_
_
_
_
Renovables

Capital Energy prepara su salida a Bolsa con una ampliación de capital

Quiere fondos para desarrollar su cartera de 30 gigavatios

El éxito de Soltec ha abierto el camino a otras empresas del sector renovable para emplear la Bolsa como fórmula de financiación. Capital Energy, creada en 2002 por el empresario Jesús Martín Buezas, está en contacto con varias entidades de banca de inversión para diseñar su desembarco en el mercado bursátil a través de una ampliación de capital, según explican fuentes financieras.

Capital Energy necesita fondos para desarrollar su cartera de energía renovable, en su mayoría proyectos eólicos pero también solares, por 30 gigavatios de potencia. Prevé inversiones por 10.000 millones en los próximos cinco años, y empleará todas las fórmulas a su alcance, incluido el mercado de deuda cotizada. Hasta ahora, se ha centrado en diseñar proyectos pero no en ponerlos en marcha. Y necesita dinero fresco.

El boom de las energías verdes está en pleno desarrollo y la empresa, fundada hace casi 20 años, lo tiene todo prácticamente listo para salir a jugar con los grandes. Su gran activo está es la cartera para desarrollo (greenfield), en la que seis gigavatios ya disponen de permiso y conexión.

El único accionista, Jesús Martín Buezas, ha barajado la entrada de un socio financiero (un private equity) que inyectara el capital necesario para potenciar los fondos propios y lograr después financiación, bien bancaria, bien a través del mercado de capitales. Pero esta idea ha sido aparcada, o al menos ha perdido fuerza, ante la expectativa de una salida a Bolsa, con el ejemplo de Soltec, que ha logrado 150 millones de euros de capital sin necesidad de dar entrada a ningún socio con una participación significativa. Este es el escenario más probable ahora, aunque todavía no está decidido al 100%, y para ejecutarlo ya ha comenzado negociaciones con distintas firmas de banca de inversión. UBS es una de las entidades seleccionadas, según las fuentes financieras consultadas.

Francisco Clemente, director general corporativo de Capital Energy.
Francisco Clemente, director general corporativo de Capital Energy.

"La sociedad ya está en contacto con las más relevantes instituciones financieras nacionales e internacionales, que han mostrado un significativo interés en apoyar su proyecto. A la vista de la buena acogida percibida en estos primeros contactos, Capital Energy es optimista de cara a lograr la financiación que requiere el desarrollo de su plan de negocio", confirma a CincoDías Francisco Clemente, director general corporativo de la empresa. También incluye en su estrategia el estreno en el mercado de bonos.

En las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil, correspondientes a 2018, la empresa obtuvo un beneficio de 10,9 millones gracias a unos ingresos financieros de 14,7 millones en dividendos de una de sus filiales, Capital Energy Solar Eólica. Su deuda financiera a cierre de ese ejercicio era de tan solo 3,7 millones, con varias entidades como Banca March, Liberbank, BBVA, Banco Sabadell, Bankinter, Banco Santander y EBN Banco.

La plantilla se dispara

Las necesidades de inversión son cuantiosas para desarrollar los planes que tiene proyectados, muy superiores a la capacidad actual de obtener liquidez por parte de la empresa. Las entidades financieras han pedido, antes de lanzarse a financiar los proyectos, que refuerce sus fondos propios. Estos eran de tan solo 21,6 millones de euros a finales de 2018, según las cuentas recogidas en Insight View.

En su página web, Capital Energy revela que cuenta en España con 160 proyectos eólicos pendientes por 8.500 megavatios y otros 50 proyectos con 4.426 megavatios solares. En Portugal, la cifra baja a dos proyectos con cerca de 100 megavatios.

"Capital Energy está trabajando intensamente, no solo para dotarse de los recursos humanos en la cantidad y calidad necesarias, sino también para obtener la financiación que requiere dicho plan de negocio. La compañía está analizando un amplio abanico de instrumentos y alternativas de financiación a corto, medio y largo plazo", señala el director general corporativo de la empresa.

La plantilla de la compañía, ante todo el trabajo que le queda por hacer, se ha disparado en los últimos ejercicios. Ha pasado de los 41 empleados de cierre de 2018 a los más de 270 actuales, que se encuentran en 12 oficinas en España y Portugal. Su previsión es cerrar este año con más de 310 empleados y alcanzar los 450 en 2021.

Nuevo plan, consejo y comercializadora

 

Filial. Ya en las cuentas de 2018 la compañía afirmaba la intención de lanzar una filial dedicada a la comercialización de electricidad. Un proyecto que ha culminado este mismo año. Este es un punto importante de su ambicioso plan estratégico, que plantea invertir 10.000 millones en renovables españolas en cinco años. Otro de los pasos que ha dado recientemente ha sido el cambio de su imagen de marca.

 

 

Consejo. Capital Energy ya se ha dotado de un consejo adecuado para su eventual debut en Bolsa. Jesús Martín Buezas se mantiene como primer ejecutivo, como vicepresidente. Juan José Sánchez es CEO, mientras que el director general corporativo es Francisco Clemente. También ha incoporado a

Juan Lasala, ex consejero delegado de Red Eléctrica, como presidente no ejecutivo y a dos consejeros dominicales (Paula Martínez y Spring Breeze SL) y dos independientes (Laura Muries y Covadonga Soto).

 

 

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_