El BCE prevé que el PIB recupere el nivel prepandemia a mediados de 2022

Advierte que una tercera ola del virus limitaría el crecimiento en la zona euro al 0,4% el año próximo

BCE previsiones pulsa en la foto

El BCE ha empeorado sus previsiones de crecimiento e inflación para la zona euro a causa del impacto económico de la segunda ola de la pandemia y no prevé que el PIB se haya recuperado hasta los niveles previos a la pandemia hasta mediados de 2022. Ya en 2023, el crecimiento de la economía de la zona euro sería un 2,5% superior al PIB de 2019, según las previsiones económicas lanzadas hoy por la institución.

El BCE ha decidido por tanto dar pleno soporte monetario hasta marzo de 2022 para garantizar esa recuperación, que prevé gradual, y en la que no descarta un traspié. Si bien su escenario base contempla un alza del PIB en la zona euro del 3,9% en 2021, rebajado desde el 5% de septiembre, el crecimiento se reduciría a apenas el 0,4% en un escenario adverso de un resurgimiento de la pandemia que forzara a los gobiernos a medidas de restricción en el primer trimestre de 2021, “aunque con una efectividad más limitada”, señala el BCE. Sería el supuesto de una tercera oleada del coronavirus, posterior a las Navidades, y que dejaría como secuela un menor crecimiento también para 2022 y 2023: un alza del PIB del 3% y 2,9%, respectivamente, frente al 4,2% y 2,1% del escenario base.

El BCE también contempla la otra opción, la de un escenario mucho más favorable, de mayor éxito en la contención del virus, una rápida distribución de la vacuna y secuelas limitadas en la economía. En tal caso, el PIB crecería el próximo año en la zona euro el 6%, recuperando los niveles previos a la pandemia a finales del ejercicio, y con la inflación subiendo al 1,5% en 2023.

Ese escenario mucho más optimista no se traslada en cambio a un repunte de precios mucho mayor del contemplado en el escenario base, del 1,4% en 2023. De hecho, el BCE va a seguir encarando presiones deflacionistas en el medio plazo, en que estima un tipo de cambio para el euro de media en los 1,18 dólares entre 2021 y 2023, frente a los 1,14 dólares de media de este año, y un precio del petróleo inferior al calculado en septiembre.

Así, según las estimaciones del BCE, el barril de crudo estaría en 2021 en los 44 dólares, frente a los 47,5 calculados en septiembre, y en los 45,7 dólares en 2022, frente a los 49,2 dólares de la previsión anterior. Su precio medio en 2023 sería de 46,9 dólares. Mientras tanto, el crecimiento mundial de la economía, sin contar con la zona euro, sería del 5,8% en 2021, del 3,9% en 2022 y del 3,6% en 2023, según las proyecciones del BCE.

En cuanto a la tasa de desempleo en la zona euro, el BCE prevé que alcance un pico en 2021 en el 9,3% para caer después al 7,5% 2023, al hilo de la recuperación de la economía. Para ese año, el BCE calcula que tanto la tasa de desempleo como el número de personas desocupadas habrían regresado a grandes rasgos a los niveles del cuarto trimestre de 2019.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar