Bruselas aprueba el proyecto de Presupuestos, pero advierte a España que vigile la deuda

La Comisión Europea da el visto bueno a los borradores presupuestarios de los 27 socios

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni.
El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni. AFP

Luz verde a los Presupuestos españoles, pero con advertencias por el elevado nivel de deuda pública. La Comisión Europea ha presentado este miércoles su paquete de otoño del Semestre Europeo, en el que analiza los borradores presupuestarios de los Estados miembros en un contexto marcado por la pandemia de Covid-19 y por la suspensión temporal de las reglas fiscales. En general, Bruselas aprueba a los 27 socios, pero avisa a un puñado de ellos por la sostenibilidad fiscal a medio plazo.

En el apartado relativo a España, el Ejecutivo comunitario considera que la mayoría de las medidas establecidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) "apoyan la actividad económica en un contexto de considerable incertidumbre", por lo que da su visto bueno al borradorSin embargo, dado el nivel de deuda pública y los altos desafíos de sostenibilidad presupuestaria del país, Bruselas advierte a España y le pide vigilar la estabilidad fiscal, así como estar preparada para actuar si es necesario. "Es importante que España se asegure de que, al tomar medidas de apoyo, se mantenga la sostenibilidad fiscal a medio plazo", explica la Comisión.

A pesar de que las reglas fiscales están suspendidas temporalmente por el impacto de la pandemia, la Comisión alerta que el déficit público español ascenderá al 12,2% del PIB este año para irse reduciendo hasta el 9,6% y el 8,6% en los dos siguientes ejercicios. La deuda, por su parte, superará el 120% del PIB en 2020, para crecer hasta el 122% el año que viene y rozar el 124% en 2022.

En sus previsiones de otoño, presentadas a comienzos de noviembre, la Comisión también estimó una caída del PIB español del 12,4% para 2020, la mayor, de lejos, de todos los países de la UE. A partir de entonces, eso sí, constataba un rebote del 5,4% en 2021, en línea con el resto de los socios, y del 4,8% en 2022, en esta ocasión muy por encima de las demás capitales.

Por todo ello, aunque los PGE "se ajustan globalmente a la recomendación adoptada por el Consejo el 20 de julio de 2020", cuando los líderes desbloquearon el presupuesto de la UE para 2021-2027 y el fondo de recuperación, "se invita a España a revisar periódicamente el uso, la eficacia y la adecuación de las medidas de apoyo y estar preparada para adaptarlas según sea necesario a las circunstancias cambiantes", recoge la Comisión Europea.

Bruselas, no obstante, también pide a otros socios como Bélgica, Francia, Grecia, Italia y Portugal que las medidas presupuestarias de apoyo adoptadas para combatir los efectos de la pandemia no impidan preservar la sostenibilidad fiscal a medio plazo. Con todo, en líneas generales, aprueba los proyectos presupuestarios de los 27 socios sin excepción.

La mayoría de las medidas incluidas en los presupuestos "apoyan adecuadamente la actividad económica", ha señalado el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. Pero para lograr una recuperación fuerte y equilibrada "se requiere la rápida entrada en vigor de Next Generation EU a fin de restablecer la confianza, relanzar la inversión e impulsar reformas transformadoras con objeto de preservar nuestro planeta, construir sociedades más justas y lograr el éxito de la digitalización".

Gentiloni ha hecho "un llamamiento a los Gobiernos de la UE" a fin de que muestren "un profundo sentido de la responsabilidad para con sus propios ciudadanos y todos los europeos en este momento tan crucial. Llevemos a buen puerto este plan de recuperación", ha señalado en un momento en el que el fondo de recuperación y el presupuesto de la UE vuelve a estar encallado por la posible vinculación del desembolso del dinero a los principios del Estado de derecho.

Vigilancia

La Comisión, a través del Informe del mecanismo de alerta (AMR por sus siglas en inglés), una herramienta pensada para detectar potenciales inestabilidades, encuentra que mientras los desequilibrios macroeconómicos se reducían en términos generales hasta el estallido de la crisis, un puñado de 12 países, incluido España, vuelven a presentar ciertas oscilaciones debido al golpe de la pandemia. Por eso, Bruselas mantiene la vigilancia sobre estos 12 Estados miembros: Croacia, Chipre, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Portugal, Rumania, Suecia y, por último, España.

Los dictámenes sobre los proyectos de planes presupuestarios de la zona del euro para 2021 y las recomendaciones políticas para la zona euro son el segundo paso en el ciclo del Semestre Europeo de 2021, que comenzó en septiembre con la publicación de la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible (ASGS), explica el Ejecutivo comunitario. La ASGS, en un primer momento, proporcionó orientaciones estratégicas para los Estados miembros en la elaboración de sus Planes de Recuperación y Resiliencia para poder captar fondos europeos.

España, en el proyecto de PGE, aumenta el gasto social un 10% y prevé subidas de algunos impuestos indirectos y de los que gravan las rentas y patrimonios más altos, entre otros. La propuesta del Gobierno incluye dentro de la partida de gastos los 27.436 millones de euros provenientes de los fondos europeos para la recuperación tras la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar