Renta fija

Abertis coloca 1.250 millones en bonos híbridos al 3,25%

La compañía aprobó a comienzos de noviembre la emisión de 2.000 millones en deuda de este tipo

Abertis coloca 1.250 millones en bonos híbridos al 3,25%
REUTERS

Empresas y bancos aprovechan las buenas condiciones financieras de la recta final del año para acelerar su programa de financiación y captar recursos a precios activos después de las expectativas generadas por los buenos resultados de las vacunas contra el Covid-19. En este contexto Abertis ha retornado hoy al mercado de capitales. Dos meses después de haber colocado 600 millones en bonos con vencimiento en 2029, la compañía efectuado la primera emisión de deuda híbrida subordinada dentro de su programa de refinanciación aprobado el pasado mes de noviembre. La concesionaria ha captado 1.250 millones con un cupón anual del 3,25%. El apetito de los inversores se reflejó en la demanda que alcanzó los 5.250 millones, un interés que permitió rebajar el cupón a pagar en 50 puntos básicos pues la operación partía con un precio de 3,75%. La compañía destinará los recursos captados a la recompra de cinco emisiones por un total de 3.650 con vencimiento entre junio de 2024 y febrero de 2027.

Barclays, BNP, JP Morgan, BBVA, CaixaBank, GS, Citi, IMI, Santander, Natisix, Société Générale son las entidades colocadoras. Los bonos pagarán un cupón fijo cada 25 de feberero hasta febrero de 2026. Si no se canjea, el cupón se recalcula a un precio de mid swap (tipo de interés de referencia en el mercado interbancario libre de riesgo) más el margen inicial cada cinco años que parte desde los 25 puntos básicos. El emisor puede canjear los bonos en su totalidad pero no en parte en cualquier momento desde el 24 de noviembre de 2025 hasta el 24 de febrero de 2026.

La emisión de este martes se produce unos días después de que Fitch confirmara la calificación de Abertis. Según lo señalado por la agencia, la compañía dispone de una nota de BBB con perspectiva negativa. A comienzos de mes, el consejo de administración de la compañía aprobó un programa para la emisión de bonos híbridos, títulos convertibles que computan la mitad como deuda y la otra mitad como capital, por importe de 2.000 millones a medio plazo. En paralelo a esta decisión el consejo dio luz verde para el pago del 50% del dividendo pendiente. Según lo señalado por la compañía la nueva política financiera está diseñada para proporcionar margen adicional a Abertis para proteger los niveles deratingactuales y continuar el proceso de crecimiento del perímetro de la compañía, con operaciones como la reciente adquisición de la concesionaria Elizabeth River Crossings (Estados Unidos).

Pero Abertis no es el único emisor que acude hoy al mercado de deuda. Las empresas y bancos europeos están aprovechando el optimismo que impera en el mercado ante las expectativas generadas por las vacunas. Una semana después de que Pfizer sorprendiera a los inversores con el anuncio de que la vacuna en la que trabaja cuenta con una efectividad de más del 90% ayer fue el turno de Moderna. Esto ha sido el caldo de cultivo perfecto para que hasta nueve emisores hayan adelantado a hoy su apelación al mercado. En total está previsto que recauden cerca de 4.100 millones de euros, cuantía que elevaría el volumen semanal a los 8.500 millones.

Junto de Abertis con su oferta de deuda híbrida, el fabricante de cementos Lafarge Holcim colocó 850 millones en bonos a 10 años. A ellos se une la entidad francesa Société Générale con una emisión de 1.000 millones en deuda tier 2. Estas operaciones se producen en un momento en el que los costes de los préstamos para las empresas europeas y los emisores con alto grado de inversión se sitúan en niveles de diciembre de 2019.

"Todavía hay incertidumbre a corto plazo pues la mayoría de los estados europeos están inmersos en un cierre parcial", asegura a Bloomberg George Curtis, analista de crédito de Twenty Four AM. El experto considera que el mercado está mirando más allá de la situación que vive en la actualidad el Viejo Continente y se empieza a ver luz al final del túnel. "Creo que podemos seguir viendo alguna emisión oportunista de nombres más cíclicos y de menor calificación dado el actual apetito por el riesgo", añade.

Normas
Entra en El País para participar