Entrevista

Eric Demuth: “El ‘blockchain’ no es la herramienta milagrosa que arreglará todo”

El experto conocedor de la tecnología que, según algunos, revolucionará la forma de intercambiar información habla sobre los mitos y las realidades de este sistema

El secreto del éxito de su plataforma se basa en centrarse en el usuario

Eric Demuth, consejero delegado y fundador de Bitpanda.
Eric Demuth, consejero delegado y fundador de Bitpanda. Bitpanda

Probablemente sea complicado encontrar a alguien que sepa tanto del ecosistema blockchain como Eric Demuth, fundador y consejero delegado de la exitosa plataforma de compraventa de criptomonedas y metales preciosos Bitpanda. En uno de sus recientes proyectos, Pantos, ha aunado fuerzas con las autoridades austriacas para el estudio de la creación de redes multiblockchain. Si bien la tecnología se ve como una puntera solución de transmisión de datos, existen diferentes formas de blockchain que, por así decirlo, no encajan entre sí. Ahí es donde entra en juego Demuth y el proyecto Pantos.

¿Qué es exactamente Bitpanda?

Bitpanda se fundó hace seis años con la idea de hacer lo más fácil posible el acceso a las criptomonedas. La filosofía es eliminar la parte compleja y centrarnos en la experiencia del usuario. Ahora mismo, somos la mayor plataforma, la clave es la satisfacción del usuario.

¿En qué consiste Pantos?

Pantos es un proyecto que se centra en la interconectividad del blockchain. Lo que intentamos con esto es que los proyectos basados en este sistema no queden anclados a un sistema específico, que haya libertad para elegir el blockchain con el que funcionar.

Debe estar harto de explicar qué es blockchain, pero si, como algunos dicen, es tan poderoso y casi perfecto, ¿por qué no está ya omnipresente?

Tengo una opinión diferente. Block­chain es una gran tecnología, pero no está hecha para todas las empresas o industrias. Normalmente, tienes un problema y miras a la tecnología para solucionarlo, pero con el blockchain lo que ha pasado es que todo el mundo hablaba de ello y las empresas y los bancos se pusieron a buscar qué usos pueden darle a esta tecnología. Puedo decir que para muchas empresas, si implementaran blockchain, sería incluso peor que contar con un sistema centralizado, porque no encaja con ellas.

¿Por qué cree que no encaja con todas las compañías?

Blockchain es una herramienta muy específica diseñada especialmente para interactuar con gente con la que no quieres confiar. Normalmente necesitas un intermediario en ese caso, con blockchain no hace falta. Pero si no es eso lo que quieres y simplemente buscas una base de datos para, por ejemplo, funcionar de forma interna en un banco, entonces no necesitas blockchain.

¿Por qué los militares no usan blockchain si es tan seguro?

Nunca había pensado en este tema. Por la naturaleza militar, buscan tener un control total de lo que usan. Blockchain solo funciona de una manera descentralizada, porque un blockchain centralizado no es en realidad un blockchain. Es una base de datos inspirada en blockchain. Si alguien puede mandar en ella ya no es blockchain, es lo contrario. No creo que sea muy útil para militares; en su trabajo el secreto es muy importante y block­chain funciona muy bien con información pública.

En el pasado, cuando algunas personas hablaban de blockchain en conferencias, uno no podía evitar pensar que estaba delante de un maestro de secta hablando de cómo, irónicamente, las cadenas nos van a hacer libres, ¿por qué hay tanto profeta en el mundo del blockchain?

Es un sistema muy peculiar. Una forma muy diferente de hacer las cosas. El problema es que, aunque tiene mucho potencial disruptivo, no es la herramienta milagrosa que solucionará todo. Es una herramienta para solventar problemas específicos, y para otros problemas existen otras herramientas que responden mejor. 

¿Qué parte es mito y qué parte es realidad sobre el blockchain?

El mayor mito es que esto cambiará la forma en la que interactuamos en materias financieras. No creo que esto ocurra, porque cuando las cosas fallan, siempre se intenta revertir los errores; eso no es posible en una blockchain pública ya que nadie puede interferir en ella. Cuando los bancos hablan de block­chain, hablan de una base de datos controlada por ellos, una gran tecnología, pero no es blockchain.

La UE está estudiando implementar una legislación completa sobre criptomonedas (la propuesta MiCA). ¿Qué opina sobre cómo aborda el proyecto a los proveedores de servicios en las criptomonedas?, uno de los principales orígenes de estafas y problemas en este sector.

Me gusta mucho MiCA. Tenemos licencias de las autoridades financieras de Austria, una de las más estrictas de Europa. Antes de que MiCA llegue, tenemos el problema de que cada Estado está poniendo su propia regulación, que es lo opuesto a lo que pretende MiCA, el intento de una regulación armonizada. Ahora mismo cada país de Europa hace una cosa distinta. Cuando entramos en un mercado nuevo, tenemos que hablar meses antes con los reguladores, educarles en lo que hacemos, definir todo; el problema es que la falta de esa visión común nos lleva a trabajar muchísimo más en cada país en el que entramos. Todo quedará armonizado y la industria dejará de ser el salvaje Oeste. No es una regulación que frene a la industria, sino que la ayudará a crecer.

¿Por qué Bitpanda ha crecido tan rápido en Europa?

Hemos sido rentables durante cuatro años y al mismo tiempo crecemos. Normalmente, en las startups pones un montón de dinero y tratas de llegar al máximo número posible de usuarios. Nosotros tuvimos claro que la clave era la experiencia del usuario. Hemos crecido por el boca a boca, no hemos tenido que contratar ridículas campañas de marketing. Ese es el secreto, que funcione para el usuario.

¿Qué consejo le daría a alguien que quiere invertir en criptos por primera vez?

Primero le diría que no acepte consejos de nadie, porque nadie sabe cómo cada inversor va a responder psicológicamente. Nadie conoce cuál es tu apetito por el riesgo. ¿Puedes tomar mucho riesgo? ¿Podrías dormir bien por las noches? Siempre recomiendo, si tengo que recomendar algo, que use una parte muy pequeña de su cartera; pruébalo, compra bitcóin aunque sea muy poco, familiarízate, pero no seas avaricioso. Si eres avaricioso y se producen bruscos movimientos, pasarás muchas noches en vela. Todo en su justa medida, pensando a largo plazo, invirtiendo con una visión de largo plazo y no en hacerse rico de forma inmediata. 

Normas
Entra en El País para participar