Ajuste laboral

Indra Sistemas pacta con los sindicatos reemplazar el ERE por prejubilaciones y bajas voluntarias

La medida afectará a un máximo de 220 empleados. La compañía se reserva el derecho de volver a plantear un despido colectivo si no se alcanza al menos el 75% del número máximo de prejubilaciones y bajas incentivadas

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Indra Sistemas ha retirado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que planeaba tras alcanzar esta noche un acuerdo con los sindicatos que pasa, según fuentes presentes en la negociación, por la puesta en marcha de un plan de prejubilaciones y bajas voluntarias para 220 empleados.

La división de Defensa, Seguridad, Transporte y Tráfico Aéreo de Indra había anunciado el pasado 6 de noviembre un ajuste que afectaba a 240 empleados, pero la tecnológica confía en que el nuevo acuerdo le permitará alcanzar los objetivos de reducción y ajuste de plantilla planteados por la compañía para mejorar su competitividad. En Indra Sistemas trabajan actualmente 6.263 personas de los 28.000 empleados de la empresa en España.

Según lo acordado, el número máximo de empleados afectados será de 220, de los que un máximo de 135 serán prejubilaciones, y un máximo de 85, bajas incentivadas. El acceso a la prejubilación y a la baja indemnizada es voluntario, tanto para la empresa como para el trabajador. Eso sí, en caso de no alcanzarse al menos el 75% del número máximo de prejubilaciones y bajas incentivadas, Indra se reserva el derecho de plantear de nuevo un proceso de despido colectivo para la consecución de los objetivos señalados, que considera "imprescindible".

Con este acuerdo, y según fuentes sindicales citadas por Efe, se pondrá en marcha un plan de bajas voluntarias para mayores de 57 años, con prejubilaciones con el 90% del sueldo garantizado para salarios de hasta 45.000 euros y el 85% para los de más de 45.000 euros.

Ambas partes han acordado igualmente desarrollar un acuerdo marco laboral de tres años de vigencia (2021-2023) "para consolidar el camino ya iniciado de construir unas relaciones laborales fluidas entre la dirección de la compañía y las representaciones sindicales presentes en la misma". Y para ello se creará una comisión de seguimiento que garantice el cumplimiento de lo pactado.

El pasado 26 de noviembre, en la reunión de la mesa negociadora, Indra Sistemas ya planteó que retiraría el ERE si se llegaba a un acuerdo para amortizar 240 empleos.

La compañía ha mantenido durante toda la negociación la necesidad de llevar a cabo ajustes en la plantilla para configurar "una estructura optimizada, ajustada en mayor medida al contexto del mercado, caracterizado por cambios relevantes en las necesidades y la demanda de los clientes de los sectores en los que opera Indra Sistemas, y permite dar lugar a una organización con mayor grado de eficiencia y competitividad".

Este nuevo acuerdo ha sido apoyado por los sindicatos CCOO, UGT y USO, y se produce después de Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI) pactara con los sindicatos la salida de 580 empleados, con 220 prejubilaciones. La propuesta inicial de la compañía era un ERE que afectaba a 1.036 trabajadores.

Normas
Entra en El País para participar