CK Hutchison espera que su regateo no anule su apuesta por Cellnex

Con una participación del 5% en la compradora de sus torres, claramente asume que hay mucho margen de mejora

CK Hutchison espera que su regateo no anule su apuesta por Cellnex
REUTERS

Li Ka-shing ha hecho una inteligente apuesta de ida con las torres de telefonía móvil Al vender 24.600 torres al gigante de las adquisiciones Cellnex Telecom por 10.000 millones de euros, el magnate de Hong Kong está aprovechando la demanda de los inversores en activos de infraestructura. Al recibir un pago parcial en acciones de Cellnex, también podrá saborear cualquier valoración al alza.

En sus términos más simples, Li’s CK Hutchison ha tomado una buena decisión. A 365.000 libras (406.000 euros) por torre, Cellnex está pagando un 35% más que cuando compró 7.400 instalaciones en el Reino Unido de Arqiva hace un año.

Ello probablemente explica por qué el grupo con sede en Barcelona está pagando 1.400 millones de euros de la factura final en nuevas acciones, en lugar de dinero en efectivo. Sin embargo, dejando de lado el componente de las acciones, Cellnex sigue renunciando a lo que parece una prima del 16%.

Con las infraestructuras de CK Hutchison, Cellnex contará con 103.000 postes en 12 países europeos, lo que la convierte en una de las empresas de telecomunicaciones más importantes del continente. Por eso el presidente, Franco Bernabé, calificó el acuerdo de “transformacional”. También es la razón por la que la compañía de 26.000 millones de euros podría haber mostrado tanto entusiasmo.
Dado que casi dos tercios de los nuevos emplazamientos se encuentran en el Reino Unido e Italia, donde Cellnex ya opera, hay margen para el ahorro, ya sea duplicando los equipos de mantenimiento o cargando torres individuales con kits de múltiples operadores.
Cellnex omitió detallar cómo se acumularían tales sinergias, más allá de los 970 millones de euros de ebitda adicional estimados para 2028, momento en el que ha prometido desembolsar otros 1.400 millones de euros para construir 5.250 torres más.

JP Morgan estima que en el primer año el impulso del ebitda es más probable que sea de alrededor de 640 millones de euros, lo que sugiere un múltiplo de valoración superior a 15 veces. Eso también es impactante cuando se compara con las aproximadamente 12 veces el ebitda que Cellnex ha pagado anteriormente.

Los Li esperan sin duda que su duro regateo no anule la segunda mitad de su apuesta. Las acciones de Cellnex han subido más del 50% este año y se han triplicado desde principios de 2019. Con una participación del 5%, Hutchison claramente asume que hay mucho margen para mejorar.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías