El Senado ratifica el Presupuesto para 2021 y entrará en vigor el 1 de enero

Son las primeras cuentas públicas que el Parlamento aprueba desde 2018 y la agilidad en la aprobación evita una nueva prórroga de las anteriores

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (derecha), aplaudidad por la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, tras la aprobación del Presupuesto en el Senado.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (derecha), aplaudidad por la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, tras la aprobación del Presupuesto en el Senado.

El Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos ha consumado este martes su más importante victoria legislativa hasta la fecha con la ratificación del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 en el Senado. Las primeras cuentas públicas aprobadas por el Parlamento desde 2018 serán la herramienta con la que el Ejecutivo tratará de impulsar la recuperación económica ante la crisis del coronavirus y, más allá, abonan el terreno para que los socios de coalición agoten la legislatura.

La agilidad con la que las cuentas han sido aprobadas, desde su presentación ante el Congreso de los Diputados el 28 de octubre al visto bueno ayer por parte del Senado, sin cambios respecto al aval que les dio la Cámara Baja el 3 de diciembre, permitirá además que los Presupuestos entren en vigor el próximo 1 de enero, si necesidad de volver a prorrogar provisionalmente las cuentas públicas de 2018.

Menos de tres meses de tramitación en los que las cuentas ha concluido con escasas modificaciones de entre las 3.700 enmiendas del Congreso y las 3.800 del Senado y han recibido el apoyo de hasta 12 grupos diferentes. En concreto, han apoyado el proyecto PSOE, Unidas Podemos; ERC; PNV; Bildu; Compromís; PDeCAT; Más País; Nueva Canarias; Teruel Existe, o el Partido Regionalista Cántabro.

Como consecuencia, el Estado podrá adelantar, vía deuda pública, los 27.000 millones de euros en ayudas europeas que se aspiran a ingresar en 2021, de un total de 72.000 millones en subvenciones a recibir en tres años, a partir del 1 de enero.

Gracias a esta inyección, las cuentas del próximo año son las más expansivas de la historia, incluyendo en el cómputo también transferencias extraordinarias a las comunidades autónomas y la Seguridad Social. El techo de gasto se eleva más del 52% hasta los 194.456 millones.

En paralelo, el Presupuesto incorporar importantes novedades en el ámbito tributario, con subidas en Sociedades a grandes empresas, en IRPF para rentas altas, en Patrimonio para grandes fortunas y otras novedades como el alza del IVA a bebidas azucaradas y edulcoradas. Gracias a estos cambios y a la recuperación económica, Hacienda aspira a sellar una recaudación récord, de 222.107 millones (un 13% más).

En el plano político, las cuentas podrían permitir al Gobierno de coalición mantenerse en el poder hasta 2023 aunque perdieran la mayoría conformada para aprobarlas, si optan por prorrogar su ley más importante.

Normas
Entra en El País para participar