Director general de Evo Banco

Enrique Tellado: “Evo debe haber creado valor para Bankinter en tres años”

Evo Banco, filial de Bankinter desde 2019, va a contracorriente. Cuando todo el sector sube sus comisiones, este banco ha decidido eliminar cualquier tipo de condición para poder ser cliente. “No es cierto que no se pueda rentabilizar al cliente sin comisiones”

Enrique Tellado, director general de Evo Banco
Enrique Tellado, director general de Evo Banco

En un momento en el que casi todas las entidades españolas, incluidas algunas destacadas de banca digital, han optado por endurecer sus condiciones para que el cliente no pague comisiones, Evo Banco ha decidido seguir el camino contrario. Ha eliminado cualquier tipo de condición para poder ser cliente de la entidad. Pese a ello, el banco espera crecer y ser rentable en menos de tres años. Ese es al menos el objetivo de su director general, Enrique Tellado, y nadie mejor que él para conocer el futuro de este banco digital creado como marca comercial en 2012, en plena crisis financiera. Nació de una escisión de unas oficinas de la antigua Novacaixagalicia, y desde entonces Tellado ha estado al frente.

En 2014 Evo, convertido ya en banco, fue adquirido por el fondo Apollo. Tras varias reestructuraciones, al final Evo se transformó en un banco únicamente digital y fue adquirido en mayo de 2019 por Bankinter. Tellado sigue al frente con el reto de que la firma consiga dar ya beneficios y sea el banco más recomendado por los clientes.

Ahora que todos los bancos han empezado a cobrar por sus servi­cios, e incluso solo por ahorrar, como hacen ya algunos, ¿por qué Evo va a contracorriente? ¿Quiere quedarse con los clientes que se van de otros bancos?

Evo puede hacer eso porque sus costes son muy bajos. Es un banco que opera solo online. Nosotros vivimos, básicamente, del margen financiero o lo que nos dejan las hipotecas, y el poco que hacemos de préstamos al consumo y tarjetas, y de las comisiones que paga el sistema por el uso que hacen nuestros clientes con las tarjetas. Así se puede obtener rentabilidad. Cada vez más bancos están expulsando al cliente menos fiel porque creen que no lo van a rentabilizar. No es cierto. Sí se puede ganar con esos clientes. Nosotros logramos un margen financiero (la diferencia entre el activo sobre el pasivo) de 135 puntos básicos.

¿Entonces espera captar a esos clientes descontentos por el nuevo cobro de comisiones, incluso de ING, que también es un banco digital, pero que en abril comenzará a cobrar comisiones?

El modelo de ING no es igual que el nuestro. Ellos tienen un call center. Nosotros no. Nosotros no vamos a cobrar por los servicios. Hemos captado algunos clientes descontentos por esta nueva política comercial de la banca, pero los usuarios no dejan una entidad por el anuncio de unos cobros. Lo hacen cuando ya se les está cobrando. Entonces hasta dentro de unos meses no percibiremos el efecto de la subida de precios en el sector. Pero, por otra parte, es lógico que un banco con oficinas cobre por sus servicios. Hasta ahora no lo hacían porque el cliente español no valoraba esos servicios, incluido el de guardar su dinero. El sector nunca puso en valor esos servicios porque ganaban dinero. Los tipos de interés eran altos y no se penalizaba el ahorro, sino al contrario.

¿Y las fusiones les benefician?

Sí hay oportunidades. Estamos creciendo muy deprisa y en los últimos meses de forma más clara, pero creo que es más porque estamos bajo el paraguas de Bankinter. Pero con las fusiones creceremos.

El objetivo es triplicar nuestro negocio en dos años y crecer un 25% en clientes financieros en 2021

Nos gustaría tener el potencial para que en 2022 o 2023 Bankinter pueda sacar Evo a Bolsa o tomar la opción que considere

¿Bankinter se inmiscuye mucho en la estrategia y forma de hacer de Evo?

No. Nos deja operar con mucha independencia.

¿Y por qué no usar las oficinas de Bankinter para que el cliente de Evo pueda realizar alguna operación o simplemente quejarse por algún servicio u operativa?

No es bueno. Se perturbaría el modelo de Evo.

¿Cuáles son los objetivos del banco? ¿Al ser un banco digital han crecido con la pandemia?, porque dicen que el español se ha vuelto un cliente mucho más digital...

En la actualidad, Evo cuenta con dos tipos de clientes, que son los financieros (630.000) y los de servi­cios (200.000 usuarios con acceso preferente al ecommerce de productos tecnológicos de Evo, servicio de agregador de cuentas de terceras entidades, análisis de salud financiera, etc.). Si contamos con los dos, superaremos el millón a principios del año que viene, pero si nos centramos únicamente en clientes financieros tradicionales, Evo cuenta con duplicar antes de mediados del año que viene la capacidad de captación de nuevos clientes, lo que nos llevaría a un crecimiento anual de un 25% y 800.000 clientes financieros a cierre de año. Y sí, la pandemia ha aumentado el crecimiento de clientes digitales.

¿Cuándo será rentable Evo Banco para Bankinter?

La evolución esperada de nuestro negocio nos permitirá en 2022 o 2023 crear un muy muy alto valor y tangible en el mercado que permitiría a nuestro accionista Bankinter tomar la decisión que considere, que puede ser seguir como estamos, salir a Bolsa u otras opciones. Esperamos ser rentables y crear valor para Bankinter en dos o tres años a lo sumo. Y también esperamos exportar nuestra plataforma fuera de España en ese periodo de tiempo.

¿Su política comercial es crecer por precio?

Pensamos competir por servicios, además de por tipos bajos y por comisiones. El no tener oficinas nos hace competir por ofertas, por tener la mejor aplicación del mercado, por tener al cliente muy satisfecho y no tener productos muy complicados. Así, el 90% de la población puede ser nuestro cliente. Tenemos un potencial para en dos años triplicar nuestro negocio y en 2023, como máximo, tener beneficios. Y hemos dicho que en dos o tres años esperamos tener beneficios.

Evo ha apostado por las hipotecas con tipos bajos, los más bajos del mercado.

Sí. Después del estado de alarma hubo un boom de las hipotecas. Ahora es menor, pero la gente, con el confinamiento, se ha vuelto más sensible a analizar su propia casa, por eso hay actividad hipotecaria, y nosotros podemos ofrecer hipotecas baratas. Nuestros costes son bajos. En Evo solo trabajan 200 personas. Y nuestra tasa de morosidad es muy baja, del 1,46%.

¿Qué hace un deportista como usted metido a banquero?

Antes competía en triatlones. Ahora compito en piragüismo porque está menos masificado. Siempre he sido un deportista, pero solo aficionado.

Normas
Entra en El País para participar