Iberdrola forma un consorcio mundial para acelerar la producción de hidrógeno verde

Green Hydrogen Catapult, integrada por ACWA, CWP Renewables, Envision, Iberdrola, Ørsted, Yara y Snam, prevé elevar la producción de hidrógeno renovable y reducir su coste

Green Hydrogen Catapult
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Iberdrola, junto a otros seis líderes industriales mundiales, han anunciado la creación de una alianza global para acelerar la escala y la producción de hidrógeno verde en los próximos seis años, ayudando a transformar las industrias más intensivas en carbono del mundo, incluidas la generación de energía, los productos químicos, la fabricación de acero y el transporte pesado.

La nueva iniciativa, Green Hydrogen Catapult, estará integrada por los referentes de la industria del hidrógeno verde (ACWA Power, CWP Renewables, Envision, Iberdrola, Ørsted, Yara y Snam), que trabajan en el despliegue de 25 GW de producción de hidrógeno verde basada en energías renovables hasta 2026, bajo los auspicios de Naciones Unidas.

La alianza trabajará también en reducir a la mitad el coste de este tipo de hidrógeno a menos de dos dólares el kilo. Un análisis reciente estima que un precio de dos dólares por kg representa un punto de inflexión potencial que hará que el hidrógeno verde y sus combustibles derivados sean la fuente de energía preferente en múltiples sectores, incluida la producción de acero y fertilizantes, la generación de energía y el transporte marítimo de largo alcance, donde existe una amplia demanda a corto plazo en Europa y en otros mercados, informa la alianza en un comunicado.

El hidrógeno verde se produce mediante el uso de energía renovable (eólica y solar) para impulsar la electrólisis que divide el agua en sus partes constituyentes y es ampliamente considerado como el principal vector para descarbonizar los sectores de la industria y el transporte pesado con alto nivel de emisiones.

"Liderando la carrera para conseguir una producción de energía fotovoltaica a un precio inferior a dos centavos/kWh en ciertas geografías, creemos que se puede generar hidrógeno verde a menos de dos dólares por kg en cuatro años", explica Paddy Padmanathan, director ejecutivo de ACWA Power. "Desde la perspectiva de la industria, no vemos barreras técnicas para lograrlo, por lo que es hora de continuar con el círculo virtuoso de reducción de costes a través de la ampliación de la escala ", añade.

Con la creación de esta iniciativa, los socios fundadores de Green Hydrogen Catapult colaborarán para acelerar la tecnología, los avances en la fabricación y construcción de componentes, el desarrollo del mercado y la inversión. Los objetivos de Catapult requerirán una inversión de aproximadamente 110.000 millones de dólares y generarán más de 120.000 puestos de trabajo, lo que facilitará paralelamente la recuperación tras la pandemia del Covid-19.

Las compañías involucradas en esta iniciativa trabajarán según estos objetivos, desarrollando las capacidades, apoyando el diseño de herramientas específicas para resolver los primeros desafíos del mercado y promoviendo la colaboración para acelerar el acceso al aire limpio, la creación de empleos verdes, la resiliencia de la cadena de suministro y el crecimiento económico, utilizando hidrógeno verde. Rocky Mountain Institute, un think-tank sin ánimo de lucro, impulsará la iniciativa entre los socios.

Green Hydrogen Catapult tiene como objetivo alinear la producción y el uso de hidrógeno verde para desplazar los combustibles fósiles de forma progresiva y lograr cero emisiones globales netas para 2050 a la vez que se limita el aumento de la temperatura global a 1,5ºC.

El 25% de la energía en 2050

En la actualidad, se estima que el hidrógeno verde podría cubrir hasta el 25% de las necesidades energéticas del mundo para 2050 y convertirse en un mercado de 10 billones de dólares para 2050. Estas proyecciones están respaldadas por la reciente aparición de fuertes estrategias nacionales de hidrógeno centradas en el hidrógeno, incluida Australia, Chile, Alemania, la UE, Japón, Nueva Zelanda, Portugal, España y Corea del Sur, informa la alianza.

El proyecto invita a participar a empresas comprometidas con proyectos a gran escala en desarrollo, así como a inversores y Gobiernos municipales y regionales, a medida que la iniciativa toma forma y genera un impulso global antes de la próxima Cumbre del Clima de la ONU, que se celebrará en Glasgow en noviembre de 2021.

Iberdrola, por su parte, tiene previsto desarrollar una estrategia integral para la producción de 800 MW de hidrógeno verde, con una inversión de 1.800 millones de euros en los siete próximos años. Esta producción cubriría el 20% del objetivo nacional -que prevé la instalación de 4GW a 2030-y lograría que alrededor del 25% del hidrógeno actualmente consumido en España no generara emisiones de CO2. Enmarcado en esa estrategia, la compañía avanza en la puesta en marcha del mayor complejo de hidrógeno verde para uso industrial de Europa, operativo en Puertollano (Ciudad Real) en 2021.

Normas
Entra en El País para participar