Pandemia

Illa descarta un confinamiento total: "Ni ahora ni en un futuro próximo"

La OMS aconseja quedarse en casa en Navidad y evitar acudir a las reuniones familiares

El ministro de Sanidad, Salvador Illa.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. EFE

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha descartado un confinamiento total: "Ahora no se dan las circunstancias para un confinamiento total. Ni ahora ni en un futuro próximo", y ha asegurado que las condiciones epidemiológicas de los países que han tomado esta decisión no son las mismas que en España.

En una entrevista este viernes en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha explicado que estos países empezaron más tarde la segunda ola, y que en España se tomaron medidas antes: "En nuestro país hemos tomado las medidas drásticas que hacía falta tomar cuando hacía falta".

No obstante, ha advertido de que "podemos estar en el inicio de la tercera ola si no se toman las medidas adecuadas. Hay que reaccionar", ha asegurado el ministro. Illa ha afirmado que a principios de noviembre se tomaron medidas adecuadas en las comunidades autónomas y se estabilizó el crecimiento de contagios, y "lo que ha pasado es que se han relajado y eso genera un repunte y se debe reaccionar", y ha subrayado que no se actúa con improvisación sino escuchando a expertos y haciendo un seguimiento diario de la evolución de los datos.

Apela a la responsabilidad individual

Illa ha asegurado que empatiza completamente con los sectores afectados por las medidas, pero ha insistido en que quedan por delante meses complicados en los que se tienen que tomar medidas y ha apelado a la responsabilidad individual; y sobre la Navidad, ha dicho que se podrá celebrar "pero de manera segura y adecuada" y de una forma diferente a la del año pasado.

Por su parte, el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Henri P. Kluge, ha aconsejado a la población quedarse en casa durante las fiestas navideñas e, incluso, evitar acudir a las reuniones familiares con el objetivo de frenar la transmisión del coronavirus.

Y es que, tal y como ha avisado, los contagios en gran parte de Europa siguen siendo "intensos y generalizados" y, además, la cantidad diaria de muertes por Covid-19 continúa en las tasas "más altas" observadas desde principios de año.

"La devastación de la pandemia ha tenido un implacable y gran, con pérdidas de vidas humanas y medios de subsistencia. El Covid-19 ha separado a familias y comunidades, ha arruinado negocios y ha privado a la gente de oportunidades que hace un año se daban por sentadas", ha lamentado Kluge.

Vacuanción

Por otro lado, Salvador Illa, ha aplaudido el acuerdo de este jueves en la Unión Europea para comenzar la vacunación entre los días 27 y 29 de diciembre, ha destacado la coordinación entre los países y ha adelantado que "en breve" el Gobierno dará a conocer la fecha exacta para empezar a suministrar vacunas. "Depende de diferentes factores, no puedo anticipar la fecha", ha apuntado Illa, que ha añadido que lo correcto sería que todas las comunidades autónomas empezasen a vacunar a la vez y trabajarán para ello.

Illa ha destacado que se hará un reparto equitativo de dosis, que España tendrá un total de 140 millones de dosis y "habrá vacuna para todo el mundo", aunque ha avisado de que el primer día no habrá para todos y que será un reparto progresivo, siguiendo las recomendaciones de expertos.

Ha insistido en que habrá una dosis para todos los ciudadanos, que todo está a punto para iniciar el proceso de vacunación: "Nuestro país tiene una tradición de vacunación muy notable, pero no deja de ser un reto muy importante", y ha explicado que si sobran se donarán a otros países.

Preguntado por si él se vacunará, el ministro ha respondido que sí, "sin ningún tipo de duda", y ha asegurado que no habrá dosis para los responsables políticos sino que serán tratados como el resto de ciudadanos, por lo que acudirá a vacunarse cuando le citen en el sistema sanitario.

Illa ha descartado la obligatoriedad de la vacunación en España, y ha afirmado que las personas que se nieguen toman la decisión libremente, pero ha pedido que piensen que esto tiene efectos en ellos mismos y en el resto de gente: "Desde el respeto, dejo claro que por sentido cívico y solidario hay que vacunarse".

El titular de Sanidad ha sostenido que en verano de 2021 el horizonte será diferente porque habrá un porcentaje importante de gente vacunada, aunque sobre quitarse la mascarilla ha dicho que se debe ser "prudente".

Normas
Entra en El País para participar