Distribución

Dia reduce a la mitad las pérdidas hasta septiembre con una mejora de ventas del 2,2%

La compañía de supermercados pierde 246 millones en los nueve primeros meses del año castigado por la depreciación del real brasileño

Dia reduce a la mitad las pérdidas hasta septiembre con una mejora de ventas del 2,2%

El grupo de supermercados Dia continuó en el tercer trimestre con la mejora de ventas vista durante el resto del ejercicio 2020, como también en algunas de las variables que miden la rentabilidad de sus operaciones. Sin embargo, el impacto negativo del efecto divisa en Brasil y una elevada factura financier , que ahora quiere renegociar con sus acreedores, y un abultado coste en amortizaciones siguen lastrando el resultado neto de la compañía.

Entre enero y septiembre Dia acumula unas pérdidas de 246 millones de euros, la mitad de los números rojos que registró en el mismo periodo del año pasado. En lo referido al tercer trimestre  estos fueron de 58,2 millones, un 32% menos, que la compañía explica por el efecto monetario adverso registrado en Brasil. En lo que va de año Dia cifra en un total de 83,4 millones este impacto, derivado de una depreciación del 23% en el real brasileño. También sufre un efecto parecido con el peso argentino, que ha perdido un 34,6% de su valor en el último año. En total, las diferencias negativas de cambio que arrastra Dia se elevan a los 90 millones.

Algo que no hace otra cosa que engordar su ya de por sí elevada factura financiera, que también lastra el camino de la compañía hacia la rentabilidad. En los nueve meses del año el resultado financiero neto es negativo en 160 millones, con un gasto por el pago de intereses de la deuda de 36,6 millones durante ese periodo a los que se suman otros gastos financieros por 19,1 millones, lo que resulta en unos gastos mensuales de algo más de seis millones relacionados con los costes de refinanciación. Como adelantó CincoDías el pasado lunes, Dia, Letterone y la banca acreedora han comenzado a negociar una renegociación de la deuda financiera de la compañía, que a cierre del tercer trimestre era de 1.250 millones, 72 por debajo de la que tenía al cierre del ejercicio 2019. Unas conversaciones en las que se maneja la posibilidad de que Letterone, propietario del 75% del capital del grupo, capitalice los cerca de 200 millones de euros que le adeuda la compañía, y que los bancos liderados por Santander y BBVA extiendan los plazos de vencimiento.

La compañía indica en su informe trimestral, como ya hizo el pasado lunes en un comunicado remitido a la CNMV, que "se encuentra en negociaciones (...) en relación a un acuerdo global sobre su estructura financiera y de capital a largo plazo que permitiría al equipo directivo enfocarse en el cumplimiento del plan de negocio. A fecha de hoy no se ha alcanzado acuerdo alguno".

Al efecto divisa negativo y a la factura financiera hay que sumar también el elevado coste en amortizaciones, derivado del cierre de tiendas y de los deterioros acometidos durante el ejercicio. Esta partida se eleva a casi 330 millones en el conjunto del ejercicio, de los que 104 fueron registrados en el tercer trimestre. Entre enero y septiembre Dia ha cerrado 76 tiendas en España, 10 en Portugal, 24 en Argentina y 104 en Brasil, incluida la venta de un paquete de establecimientos. Además ha cerrado 120 establecimientos de Clarel en España.

Ebitda y ventas

A la espera de poder disminuir costes, Dia continúa mejorando los ingresos. Estos crecieron un 2,5% durante el tercer trimestre hasta 1.679,2 millones. En el conjunto del año aumentan un 2,2%, quedando en 5.194,5 millones, un 2,2% más. En términos comparables la subida es del 7,9%.

Algo que le permite también mejorar su ebitda de forma significativa en lo que va de ejercicio. Este alcanza los 258 millones, un 171% más que en los nueve primeros meses de 2019. SIn embargo, esa mejora no se reflejó en el tercer trimestre, con un ebitda de 81,1 millones que supone una reducción del 0,8% respecto al mismo periodo de 2019, al sufrir unos mayores costes de reestructuración, de personal y de explotación y arrendamientos.

"Dia ha registrado un buen trimestre en términos de ventas, a medida que la transformación en curso sigue avanzando y mejora la percepción y la experiencia del cliente en nuestros establecimientos con más productos frescos, tiendas mejor gestionadas y una atractiva gama de productos de marca propia", valora en un comunicado el presidente ejecutivo de Dia Stephan Ducharme. "Estamos siguiendo de cerca el impacto de las nuevas medidas de confinamiento por la Covid-19, aprovechando las lecciones aprendidas durante la primera ola y estamos listos para apoyar las cambiantes necesidades de nuestros clientes, relacionadas con el aumento del consumo en el hogar y la mejora de nuestra oferta de comercio electrónico y servicio de envío express", añade.

Normas
Entra en El País para participar