Ajustes laborales

Indra plantea un recorte de 240 empleos en su división de Sistemas, un 3,8% de la plantilla

El ajuste se suma al planteado por la compañía en su unidad de Soluciones Tecnologías de la Información, donde ha propuesto amortizar 1.036 puestos de trabajo, un 8% de la plantilla de esta división

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Indra ha planteado hoy recortar 240 empleos en su filial Indra Sistemas, su división de Defensa y Seguridad, Transporte y Tráfico Aéreo, lo que supone el 3,8% de la plantilla de esta unidad de negocio, que en la actualidad da empleo a 6.336 personas, y el 0,85% de la plantilla de Indra España, que a cierre de septiembre sumaba 27.963 profesionales en España y 47.922 en todo el grupo, según informa a Cincodías fuentes presentes en la reunión.

La propuesta se ha realizado durante la primera reunión mantenida este viernes entre la empresa tecnológica y los representantes legales de los trabajadores para alcanzar un acuerdo sobre las medidas necesarias planteadas por Indra en julio para llevar a cabo una reestructuración de su plantilla.

"Esta propuesta posibilita configurar una estructura de plantilla optimizada, ajustada en mayor medida al contexto del mercado, caracterizado por cambios relevantes en las necesidades y la demanda de los clientes de los sectores en los que opera Indra Sistemas, y permite dar lugar a una organización con mayor grado de eficiencia y competitividad", señalan las mismas fuentes.

El pasado 16 de octubre Indra comunicó a los sindicatos su intención de ajustar la plantilla en su división de Indra Sistemas, un recorte que se suma al planteado por Indra Soluciones Tecnologías de la Información, donde la multinacional española ha propuesto recortar 1.036 puestos de trabajo de sus 13.000 empleados en España, lo que supondría el 8% de la plantilla de esta división.

Indra ha defendido durante estos meses y lo ha vuelto a hacer hoy en la reunión que los cambios estructurales del negocio y en las necesidades de los clientes han provocado que la estructura, la organización y los perfiles profesionales actuales de la plantilla de Indra Sistemas impacten en la eficiencia, productividad y competitividad de la compañía.

Según datos facilitados por Indra, su división de Transporte, Defensa y Tráfico Aéreo tuvo unas pérdidas de explotación a septiembre de 2020 de 38,8 millones de euros y unas pérdidas antes de impuestos de 28,7 millones. Indra Sistemas registró un resultado financiero negativo de 17,2 millones de euros en 2018 y de 37,4 millones en 2019.

En los nueve primeros meses de este año, sus ingresos cayeron un 8,9%, su margen operativo un 40,6% y su resultado de explotación un 47,6%. En 2019, tuvo una caída del 1,7% en su magen operativo y su resultado de explotación cayó un 7,2%.

En el conjunto del grupo Indra, en los primeros nueve meses del año los ingresos cayeron un 5,9%; el margen operativo cayó un 46%; el Ebit reportado fue de -9 millones de euros, frente a 127 millones positivos en los primeros nueve meses de 2019; y las pérdidas fueron de 31 millones, frente a beneficios de 65 millones de los primeros nueve meses de 2019.

En contraposición, los gastos de personal de Indra Sistemas (excluyendo las indemnizaciones) han aumentado en un 18,9% desde 2017 a 2019, ya que han pasado de 297,1 millones de euros a 353,2 millones de euros.

Desde la compañía remarcan además que el contexto económico nacional e internacional en el que se encuentra Indra Sistemas está acelerando y profundizando las tendencias y los cambios estructurales de los sectores donde tiene presencia, lo que está suponiendo "cambios significativos" en las necesidades de los clientes y la disminución de la demanda de los productos y servicios de la compañía.

Durante la reunión, CCOO dejó claro que no acepta los argumentos que esgrime la empresa para ejecutar los ajustes y planteó un escenario en el que se podrían “estudiar problemas puntuales y aportar soluciones puntuales y no estructurales”, según informa este sindicato. En concreto, apunta que se podrían valorar algunas medidas “no traumáticas” para adecuar la plantilla, basadas en la voluntariedad, ofreciendo escenarios como “excedencias bonificadas con reingresos automático con doble voluntariedad, bajas bonificadas con doble voluntariedad y prejubilaciones”.

CCOO trasladó lo inadecuado que resulta el planteamiento que hace la empresa en la situación actual y ante la creciente contratación que viene realizando en las últimas semanas. El sindicato apuntó que ve necesario apostar por contratar personal para poder abordar futuros proyectos en los que está involucrada Indra Sistemas, y elaborar un marco de relaciones y condiciones laborales que permita afrontar los retos tecnológicos a corto, medio y largo plazo.

Normas
Entra en El País para participar