La mitad de las asesorías jurídicas prevé recortar su gasto en abogados

Una encuesta revela que las empresas no solo enviarán menos trabajo a las firmas, sino que también lo harán a menor precio

Recorte abogados por la pandemia Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Covid ha dado una nueva vuelta de tuerca al más por menos, principio que desde hace años rige la actividad de las asesorías jurídicas internas de las empresas. Y es que la pandemia no solo ha multiplicado la carga de trabajo de los departamentos legales, sino que, además, ha ajustado aún más sus presupuestos. Una circunstancia que, a su vez, empuja a la baja los honorarios que perciben los despachos de abogados.

Según el informe Chief Legal Officer Survey 2020, de la consultora Altman Weil, el 40% de las asesorías jurídicas admite que ha sufrido recortes presupuestarios este año. Una cifra que, en 2021, se elevará al 44%. De cumplirse este pronóstico, apunta el estudio, será la primera vez en diez años que son más las compañías que reducen sus partidas destinadas al área legal que las que lo incrementan.

Entre las medidas que los directores legales adoptarán para reducir el gasto (manteniendo o incrementando su capacidad productiva) destacan tres: la mejora de la eficiencia de los procesos internos (mencionada por el 68%), la renegociación a la baja de las tarifas de los bufetes (el 66%) o la asunción por los propios abogados de la asesoría corporativa de trabajo que antes se externalizaba (el 55%).

Otras opciones que se contemplan, aunque de forma no mayoritaria, son el traslado de algunos asuntos a despachos más baratos (el 35%), la digitalización de algunos procesos internos (el 29%) o la sustitución, para algunas tareas, de bufetes por proveedores alternativos de servicios legales (los conocidos como ALSP, que lo menciona el 24% de los encuestados).

Rebaja del precio/hora

La pandemia no solo está obligando a ajustarse el cinturón a las áreas legales, también impactará en los bufetes. Las compañías no solo van a remitirles menos trabajo, sino que también quieren que este les salga más barato. De hecho, el próximo ejercicio cerca de la mitad tienen como objetivo reducir su factura en abogados.

Como detalla el documento, a iniciativa de la firma o a petición del propio director legal (uno de cada tres consultados reconoce que ha pedido una revisión a la baja de los honorarios), son muchos los bufetes que ya han aplicado una rebaja en su precio por hora. La media de este descuento es del 10%, pero también hay un importante número de firmas que han reducido sus tarifas entre el 11% y el 15% (dos de cada diez). Algunos incluso superan ese porcentaje.

En todo caso, según las respuestas ofrecidas, el ajuste de gasto interno ha sido superior al aplicado a los letrados externos.

Carga de trabajo

La encuesta también pone cifras a la sobrecarga de trabajo que ha impuesto el virus a estos departamentos. Según ocho de cada diez in house, el Covid ha incrementado sus tareas. De entre ellos, para el 52% lo ha hecho de forma moderada y para el 25% de manera relevante. De este modo, a lo largo del presente año, los jefes de las asesorías jurídicas han tenido que dedicar un 15% de su tiempo a asuntos relacionados con la pandemia, lo que la convierte en la tercera materia que más atención les ha exigido, solo por detrás de su participación en la estrategia corporativa (que les ha demandado una cuarta parte de sus horas de trabajo) y el asesoramiento legal (casi una quinta parte).

La encuesta también revela que una de cada diez áreas jurídicas ha recortado plantilla en los últimos meses, un ajuste que se ha producido principalmente entre el personal administrativo y de apoyo, y no tanto entre los letrados.

Iniciativas más valoradas

Por último, Altman Weil examina las iniciativas que los despachos han puesto en marcha durante la pandemia y, de entre las mismas, cuáles han resultado más útiles para los abogados internos. En este punto se observa cierta falta de sintonía entre letrados y clientes.

Así, mientras los primeros han potenciado aquellas acciones que les ayudaban a generar negocio (alertas, newsletters, formaciones o webinarios), los clientes han puntuado con mejor nota las que les han permitido aliviar sus problemas presupuestarios por la vía de reducir el coste del asesoramiento o renegociar los honorarios.

Según las cifras contenidas en el informe, el 90% de los in house ha recibido por parte de sus firmas un sinfín de alertas, correos electrónicos con novedades o posibilidades de seguir algún curso online; sin embargo, solo dos de cada diez afirman que esto les ha aportado mucho valor (la mayoría le dan una nota media).

Sin embargo, los abogados internos puntúan como muy valiosas las propuestas para proporcionar un letrado que se integre en el departamento sin coste, introducir procesos de eficiencia que reduzcan la factura o las ofertas de rebaja de honorarios, opciones que han sido promovidas por las firmas de forma minoritaria (menos del 10% en todos los casos).

Aunque admite que tuvieron que afrontar sus propios retos, la consultora concluye que los despachos han perdido una buena oportunidad para tejer relaciones de confianza más estrechas con sus clientes. En esta línea, les recomienda implicarse más en los desafíos presupuestarios y de carga de trabajo que sufren las empresas para las que trabajan.

Lecciones de la pandemia en las asesorías

Teletrabajo. Al igual que en los despachos de abogados, la pérdida del miedo al teletrabajo es el gran cambio que los directores de las asesorías jurídicas creen que quedará una vez superada la pandemia. Ocho de cada diez aseguran que, una vez pasada la crisis del Covid, mantendrán la posibilidad de realizar parte del trabajo en remoto o facilitarán la adopción de acuerdos de flexibilidad laboral con sus empleados. Llama la atención, en cambio, que pocos aprecian ningún otro aprendizaje. Solo un 17% considera que en el futuro aumentará el uso de la tecnología en el departamento y apenas el 12% prevé una reducción en el número de viajes que haga el personal del área. Finalmente, el 7% apunta que se invertirá en la mejora de la gestión.

Normas
Entra en El País para participar