Fondos de inversión

Los inversores de dos fondos de Esfera Capital atrapados en el MAB logran una ventana de liquidez

Annapurna y Esfera Renta Variable Internacional crearon compartimentos para los activos menos líquidos tras ser suspendidos de reembolso

Sede de la CNMV.
Sede de la CNMV.

Los partícipes de los fondos Annapurna y Esfera Renta Variable Internacional gestionados ahora por Trea tendrán una ventana de liquidez para los compartimentos con activos ilíquidos de ambos fondos para realizar traspasos y reembolsos. Según ha comunicado la gestora a la CNMV, entre el 10 y el 17 de diciembre los partícipes de estos fondos, que se vieron afectados por la elevada exposición de estos vehículos a valores poco líquidos del MAB (ahora, BME growth) y que llegaron en 2018 a verse suspendidos de reembolsos por parte del regulador, podrán solicitar el traspaso o el reembolso.

En junio de 2018, el supervisor del mercado decidió suspender temporalmente las suscripciones y los reembolsos de estos dos vehículos por su elevada exposición a valores poco líquidos que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), actual BME Growth. En ese momento, Annapurna contaba con 1.982 partícipes y un patrimonio de 46,07 millones de euros, mientras que Esfera Renta Variable Internacional tenía 1.089 partícipes y un patrimonio bajo gestión más reducido, de 7,64 millones de euros. Sus principales participaciones estaban en Home Meal, Eurona Wireless, Inkemia y Euroconsult.

Semanas después, la CNMV decidió levantar la suspensión pero se crearon sendos compartimentos especiales con los activos menos líquidos. Son estos compartimentos especiales los que tendrán a partir de este jueves una ventana de liquidez gracias a la venta parcial de acciones de Eurona, bien en forma de traspasos –para personas físicas residentes–, bien en forma de reembolsos –para personas físicas no residentes y personas jurídicas–. Una vez finalice este tiempo,Trea podrá canjear las participaciones no traspasadas o reembolsadas por participaciones del fondo origen para aquellos inversores que no hayan solicitado nada.

En total, se repartirán 246.963 euros entre los partícipes, 220.018,34 euros correspondientes al fondo Annapurna y 26945,42 a Esfera Renta Variable Internacional.

En el momento de la suspensión de los reembolsos por parte de la CNMV Esfera Capital Gestión tenía delegada la gestión del fondo Annapurna en la agencia de valores Q-Renta AV, mientras que había retomado desde marzo la gestión del Esfera Renta Variable Internacional. Sin embargo, poco después QRenta acordó que los nueve vehículos que gestionaba pasarían a ser gestionados por Trea. Esfera Capital, por su parte, fue adquirida por Adbank en marzo de este año.

QRenta ha sido, por otro lado, recientemente condenada a devolver 400.000 euros a un matrimonio al que asesoraban cuyos fondos destinaban a empresas del MAB en las que sus gestores tenían intereses económicos. En el fallo, el juez citó varios informes de la Unidad de Vigilancia del Mercado, dependiente de la CNMV, que señalan que Q-Renta llevó a cabo "manipulación en la cotización de los valores en perjuicio de sus clientes" y que se "aprovechó de su condición de colocadora de productos en el mercado y su relación directa con algunas empresas del MAB".

Normas
Entra en El País para participar