Tecnología

Intel sustituye a su consejero delegado y nombra a Pat Gelsinger para recuperar el liderazgo

El CEO de VMWare asumirá el cargo a partir del 15 de febrero. Las acciones de esta compañía caen casi un 7% mientras las de Intel llegan a dispararse un 10%

Intel sustituye a su consejero delegado y nombra a Pat Gelsinger para recuperar el liderazgo

El fabricante de procesadores Intel ha anunciado que el CEO de la compañía, Bob Swan, dejará el  cargo a partir del 15 de febrero y que será reemplazado por Pat Gelsinger, consejero delegado de VMware. La noticia ha hecho disparar las acciones de Intel, cuyos títulos suben cerca de un 10% en Wall Street, mientras caen las de VMWare, que se dejan más del 5% en el parqué en este momento.

Gelsinger, antiguo CTO de Intel, ha asegurado en un comunicado que "tras comenzar mi carrera en Intel y aprender de Grove, Noyce y Moore, es un privilegio y un honor volver con un puesto de liderazgo". El directivo ha añadido que tiene "un gran respeto por la historia de la compañía y sus innovadoras tecnologías, que han creado la infraestructura digital del mundo".

Swan fue nombrado CEO de Intel en enero de 2019, después de haber ocupado el cargo de consejero delegado interino durante siete meses y tras renunciar a su cargo su antecesor por conocerse que tuvo una relación con una empleada. Durante su mandato, el gigante de los chips ha sufrido importantes golpes de sus rivales. Intel informó durante el verano que sus chips de última generación se retrasarían mientras que los de AMD ya se estaban vendiendo dentro de los ordenadores portátiles de numerosos fabricantes.

Otro revés fue el que le recibido propicó Apple, que también anunció el pasado otoño que iba a utilizar sus propios chips en sus ordenadores Mac, lo que suponía poner fin a una relación con Intel de 15 años. A todo ello se suma la adquisición de ARM por parte de Nvidia.

El movimiento inesperado en la cúpula de Intel se produce, según algunas voces del sector, después de que el fondo de cobertura activista Third Point (con casi 1.000 millones de dólares en acciones de Intel) presionara a la compañía para que acometiera cambios de calado. La petición se hizó, según contó Reuters entonces, a través de una carta formal enviada al presidente de Intel, Omar Isrhak, por el CEO del fondo, Daniel Loeb. En la misiva, aconsejaba a la compañía a contratar los servicios de un consejero de inversiones para explorar "alternativas estratégicas" para recuperar cuota de mercado frente a rivales como TSMC y Samsung.

La carta también reclamara que se valorara si era conveniente que Intel siguiera fabricando internamente todos los chips y si debía deshacerse de alguna "compra fallida". Swan llegó a sugerir que la compañía podría externalizar parte de su producción de chips.

La complicada situación que atraviesa intel llevó a que sus acciones cayeran en torno a un 19% el pasado año, frente a las de AMD, que subieron un 85%, las de Nvidia, que crecieron un 116%, o las de TSMC y Samsung, que subieron un 76% y un 42%, respectivamente. Pese a todo, Intel ha asegurado que el anuncio no está relacionado con los resultados financieros de la empresa y dijo que sus ingresos y ganancias del cuarto trimestre de 2020 superarán las previsiones dadas.

Ahora, con el nombramiento de Gelsinger, la compañía vuelve a estar bajo la batuta de un directivo de perfil técnico. Este ingeniero informático trabajó durante 30 años en Intel. Según el presidente de la firma "ahora es el momento adecuado para realizar este cambio de liderazgo para aprovechar la tecnología y la experiencia en ingeniería de Pat durante este periodo crítico de transformación en Intel". La compañía ha asegurado que ha logrado un gran progreso en su tecnología de 7 nanómetros y que espera ofrecer una actualización a finales de enero, cuando informe sobre sus resultados económicos.

Gelsinger, que fue el primer director técnico que tuvo Intel, fue el arquitecto del procesador 80486, tuvo un papel relevante en el desarrollo de las familias Core y Xeon de Intel. El nuevo CEO se enfrenta a un gran reto ante el avance en rendimiento y eficiencia de los productos de la competencia, pero desde el gigante de los chips creen que es la persona más apropiada para que la compañía recupere su liderazgo en fabricación e innovación.

Normas
Entra en El País para participar