Casa Real

Unidas Podemos y los líderes nacionalistas critican que Felipe VI no haga referencia a Juan Carlos I

PP, Vox y Ciudadanos aplauden el mensaje del Rey

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique
El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique EFE

En un año en el que la regularización fiscal y la salida de España del rey emérito han situado a la monarquía en el punto de mira, el discurso de Navidad del rey Felipe VI generaba una gran expectación y la reacción de los partidos al mensaje de Nochebuena no se ha hecho esperar. Como viene siendo una tendencia en los últimos años PP, Ciudadanos y Vox han reiterado su apoyo al monarca mientras las formaciones de Unidas Podemos así como los partidos nacionalistas han mostrado su desacuerdo y han lamentado que Felipe VI no hiciera una “condena explícita” a la situación de Juan Carlos I.

Twitter ha vuelto a ser el canal empleado por los políticos para verter sus opiniones. El presidente del PP, Pablo Casado, ha alabado la figura del monarca. “En un mensaje impecable, Felipe VI muestra su cercanía con los españoles que peor lo pasan por la pandemia y la crisis”, ha escrito en su cuenta oficial. El presidente de Vox, Santiago Abascal, al igual que otros miembros de su formación han reproducido parte del discurso de Felipe VI bajo el hashtag. Por su parte, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha destacado como ya hizo el rey que España saldrá adelante. “En el año más difícil, comparto las palabras del Rey: ‘España saldrá adelante. Con esfuerzo, unión y solidaridad. Con todos y para todos”, ha señalado.

Entre las filas socialistas, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha sido de los pocos en pronunciarse. Al poco de finalizar el mensaje, Lambán aplaudió que Felipe VI defendiera la Constitución y transmitiera ánimo para afrontar el futuro.

Siguiendo la tendencia que ha imperado en los últimos meses, las críticas llegaron desde el lado de Unidas Podemos y los líderes nacionalistas. El portavoz en el Congreso de la formación morada, Pablo Echenique, se mostró crítico con la figura del monarca y lamentó que no condenase de manera explícita “las actividades corruptas de Juan Carlos I y su evasión fiscal”. “Podría haber explicado por qué ocultó (durante dos elecciones generales) que (al menos) desde marzo de 2019 conocía los negocios turbios de su padre y por qué solo lo reconoció el 15/03/2020, con España en shock por el confinamiento y tras publicarlo el Telegraph’”, ha señalado a través de su cuenta en la red social.

El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, recurrió a la ironía con una encuesta en Twitter en la que preguntaba si el discurso “ha colado” acompañado de tres noes como posible respuesta. Jon Iñarritu, diputado de EH Bildu, ha preguntado si el mensaje estaba “a la altura” para acto seguido criticar que no hiciera mención al escándalo del rey emérito. El portavoz del PNV en el Congreso Aitor Estaban ha criticado el discurso y ha señalado que “No ha pasado ni de puntillas; no ha pasado”, en referencia a la figura de Juan Carlos I. Crítica se ha mostrado también la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, por haber hecho a los “principios democráticos, morales, éticos y de coherencia” durante su discurso “sin sonrojarse”. La candidata del Partit Nacionalista de Catalunya (PNC) a las elecciones catalanas, Marta Pascal, considera que el mensaje “insensibilidad y poca capacidad de tener empatía hacia las familias que están sufriendo”. No quedó al margen de las críticas el líder de Más País, Iñigo Errejón, que ha señalado que “no debería hablar de principios éticos si no está dispuesto a rendir cuentas por los escándalos de su padre”.

En el cementerio barcelonés de Montjuïc durante la ofrenda anual ante la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha dicho que escuchar al Rey Felipe VI hablando de principios éticos y valores democráticos en su discurso de este jueves manifiesta una decadencia de lo que ha definido comó 'régimen del 78', y cree que el monarca "ha perdido toda la autoridad moral". "La monarquía tiene que venir a escondidas a Barcelona. No es bienvenida en nuestro país porque avaló los golpes de porra del 3 de octubre", ha dicho en alusión implícita a la entrega del Premio Cervantes al poeta Joan Margarit en Barcelona sin anunciarse previamente la visita.

En el mismo acto, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, calificó el dicurso de "vacío" y "alejado de la realidad" el discurso del monarca."El único discurso que nos puede interesar de Felipe VI es el que anuncie el fin de la monarquía", ha sentenciado.

Normas
Entra en El País para participar