Comercio electrónico

Glovo invertirá 20 millones en 2021 para depender menos de la comida y competir con Amazon

La empresa española reforzará su red logística con 100 almacenes propios para entregar todo tipo de producto en las grandes ciudades en un plazo de 35 minutos. Cerrará más acuerdos con comercios y fabricantes de artículos de consumo

 Repartidor de la empresa Glovo.
Repartidor de la empresa Glovo.

Glovo ha dejado claro hoy que quiere ser mucho más que un referente en la entrega de comida a domicilio. La compañía anunciado hoy que invertirá 20 millones de euros en 2021 para depender menos de los pedidos de restauración y liderar lo que llama la tercera generación del comercio, o el Quick Commerce, basado en la entrega ultrarápida (en menos de 35 minutos) de todo tipo de productos dentro de la ciudad y competir así con empresas como Amazon. Para ello, Glovo ha creado una nueva unidad de negocio, Q-commerce, con más de 100 profesionales, que centralizará en España la estrategia y el desarrollo tecnológico a nivel global.

“El objetivo es ofrecer un servicio de comercio electrónico tan inmediato como abrir el grifo de casa y que salga agua. Queremos ser la plataforma número uno de comercio local on demand, conectando a los usuarios no solo con restaurantes sino con supermercados y con cualquier establecimiento de su ciudad, incluyendo tiendas de juguetes, electrónica y videojuegos, regalos, belleza o perfumería”, ha dicho Daniel Alonso, director general global de dicha unidad.

Alonso ha explicado que para lograrlo se apoyarán en tres verticales. El primero, la logística, para lo que pondrán en marcha una amplia red de dark stores, almacenes propios situados dentro de las ciudades donde preparan los pedidos. Ya tienen 22 en Europa (9 en España) para su servicio de supermercado Glovo Market pero quieren llegar a los 100 para finales de 2021, haciendo mucho énfasis en Europa y Latinoamérica, y con uno en Kenia (África).

“Estos dark stores, que son locales en alquiler donde tendremos pickers en plantilla preparando los pedidos, son los que nos permitirán garantizar esas exigencias de tiempos de entrega”, ha añadido durante una rueda de prensa Clara Moreno, responsable de la unidad que gestiona estos almacenes.

Almacenes a disposición de comercios

Glovo también pone sus dark stores a disposición de comercios y fabricantes de producto que quieran ofrecer a sus clientes el Quick commerce, y será ella quien haga un stock alternativo de sus productos. “El objetivo es convertirnos en un canal para empresas de gran consumo, y ya tenemos acuerdos con algunas como L’Oreal o Unilever”, ha señalado la directiva.

El segundo vertical es la alimentación. Glovo ya colabora con grandes cadenas de supermercados como Dia, Carrefour, Alcampo o Walmart, y el objetivo es seguir extendiendo estas alianzas a lo largo del próximo año. “Esto permite tanto a grandes cadenas de supermercados como mercados tradicionales poder entregar sus productos a cualquier punto de la ciudad en tiempos récord”, ha insistido Alonso.

Por último, el tercer vertical es el retail, que incluye alianzas con firmas como Douglas y Clarel o con El Corte Inglés. “Queremos ser un canal más de los minoristas y aquí es donde vamos a invertir más agresivamente. Nuestro objetivo es poner un centro comercial en tu bolsillo, ofrecer una compra ultrarápida de los productos más demandados en el día a día (electrónica, belleza, moda, parafarmacia o papelería, entre otros), al mismo precio que en el comercio y sin gastos de envío para los usuarios de nuestro servicio de suscripción Glovo Prime, que cuesta 7,99 euros al mes”, ha precisado el directivo. Glovo obtendrá en este caso su beneficio del cobro de una pequeña comisión al comercio y por los ingresos que logre de sus usuarios de Glovo Prime.

Alonso ha precisado que la inversión de 20 millones será destinará sobre todo a los dos últimos verticales, “porque la unidad de dark store contará con su propio presupuesto”. La inversión se destirá fundamentalmente a marketing y a reforzar el equipo humano.

Alonso, que ha recordado que hoy el 60% de los ingresos de Glovo proviene del reparto de comida a domicilio, el 30% del supermercado y el 10% del retail, ha avanzado que la compañía espera que los tres verticales citados le permitan alcanzar unos ingresos mensuales de 40 millones de euros para finales de 2021, el doble que en 2018 (últimas cuentas reportadas), y que 10 millones provengan del retail.

Mismos ‘riders’, con más trabajo

Los directivos de Glovo no han querido hacer declaraciones respecto al cuestionado modelo laboral de sus riders y a futuras contrataciones de los mismos, después de que el Supremo sentenciara recientemente que son falsos autónomos y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social regularizara a 11.000 repartidores de Glovo y obligara a la compañía a pagar 16,2 millones en cotizaciones sociales no abonadas.

Preguntados sobre si con la nueva estrategia planean ampliar la red de riders que tiene hoy la compañía, Alonso ha dicho que no creen que vaya a ser necesario. “Lo afrontaremos, en principio, con la misma flota; lo que sí prevemos es que los riders tengan más horas de trabajo, puesto que los nuevos pedidos compensarán muy bien nuestras horas valle”.

Normas
Entra en El País para participar