Ajuste laboral

Indra Sistema acepta retirar el ERE a cambio de jubilaciones anticipadas y bajas incentivadas

La compañía había propuesto recortar 240 empleos de una plantilla total de 6.263 trabajadores en su unidad de Defensa y Seguridad, Transporte y Tráfico Aéreo

Logo de Indra en la sede de la compañía en Madrid
Logo de Indra en la sede de la compañía en Madrid

Indra continúa con sus ajustes laborales. Tras pactar con los sindicatos la salida de 580 empleados de su filial de TI, con 220 prejubilaciones, la semana pasada, hoy su filial de Defensa y Seguridad, Transporte y Tráfico Aéreo, ha propuesto a los representantes de los trabajadores no llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) si las partes llegan a un acuerdo que le permitan alcanzar sus objetivos de reestructuración de plantilla, según cuentan a CincoDías fuentes presenten en la negociación.

Las mismas fuentes detallan que Indra Sistemas ha propuesto sustituir con jubilaciones anticipadas y bajas incentivadas los 240 despidos que había planteado en la primera reunión mantenida con los sinditados el pasado 6 de noviembre. Un recorte que supone un 3,8% sobre una plantilla total de 6.263, algo que rechazaron los sindicatos.

Los representantes sindicales, que rechazaron tajantemente el ERE desde el principio, se han comprometido a analizar la propuesta y a dar una respuesta en la reunión que mantendrán  con la compañía el próximo martes. De momento, desde CC OO celebran que la empresa haya "aceptado el modelo de negociar medidas no traumáticas". Este sindicato ya reclamó en la primera reunión negociar "bajas bonificadas con doble voluntariedad; prejubilaciones y excedencias bonificadas con reingresos automático con doble voluntariedad".

Indra Sistemas ha mantenido en la reunión de hoy, que apenas ha durado una hora, la necesidad de llevar a cabo ajustes en la plantilla y ha vuelto a reiterar los argumentos esgrimidos en la primera reunión cuando aseguró que su propuesta  "permite configurar una estructura de plantilla optimizada, ajustada en mayor medida al contexto del mercado, caracterizado por cambios relevantes en las necesidades y la demanda de los clientes de los sectores en los que opera Indra Sistemas, y permite dar lugar a una organización con mayor grado de eficiencia y competitividad".

Indra ha defendido durante estos meses y lo ha vuelto a hacer hoy en la reunión que los cambios estructurales del negocio y en las necesidades de los clientes han provocado que la estructura, la organización y los perfiles profesionales actuales de la plantilla de Indra Sistemas impacten en la eficiencia, productividad y competitividad de la compañía.

Según datos facilitados por Indra, su división de Transporte, Defensa y Tráfico Aéreo tuvo unas pérdidas de explotación a septiembre de 2020 de 38,8 millones de euros y unas pérdidas antes de impuestos de 28,7 millones. Indra Sistemas registró un resultado financiero negativo de 17,2 millones de euros en 2018 y de 37,4 millones en 2019.

En los nueve primeros meses de este año, sus ingresos cayeron un 8,9%, su margen operativo un 40,6% y su resultado de explotación un 47,6%. En 2019, tuvo una caída del 1,7% en su magen operativo y su resultado de explotación cayó un 7,2%.

La nueva propuesta de Indra Sistema llega apenas una semana después de que la empresa alcanzara un acuerdo por amplia mayoría con los representantes legales de los trabajadores para recortar la plantilla de su filial Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI). Tras semanas de negociación, la tecnológica rebajó el ERE que había planteado de 1.036 empleados a un máximo de 580 salidas, con 220 prejubilaciones, además de recortar el número de personas que se verán afectadas por la bajada salarial.

Normas
Entra en El País para participar