Ribera asegura que la luz volverá en febrero a precios previos a Filomena

El megawatio hora para mañana baja un 33% hasta los 51 euros

Precio luz
La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, este martes. EFE

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que el precio de la luz está dejando atrás el pico que "tanta alarma" ha generado durante estos últimos días y que volverá a la senda descedente este miércoles, cuando "las previsiones más optimistas apuntan a una bajada del 36%".

"Para febrero calculamos una estimación prudente de que se reduzca por debajo de los precios previos a Filomena y un 37% respecto con el episodio Filomena y ola de frío", ha señalado Ribera en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

De hecho, según los datos del mercado mayorista OMIE, el precio del megawatio hora, que se fija con un día de antelación, marca 51,66 euros de media para mañana miércoles frente a los 76,47 euros de hoy, un descenso de casi el 33%. Sobre los niveles de la semana pasada el recorte es del 45%. Para el miércoles el precio máximo no supera los 70 euros cuando llegó a 120 en el peor momento de la tormenta Filomena. La mayor aportación eólica por el viento asociado a la borrasca y la menor demanda por la subida de las temperaturas explican esta rápida variación.

Además, la ministra para la Transición Ecológica ha afirmado que se prevé una caída del precio de la luz del 45% en el segundo trimestre. "De hecho, lo más importante es que entre 2022 y 2023, por fin, los precios del mercado energético español estarán por debajo de mercados tradicionalmente más baratos, como son el alemán o el francés", ha subrayado.

Ha explicado que el impacto en la factura de la subida producida por la borrasca Filomena y la ola de frío posterior se situará en una horquilla de entre cuatro y diez euros para los consumidores acogidos a la tarifa regulada, el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), y que no debería afectar a quienes han pasado al mercado libre.

También ha recordado que en los dos últimos años el precio de generación de la electricidad se ha reducido un 40%.

El precio medio diario de la luz en el mercado mayorista bajará este miércoles un 32,4% en comparación con el que marcó este martes, confirmando así el cambio de tendencia tras el fin de la ola de frío. En concreto, el conocido como pool, cuyos precios diarios se fijan con un día de antelación, marcará para este miércoles un precio medio diario de 51,66 euros por MWh, según datos recogidos por Europa Press a partir del operador del mercado ibérico (Omie).

Este será el precio medio diario más bajo en el mercado mayorista de la electricidad desde el 3 de enero, cuando registró 46,93 euros por MWh. Este descenso será debido, principalmente, a la caída en la demanda tras el final de la ola de frío y la mayor aportación de las renovables al mix.

De esta manera, el precio de la electricidad deja atrás los máximos registrados en las semanas anteriores en plena borrasca Filomena. El 8 de enero alcanzó un récord de 94,99 euros por MWh y el miércoles y jueves de la pasada semana registró 89,94 y 87,25 euros por MWh, respectivamente.

La ministra también ha dicho que gran parte de la subida del precio de los días anteriores se produjo por el incremento de la demanda generado por "dos fenómenos adversos que han hecho historia", a lo que se sumaron dificultades para acceder a la compra de gas en los mercados internacionales por el incremento de las compras en Asia y a la reducción del suministro desde Argelia.

Entre las 21.00 y las 22.00 horas los consumidores que dispongan de tarificación por horas pagarán la electricidad más cara del día, con 67,9 euros por MWh, mientras que la hora más barata de este miércoles se dará a las 5.00 horas, con 29,67 euros por MWh.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final de los consumidores que tengan contratada la tarifa regulada (PVPC), mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad. El Gobierno ha congelado para 2021 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.

Por su parte, están exentos de las oscilaciones en el precio diario los consumidores que están en el mercado libre, ya que cuentan con un precio pactado con su compañía. No obstante, pese a la relajación en los precios de los últimos días, el recibo en lo que va de primer mes del año apunta a una importante subida.

Según los datos del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en los 19 primeros días de enero para un consumidor con una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo anual de 3.900 kilovatios hora, acogido a la tarifa regulada, el recibo en estos días alcanza los 49,91 euros, un 30,6% más que en el mismo periodo del año pasado, lo que supone un encarecimiento de unos 11,7 euros.

Ribera ha puesto en valor el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), aún en fase de anteproyecto de ley, con el que el Gobierno se ha marcado el objetivo de rebajar un 13% la factura de la luz en cinco años tras sacar del recibo el coste de las primas a las energías renovables.

En concreto, el fondo asumirá los costes asociados al régimen retributivo específico de las renovables, cogeneración y residuos (Recore), que ascienden a unos 7.000 millones de euros al año, correspondientes a las inversiones hechas en la primera parte del siglo.

Subasta de renovables

El Gobierno celebrará el 26 de enero la primera subasta de renovables en España desde julio de 2017, que establece un cupo objetivo de 3.000 megavatios (MW), según la orden de convocatoria aprobada por el Ministerio para la Transición Ecológica.

De esa potencia, al menos 1.000 MW corresponderán a fotovoltaica y otros 1.000 a eólica terrestre, mientras que el resto quedará sin restricción tecnológica. La documentación para participar en la subasta se puede presentar desde el pasado 15 de diciembre hasta entre las 9.00 y las 11.00 horas del 26 de enero. Sin embargo, a una semana de que se produzca la subasta, aún no se conocen las empresas que acudirán, según fuentes de la cartera que dirige Teresa Ribera.

Podrán participar en la subasta tanto instalaciones nuevas como ya existentes para su ampliación que estén situadas en el sistema eléctrico peninsular y cuyo sistema de almacenamiento, en caso de disponer de él, sea empleado exclusivamente para almacenar la energía producida en la instalación.

El plazo máximo de entrega de la energía comprometida es de 12 años para las tecnologías fotovoltaica, solar termoeléctrica, eólica terrestres y marina e hidroeléctrica y de 15 años para las tecnologías de biomasa, biogás y biolíquidos.

Las pujas se realizarán sobre el precio que se exige por la energía producida y el volumen de producto adjudicado a una misma empresa o grupo empresarial no podrá ser superior al 50 % del cupo del producto (1.500 MW).

El Ejecutivo prevé subastar, al menos, 19,44 gigavatios (GW) de potencia renovable hasta 2025 -8.500 MW de potencia eólica, 10.000 MW de fotovoltaica, 500 MW de termosolar, 380 MW de biomasa y 60 MW de otras tecnologías, como biogás, hidráulica o maremotriz-.

Los participantes en la subasta deberán presentar un plan estratégico con estimaciones de impacto sobre el empleo local y las oportunidades para la cadena de valor industrial local, regional y nacional, así como en el ámbito de la economía circular, las medidas contempladas en relación con el tratamiento de los equipos al final de su vida útil y el análisis de la huella de carbono durante el ciclo de vida útil de las instalaciones.

Normas
Entra en El País para participar