.000 puntos.

Los valores turísticos sufren de nuevo en Bolsa ante las nuevas restricciones a los viajes. IAG baja cerca del 4%, Meliá Hoteles cede un 2,6% y Amadeus y Aena caen el 1,3% y el 0,8%, respectivamente. En banca, Sabadell se anota la peor parte con un descenso superior al 4%. Todos los bancos cotizan en rojo. Bankia y CaixaBank restan más del 2%. Solo se salva de la quema Cellnex, que gana un 1,8%.

En la agenda macro, se han conocido los datos de actividad de la zona euro, que arrancó 2021 con nuevas caídas que auguran una doble recesión en la región, según Markit. Según el informe publicado este viernes, el índice PMI de actividad se situó en 47,5 puntos en enero, frente a los 49,1 de diciembre, en la tercera caída mensual consecutiva y el mayor deterioro desde noviembre del año pasado.

En la segunda sesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos, el S&P 500 y el Nasdaq terminaron la jornada del jueves con leves  alzas  y en máximos históricos. El compromiso del nuevo mandatario con la inyección de nuevos estímulos a la economía estadounidense por 1,9 billones de euros ha animado a los índices en las ultimas sesiones. Además, las declaraciones de miembros de Reserva Federal que apuntan a que las políticas monetarias de facilitar el flujo de dinero se mantendrán largo tiempo también respaldan el mayor atractivo de la renta variable.

Pero lo inmediato es que el número de casos de Covid en el mundo sigue al alza y los países toman restricciones a la movilidad para contenerlo. La Unión Europea descarta nuevo cierre de fronteras interiores para frenar la expansión de las nuevas variantes del virus pero sí restringirán más los viajes no esenciales. En Reino Unido, Boris Johnson ha sugerido que los confinamientos se podrían extender hasta verano si los casos no disminuyen.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, ya advirtió ayer de que los efectos del la pandemia aún se dejan sentir en la actividad. "La pandemia todavía genera riesgos serios para las economías", dijo Largarde. Así, la reaparición de las infecciones de Covid con nuevas variantes y la prolongación de las medidas de contención "alteran la actividad económica".

"El descontrol de la pandemia, junto con las dificultades a las que se enfrenta Biden para aprobar su paquete de estímulos, presionan a un mercado muy sobrecomprado", afirma Sergio Ávila, analista de IG.

En la deuda, la rentabilidad del bono de EE UU a 10 años cae al 1,104% desde el 1,109% de ayer. El rendimiento del bono español sube al 0,14%.

El euro avanza ligeramente frente al dólar. La moneda europea cotiza en 1,2177 dólares. En el mercado de materias primas, el petróleo finaliza la semana como la empezó, en torno a 55,5 dólares. En el frente empresarial, los inversores siguen atentos a la temporada de presentación de resultados.

Normas
Entra en El País para participar